jueves, 16 de octubre de 2014

PODER DE LIBERTAD DESDE EL PSIQUIÁTRICO


  • El trabajo de reconocida artista pop minimalista en el país
  • Sus diseños han sido influencia de grandes como Andy Warhol y Claes Oldenburg
Por Gloria Betsabe Piña Espinoza
México (Aunam). Entre luces, lunares coloridos y excéntricos escenarios, el Museo Rufino Tamayo presentará a partir del 26 de septiembre y hasta el 18 de enero del 2015, un recorrido retrospectivo por algunas obras de la artista japonesa Yayoi Kusama.

Por primera vez en México, se puede vislumbrar el simbolismo pop de las más de 100 obras de una de las pioneras de ésta rama artística, basadas en las alucinaciones que ha padecido durante toda su vida.

Obsesión infinita, es el nombre de la exposición curada por Frances Morris y Philip Larrant-Smith, la cual permite conocer las múltiples facetas de Kusama en el arte desde sus inicios en 1950 y hasta la actualidad.

El devenir histórico de su trabajo revela lo apasionante y excéntrica que es la personalidad de la pintora, pues desde sus inicios en las parcelas del arte rechazó la tradición japonesa para adentrarse al mundo neoyorkino, en donde encontró la permisión libre y salvaje de los movimientos hippies.

Durante su estancia en Estados Unidos, Yayoi participó en múltiples manifestaciones y protestas políticas y se le proclamó líder del movimiento avant-garde.Causó furor en los 60´s al participar y ser organizadora de happenings en Central Park, donde se utilizaba la desnudez como arma de protesta contra la guerra de Vietnam. Incluso ella misma envió una carta a Richard Nixon con la petición de terminar los ataques bélicos y a cambio ella le ofrecía una noche de placer sexual.



Fue pionera del art pop, antecesora de grandes como Andy Warhol, ambos experimentando a partir de la repetición de patrones, Kusama influenciada en sus alucinaciones y Warhol como crítica a la sociedad consumista.

Desde 1977 como decisión de ella misma, ingresó a un hospital psiquiátrico de Japón en el que continúa trabajando actualmente en la proyección de su estética artística.

En 2010 colaboró con Louis Vuitton en la colección Dots Infinity, donde varias prendas y accesorios de la marca se envolvieron de lunares para hacer alusión a la técnica de la artista japonesa.

En obsesión infinita son once las salas que permiten conocer sobre la vida y obra de la artista, con una colección que ésta conformada por pinturas, videos, esculturas y piezas informacionales del pasado de Yayoi Kusama, quien logró sobresalir en el arte cuando parecía un espacio liderado por hombres.




Bookmark and Share

0 comentarios: