lunes, 6 de mayo de 2013

REPRE AZUL ´97 VUELVE A LA SENDA DEL TRIUNFO ANTE ESLOVAKIA

Por Alberto Martínez Escamilla
México (Aunam). El duelo entre Representativo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Azul ´97 y la Escuela de Fútbol de Eslovakia, culminó con una goleada de 8-1 a favor de la escuadra local, en el Campo 1 de Ciudad Universitaria.

Todo estaba listo para el inicio del duelo entre Repre Azul y Eslovakia, posición 2 y 9 respectivamente en la tabla general, los taqueros y el vendedor de papitas buscaban ofertar sus productos, en la grada se acomodaban los aficionados, llevaban sus tambores y panderos, para alentar a sus jugadores, en la cancha los equipos se reunían, cada uno por su lado, ambos gritaron su porra y se ubicaron en el lugar que cubrirían en el campo a lo largo del partido.

La escuadra visitante fue la encargada de abrir el juego, al escuchar el silbatazo del árbitro dieron el primer toque e intentaron atacar de forma inmediata el arco felino, sin embargo, no se logró nada. Fue Pumas quien tuvo la primera de peligro, ello mediante un tiro de Alfredo Pillado (#16).

El conjunto de Universidad continuó atacando, Alberto García (#6) crea una buena jugada individual, se saca a la defensiva eslovaca y con un tiro raso y potente vence al arquero visitante, el marcador era inaugurado y era un buen augurio para la escuadra felina.

En la grada apoyaban con tamborazos y canticos, además pedían que el padre del anotador bailara, quien no se pudo resistir ante tal proposición y dio uno que otro pasito para satisfacer a la afición.

En la banca, Erick Santos, entrenador del Repre ’97, les pedía a sus jugadores que estuvieran atentos y tocaran el balón desde el inicio del encuentro.

Pumas comenzaba a dominar, circulaba el balón y llegaba de forma más continua, Alfredo Pillado (#16) trató de aprovechar una de esas múltiples llegadas, se llevó a la defensa rival, tocó al centro y fue Diego Hernández (#11) quien sacó un tiro, el cual fue desviado, los jugadores en seguida pidieron mano, al igual que sus seguidores, sin embargo, el árbitro dejó correr.

Erick Santos se encontraba molesto con el funcionamiento de su conjunto, comenzó a dar gritos, a mecerse los cabellos y hasta lanzó una pluma, sin embargo, todo eso parecía no importar, pues las fieras universitarias, seguían en hibernación.

Lo más sobresaliente de la primera mitad son desgraciadamente las lesiones de un par de futbolistas, primero un puma, era Rodrigo Hernández (#8), se encontraba tendido en el suelo, en la banca ese pequeño receso fue aprovechado por los estrategas para dar indicaciones a sus pupilos, pero al ver que su futbolista no se pudo recuperar la banca Azul comenzó a calentar.

Después del cambio el balón continuó rodando, el partido de nuevo se emparejo, sin embargo, una vez más se detuvo, Yair Martínez (#3) cometió una falta sobre uno de los futbolistas de Eslovakia, ello provocó su amonestación, sin embargo, ello no iba a ser lo más grave, pues el entrenador de Eslovakia de inmediato ingresó al campo con suma violencia, exigiéndole al arbitraje algo más que un cartón amarillo, mientras tanto el jugador universitario se notaba desencajado, totalmente fuera de sí, por la falta que cometió, por ello recibió el apoyo de sus compañeros.

El jugador eslovaco dejó el campo, pero no lo hizo por sí mismo, fue cargado, e inclusive no llegó ni a la banca, la lesión pareció grave, pues fue llevado a la enfermería, para no regresar.
Después de varios minutos el encuentro se reanudo, y fue el conjunto visitante el que aprovechó el pequeño receso, pues cobró la falta y su casaca 52 marcó, ante la desatención de la defensiva felina.

La segunda parte iba a ser totalmente diferente, todo comenzó con un tiro desde fuera del área grande, el cual salió de los botines de Sebastián Pérez (#10), el esférico se colgó del ángulo superior izquierdo del arquero rival.

El Repre Azul continuó con su dominio, el cual fue detenido con faltas, fue gracias a una de ellas que el tercer tanto universitario cayó, Sebastián Pérez cobró la falta, el remate llegó por parte de Alfredo Pillado y así el marcador comenzaba a tomar forma.

La desesperación de los rojos ya se notaba, su entrenador gritaba y en el campo los futbolistas cometían faltas, un silbatazo se escuchó, y esa era la señal que indicaba un penal a favor de los de casa, en la grada la emoción no se hizo esperar, después todo se silencio por unos cuantos segundos, tal vez minutos, Diego Hernández arrancó, sacó un tiro y de repente se escuchó el grito de ¡goooool!

Diego Hernández logró obtener el triplete y en la afición le respondió gritando el grito universitario de ¡Goya, goya, Universidad!, seguido del ¡Diego, Diego!

Después la situación se pintó de rojo, primero el 16 de la UNAM y posteriormente el 57 de los rojos, ambos expulsados por duras entradas sobre sus adversarios.

La sexta anotación corrió a cargo de Sebastián Pérez, quien celebró con un baile, que más que parecer futbolista parecía un mono bastante exótico.

El séptimo fue obra del 6, Alberto García, quien agarró el balón en el aire y sacó un verdadero bombazo para vencer al cancerbero visitante, que aunque se lanza no logró evitar la caída de su marco.

El marcador es cerrado con todo y candado por los universitarios, que con su octava anotación provocan que su afición despierte y les agradezca con un ¡Me gustó, me gustó, me gustó!

El duelo culminó, para los visitantes será largo y triste el regresó a casa, mientras que los locales se afianzaron en la segunda posición del torneo con 29 puntos.









Bookmark and Share

0 comentarios: