martes, 27 de octubre de 2015

PRESENTAN AYOTZINAPA. LA TRAVESÍA DE LAS TORTUGAS

De izquierda a derecha: Mario Manterola, Lorena Villa, José Luis Tapia, Arturo Chávez, Vania Pigeonutt, Javier Sicilia y Lourdes Zariñana.
Por Mónica Santos Vargas
México (Aunam). La presentación del libro Ayotzinapa. La travesía de las tortugas. La vida de los normalistas antes del 26 de septiembre de 2014, estuvo a cargo de los periodistas Mario Manterola, Lorena Villa, José Luis Tapia y Vania Pigeonutt; quienes formaron parte del proyecto Marchando con Letras, colectivo de periodistas independientes.

También se contó con la presencia de Arturo Chávez (coordinador del Centro de Estudios Sociológicos) y Javier Sicilia (poeta, periodista y activista). Todos dieron sus opiniones acerca de la elaboración del libro.

José Luis Tapia afirmó que fue el proyecto más personal en el que ha colaborado. Aceptó que hubo dificultad para reportear, escribir, entregar y luego decir adiós. “No fue posible desprendernos del ser humano que somos y dejarlo todo en una nota más. […] No por sentir dejamos de ser periodistas por estar del lado de las víctimas, menos en un país en donde todos somos víctima de alguna manera”, dijo.

Continuó Lorena Villa: “Es imposible dejar de hablar de este tema. [..] Como periodistas, fotógrafos y editores; quienes conformamos Marchando con letras nos propusimos hacer preguntas en medio de todo este caos. No pretendemos esclarecer lo que hasta la fecha sigue siendo un misterio ¿dónde están? Nuestra pregunta ya no fue ni la desesperanzadora, sino ¿quiénes son estos 43?”, explicó y comentó que ese número de debe convertir en rostros.

La siguiente participación estuvo a cargo de Mario Manterola, reportero de Récord y TV Notas, comentó: “Este libro ayuda a eso. A identificar quienes eran esos 43. […] Para aquellos que se encuentran marchando, haciendo pintas con el número 43 para que identifiquen ustedes ¿Quiénes eran esos 43? Para que sepan que el 43 no solamente es un número que simboliza un movimiento social. El 43 son 43 historias, 43 vidas que se vieron interrumpidas”. Recalcó que saber lo que está pasando en el país, es una situación que le puede pasar a cualquiera.

Después, Vania Pigeonutt, corresponsal de El Universal reconoció que el periodista debe ser objetivo, pero también es consciente. “Este libro es para hacer memoria”.

“En estos momentos estamos viviendo una represión selectiva, que puede llegar a ser colectiva. […] A mí me preocupa mucho como periodista, no me quito la línea del periodista pero también soy ciudadana, también soy ser humano, tengo familia en Guerrero”.

Comentó que a algunas personas no les interesaba el libro y que aún hay dudas sobre lo que pasó el 26 de septiembre, por qué fueron en camiones entre otros. “En nuestro caso, no podemos dejar de escribir de ellos y yo creo que en el caso de todos los demás, no debemos dejar que se olviden esas personas”, finalizó.

Después, tomó la palabra el periodista Javier Sicilia, quien mencionó: “Un país sin memoria, es un país con alzheimer social. Y un país enfermo de memoria es un país que está va a estar condenado a repetir el horror”.

Consideró que las historias son dolorosas pero molesta que el movimiento se reduzca a 43. También mencionó que no hay un acontecimiento político que resuelva la problemática del país.

“Hacer que Ayotzinapa sea la punta de lanza de todas las víctimas y del trauma terrible que está viviendo esta nación. […] Hacen falta más libros de esto, hacen falta más historias”, concluyó.

Por último, el coordinador del Centro de Estudios Sociológicos, Arturo Chávez explicó que “La travesía es eterna en todo el país”, relacionando parte del título del libro con la situación por la que está atravesando el país.

Las víctimas y victimarios son gente normal, explicó la importancia del libro: “Esto es lo valioso del libro que son historias de vida cotidiana, de seres humanos como ustedes o como nosotros o como cualquiera. Donde hay historias de amor, hay sueños por realizar, hay familias con conflictos pero también con hermandad y con fraternidad. […] No nos habla de historias de muerte, porque atrás de cada acto de barbarie hay historias de vida”, finalizó.






Bookmark and Share

0 comentarios: