jueves, 11 de septiembre de 2014

SE VENDEN TRADICIONES, CULTURA Y FOLKLORE

Por Yazz Rodríguez
México (Aunam). La riqueza cultural que posee México ha provocado que sea conocido como “El Cuerno de la Abundancia”. Tenemos la fortuna de poseer diversidad de flora, fauna, lugares turísticos, pueblos mágicos, características físicas, tradiciones, costumbres y artesanías.


A lo largo y ancho del país se elaboran cuidadosamente y bajo un proceso particular diferentes artesanías, las cuales adoptan un valor elemental en la cultura; no sólo por representar el trabajo de muchas familias mexicanas que han transmitido esta labor como tradición, también porque estos objetos, por más pequeños que parezcan, tienen impregnado en cada una de sus costuras, texturas, colores y tamaños parte de la identidad de los pueblos donde surgen.

No es necesario visitar cada uno de los estados de la República para conocer las artesanías que los personifican. En el Distrito Federal existe un lugar llamado La Ciudadela, en donde se pueden encontrar un sinfín de objetos artesanales que roban la atención desde el primer momento.

Ubicada en Balderas y Plaza de la Ciudadela 1 y 5, colonia Centro, a unas cuantas cuadras del metro Balderas. Este lugar fue fundado por un grupo de artesanos mexicanos provenientes de más de 22 Estados de la República hace más de 47 años, actualmente abre sus puertas de 10 hasta las 19 horas.

Conformado por 355 locales, un área de comida y una impecable distribución, este mercado ofrece a cualquiera de sus visitantes un poco más sobre las tradiciones de México.


Además las particularidades de los objetos que nos representan a nivel internacional y principalmente la oportunidad de conocer el proceso para elaborar cada una de ellos y comprender de esta manera el porqué todos los productos artesanales tienen precios que muchas veces parecen elevados; aunque en realidad, el precio representa todo el esfuerzo puesto en esas artesanías.

En este lugar se elaboran artesanías como vidrio soplado, talavera, platería, joyería y piezas en piedra de ónix, madera, cuarzo o concha, accesorios de piel y cuero, bolsas, alebrijes, instrumentos y juguetes de madera, ropa típica como guayaberas, sarapes, sandalias y hasta cobijas; además de barro, textiles decorados a mano, velas, carpetas, manteles, dulces típicos y herrería, por mencionar algo de la belleza y variedad de productos.

Familias completas día a día trabajan bajo la filosofía de transformar materia prima y materiales en expresiones artísticas que han sido heredadas desde mucho tiempo atrás, y se han ido adaptando a los gustos y preferencias de sus clientes favoritos, de las mismas tendencias de moda y nuevas ideas creativas que se modifican generación con generación.

Esto no sólo lo hacen con el fin de ofrecerle un futuro mejor a sus familias, también para dejar un poco de ellos y de la riqueza mexicana plasmado en todo lo que manufacturan los 365 días del año.

Es importante tener la curiosidad respecto a lo que hay detrás de las artesanías, así sea un juguete de madera, una pulsera o un juego enorme de talavera; para rescatar nuestras tradiciones, el folklore y el porqué detrás de cada una de las artesanías y las modificaciones que el mundo moderno han traído a estos objetos.

México es tradición, color, y riqueza cultural reflejadas en las artesanías. Cada día, La Ciudadela recibe un poco más de 2, 000 visitas, por la cercanía que tiene con el corredor Reforma-Alameda.







Bookmark and Share

0 comentarios: