lunes, 29 de octubre de 2012

JOHANSEN+THE NADA+LINIERS: PROPUESTA NOVEDOSA DE MÚSICA Y PINTURA

Por Karina Alcántara Pérez
México (Aunam). El cantante argentino Kevin Johansen, junto con su banda The Nada y por primera vez en México, su amigo y dibujante Ricardo Liniers, presentaron con gran éxito sus presentaciones sonoras y visuales los días 26 y 27 de octubre en la Ciudad de México.

Pasadas las nueve de la noche, el primero de los dos conciertos ofrecidos por estos artistas, en el escenario del Lunario del Auditorio Nacional, inició con lleno total. Con pintura, danza y por supuesto música, deleitaron a su público mexicano, quien al unísono coreó sin parar las más de 30 canciones, de sus distintos discos: “Logo”, “Sur o no Sur”, “The Nada”, “City Zen”, y su más reciente producción “Bi”.

Este concierto tuvo alegría, sentido del humor y la ironía de los talentosos argentinos, quienes para deleitar a su público, a mitad del concierto, intercambiaron roles para demostrar que tanto Kevin Johansen tiene un don para la pintura, como Liniers lo tiene para tocar la guitarra y cantar una canción (la cual por cierto, habló de una mosca).

Así, este espectáculo que duró aproximadamente 3 horas maravilló a sus fans al interpretar canciones de amor, desamor, esperanza y sueños como Desde que te perdí, La hamaca, No me abandones, El círculo, Sur o no Sur, Anoche soñé contigo, My name is Peligro, Guacamole, Sos tan fashion, entre muchas más.

De la misma manera, hubo canciones como Daisy, Vecino, Mc Guevara’s o Che Donald’s o Baja la tierra, que reflejan la necesidad del ser humano por retomar aquellos valores que desgraciadamente a consecuencia del nuevo estilo de vida se han ido perdiendo en toda las sociedades del mundo, en especial de la latinoamericana; evidenciando así que Johansen no sólo escribe temas universales como el amor o el odio, sino que este artista nacido en Alaska tiene una seria preocupación y propuestas por representar las preocupaciones sociales actuales.

The Nada, compuesta por Juan Manuel Alvarez en los bajo y coros; Andres Reboratti, flauta y saxo; Nicolás Said, en saco y flautas; Maximiliano Padín, en el charango, ronroco y cavaquinho; Enrique “Zurdo” Roizzner, batería; Sebastián Massolo, en la guitarra eléctrica; Lucas Espina, en la percusión; Pedro Onetto, en los teclados y el acordeón, y Mariano Massolo, en la armónica, entregó en cada interpretación su entusiasmo, su talento, amor y dedicación; mientras Liniers plasmó aquellas historias, anécdotas, dedicatorias y gama de emociones, con dibujos adorables y simpáticos que lo caracterizan.

Por su parte, Liniers tuvo más actividades en la Ciudad de México, ya que el pasado miércoles 24 de octubre presentó tanto su libro Macanudo como su exposición titulada Macanudisimo en la galería Vértigo, de la colonia Roma.

Además, el sábado 27, en la Feria Internacional del Libro, realizada en el zócalo capitalino, ofreció una conferencia y firma de autógrafos para promocionar este mismo libro de la editorial Sexto piso, prometiendo así que toda su colección de Macanudo espera promocionarlo en México, en los próximos años.

Ambos artistas argentinos mostraron a su fanaticada defeña que el cantar, dibujar y tocar instrumentos no sólo es un momento para reflejar emociones y sentimientos, sino que para ellos es un estilo de vida, una forma de ser divertida, creativa, lúdica, inteligentes y reflexiva expresada a partir de diversas artes.







Bookmark and Share

0 comentarios: