lunes, 25 de mayo de 2015

SEGURIDAD, PRINCIPAL OFERTA PARA INCREMENTAR EL CONSUMO ELECTRÓNICO

Se consolida nueva forma de comercio; reduce fronteras, elimina barreras culturales y acorta distancias
Por Patty Iturbe
México (Aunam). La respuesta positiva que los compradores de bienes y servicios vía electrónica han mostrado hacia esta nueva forma de comercio mundial en los años recientes generó una nueva dinámica de las empresas para inclinar sus actividades al ciberespacio, reveló la Asociación Mexicana de Internet (Amipci) en su más reciente reporte.


Esto ha sido posible debido al auge en la innovación y el uso masivo de dispositivos tecnológicos y la Internet, lo que permite a los comerciantes ofrecer búsquedas prácticas, rápidas y eficientes en sitios virtuales y reducir costos respecto del comercio tradicional. El cliente, por su parte, se beneficia, pues consigue precios menores, promociones y, sobre todo, comprar desde la comodidad del hogar u oficina mediante tarjetas de crédito.

La Amipci agrupa a las empresas mexicanas que participan en el desarrollo de la industria de Internet con el objetivo de realizar estudios acerca de las actividades en línea de los mexicanos; esta investigación, iniciada en 2004, orienta y favorece el crecimiento del uso de la Internet en el país.

De los 45 millones de internautas que se calcula existían en México en 2012, 37 por ciento ha realizado compras por Internet de acuerdo con Estudio de Comercio Electrónico México 2013 realizado por la Amipci.

Aun con este relativamente bajo porcentaje, según el mismo estudio, 143 empresas reportaron que sus ingresos por ventas por Internet en 2013 fueron de 121.6 millones de pesos, 42 por ciento más respecto de 2012, cuando sus ingresos mediante el e-cmmerce representaron 85.7 millones de pesos.

El crecimiento del e-commerce, como se le conoce también a esta nueva forma de comercio electrónico, ha generado ganancias, puesto que en 2014 los empresarios obtuvieron ventas por 9 mil millones de dólares, de acuerdo con Mauricio Braverman, vicepresidente ejecutivo de la Amipci.

Aun cuando estas cifras demuestran que no es tan amplio el número de compradores por la red, más y más personas recurren a ella y su respuesta ha sido positiva. Esto ha generado una nueva dinámica de las empresas para inclinar sus actividades al ciberespacio.

Pero para incrementar el consumo vía electrónica se requiere que las empresas ofrezcan seguridad a los consumidores. Para fomentar esta confianza, cada día se ponen en marcha medidas de seguridad más eficaces a fin de proteger los datos y las cuentas bancarias del consumidor, puesto que la mayoría de los métodos de pago son con tarjeta de crédito.

Introducir el número y código de la tarjeta de crédito cada vez es más confiable, debido a las herramientas generadas para la detección de hackers o intrusos que deseen hacer mal uso de las cuenta de los clientes.

En la medida en que los desarrolladores de negocios en línea reduzcan la desconfianza del comprador se incrementará la venta de productos y servicios en sitios web.

Estos son elementos fundamentales para el conocimiento de los compradores, puesto que empresas bancarias y especialistas han elaborado programas de computadora con nuevos mecanismos de pagos que contienen candados y restricciones lo que permiten comprobar que quien hace la compra es el dueño del plástico.

Además se ha creado el sello de confianza, proporcionado por la Amipci, que sirve para conocer los negocios virtuales que cumplen con la normatividad en materia de privacidad de la información. Con el fin de dar una mayor confianza a los clientes se marcan qué negocios están establecidos legítimamente.

En la constante búsqueda de mecanismos para promover e incrementar las ventas por Internet, los comercios han agregado a sus estrategias y tácticas promocionales que permiten a los internautas percibir que son recompensados por participar en esta nueva forma de comercio mundial que reduce fronteras, elimina barreras culturales y acorta distancias.

Las promociones utilizadas con mayor frecuencia por las empresas representan 64 por ciento por descuentos, 48 por envíos gratis, 45 por ciento corresponde a compras a meses sin intereses y en menores porcentajes están 27 por ciento en obsequios y 16 por ciento en reembolsos. Estas tácticas incrementan 19 por ciento las ventas para los comercios, de acuerdo al estudio referido.

Ciertos eventos o festividades dan pauta al acelere de las compras electrónicas, de tal modo que las fiestas navideñas, el Día de las Madres y la temporada previa a diciembre son las más propicias para las compras entre los cibernautas.

Los meses con mayor tráfico de ventas en 2013 fueron diciembre, con 22 por ciento; mayo, 18 por ciento, y noviembre, 12 por ciento.

Desde la perspectiva de las empresas, Internet representa una forma más práctica y sencilla de dar a conocer nuevos productos y reducir costos, puesto que ya no es necesario rentar un local y contratar personal. De ese modo se aligera la infraestructura, se facilita la organización en la operación, la posibilidad de ser ubicado por más clientes es mayor, y la difusión de la información aumenta gracias a las plataformas sociales; esto es gracias a los principios del e-commerce accesibilidad, practicidad, seguridad, oportunidad, servicio y soporte.

Sin duda, esto beneficia también a las pequeñas y medianas empresas, pues les abre la oportunidad de incursionar en un nuevo mercado a bajo costo en la medida en que no cuentan con los vastos recursos de las trasnacionales para generar un mayor impacto de su giro en el mercado.

Una sociedad sumergida en la Internet y el auge de los dispositivos móviles conocidos como gadgets , cuyo uso es constante, aceleran el consumo virtual. Asimismo, las constantes innovaciones en la Internet con respecto a la compra/venta de elementos, ha transformado el comercio convencional y propiciado nuevas características y opciones a los consumidores.

Una última razón por la cual los comercios virtuales han consolidado a sus clientes o lograr que nuevos compradores transfieran sus compras a un ámbito online es la publicidad mediante banners en buscadores, portales y gestión de perfiles de redes sociales, así como el uso de los espacios que estas plataformas ofrecen a los negocios, donde los usuarios dedican varias horas diarias.

Además de los beneficios obtenidos por esta vía, el lugar donde te encuentres ya no es importante, sólo es fundamental el acceso a la red; por medio de la computadora es sencillo navegar y encontrar los artículos deseados, seleccionarlos y comprarlos.




Bookmark and Share

0 comentarios: