jueves, 10 de diciembre de 2015

CIERRA TAZÓN AZTECA TEMPORADA 2015

Por Gael González Flores
México (Aunam). Con la temporada 2015 recién terminada y con los Auténticos Tigres como nuevos campeones, se celebró en el estadio Olímpico Universitario la edición número LXII del Tazón Azteca con los mejores jugadores de la ONEFA y los All American Eagles de Estados Unidos.

La Selección Mexicana compuesta en su mayoría por jugadores de los dos finalistas se preparó con el objetivo de recuperar dicho trofeo, ya que, en las últimas tres ediciones, el representativo estadounidense se coronó.

Sin embargo, el inicio no fue el esperado para el cuadro dirigido por Raúl Rivera. Luego de ganar el volado y de una primer serie ofensiva infructífera, el poder ofensivo norteamericano detonó. Inmediatamente después de que su mariscal de campo tocó el campo, lanzó el ovoide hasta las manos de Gage Corner, quién, sin presión alguna, entró a la zona prometida del equipo mexicano.

La reacción de la escuadra nacional llegó hasta el segundo periodo. Luego de ser superados por el equipo de las barras y las estrellas, el coach Rivera cambió a su Quarterback y, enseguida, dio resultados. Después de una serie de carreras, el mariscal de campo de la Universidad Anáhuac, David Orozco, realizó un acarreo personal para entrar a la zona prometida del cuadro visitante y romper el cero del lado mexicano. El encuentro se empató luego del punto extra realizado por Alan Paoli.

Con el partido empatado, los jugadores mexicanos salieron con mayor confianza para la segunda mitad. A pesar del intenso golpeo del cuadro visitante, el equipo nacional no se amedrentó y consiguió una excelente posición en el campo de juego.


La perseverancia dio frutos para los locales quienes gracias a un excelente pase de David Orozco, atrapado por Marcelo González, obtuvo la ventaja por primera vez en el juego.

Sin embargo, el orgullo estadounidense se reflejó de nueva cuenta en el emparrillado. Con el inicio del último periodo, los jugadores visitantes recuperaron el ovoide, así como, posición en el terreno de juego. Con el pasar de los primeros minutos la ofensiva norteamericana se aproximó con peligro a la zona prometida mexicana.

A pesar de los gritos de apoyo de la afición para la defensiva local, el mariscal de campo visitante conectó un pase corto directo a las manos de Michael Vannucci para emparejar el encuentro con todo el último cuarto por jugar.

Con una nueva posesión ofensiva, el equipo mexicano trató por todos los medios llegar de nueva cuenta a las diagonales enemigas, sin embargo, fueron detenidos y no tuvieron otra opción que “encomendarse” al pie de Alan Paoli. El apodado “italiano” no los defraudó y conectó un gol de campo de 35 yardas para recuperar una ventaja que sería la definitiva.

Al estar arriba en el marcador, el público que llenó gran parte del estadio comenzó a ejercer presión sobre el cuadro de las barras y las estrellas. Una captura de quarterback y diversas desatenciones en la línea de golpeo fueron los resultados que ocasionó la afición.

En los minutos finales las ofensivas de ambos cuadros comenzaron a enfrascarse en una lucha en el medio campo. Sin poder traspasar más allá de la yarda 40 el tiempo se consumió dando como ganador, luego de 6 años, al conjunto tricolor.











Bookmark and Share

0 comentarios: