jueves, 11 de octubre de 2012

ASTROBIOLOGÍA PORQUE ES DONDE ENCAJO: ANTÍGONA SEGURA

Por Liliana Montserrat Luna Mejía

México (Aunam). La oficina reúne el escritorio, un librero y la ventana que da hacia el interior del Instituto de Ciencias Nucleares y por donde se infiltra el sonido de un estridente taladro. Sentada frente a la computadora, prepara su clase del viernes y atiende pendientes, pero está dispuesta a hablar de lo que más le gusta: la astrobiología.

A Antígona Segura Peralta le gustaban la biología y la astronomía, luego encontró Cosmos de Carl Sagan -libro que dio pie a la serie de 13 episodios sobre el Universo- y se dio cuenta de que las dos cosas se podían juntar en la astrobiología, antes llamada exobiología.

Entonces llegó el momento de decidir entre estudiar biología o física, pues para poder ser astrobióloga se necesita de esta ciencia. Física fue la opción, aunque no era su materia favorita, después podía pasar a biología, pero no viceversa.

Tiempo después conoció a Miguel Ángel Herrera -físico, astrónomo, divulgador en la Dirección General de la UNAM- y le dijo que quería ser astrónoma.

Así, se quedó en astronomía. Terminó la maestría, pero tuvo que migrar a Ciencias de la Tierra porque su proyecto, según ellos, no era astronómico. En Ciencias de la Tierra les encantó.

Mientras leía un artículo descubrió al doctor Rafael Navarro y se dio cuenta que estaba en Ciencias Nucleares. Le escribió para hacer una tesis de doctorado en astrobiología (Fijación de Nitrógeno por Relámpagos Volcánicos en el Marte Primitivo), en ese momento tenía un proyecto y le propuso entrar. Así fue el inicio, totalmente azaroso.

De ahí para la doctora todo ha sido buscar.

Fuera de la Tierra

La Astrobiología agrupa una serie de conocimientos para comprender el origen y evolución de la vida en la tierra y extrapolarlo a la búsqueda de vida extraterrestre.

Por ello la astrobiología requiere de conocimientos biológicos; astronómicos para saber cómo se originan planetas y detectarlos; geofísicos, para entender cómo funcionan los planetas, qué hace diferente a un planeta habitable a otro que no lo es; ingenieros para construir instrumentos puestos en órbita o para buscar vida

El trabajo de la doctora ha sido estudiar qué compuestos generan la vida, y que al ser liberados a la atmósfera pueden ser detectados con un satélite para observar planetas que sean potencialmente habitables: tamaño para determinar si tiene una atmósfera.

Al principio, la rama de la astrobiología más conocida fue la búsqueda de civilizaciones extraterrestres fundamentada en tecnología que permitirá la comunicación a grandes distancias utilizando señales parecidas a las de la antena parabólica. Ésta es la parte menor de la astrobiología pero la que tiene mayor difusión.

México, llamando a la ciencia

Después de una breve búsqueda de folletos y revistas donde ella misma ha escrito, Antígona Segura Peralta regresa a su asiento para continuar. Cuando ella estudiaba nadie sabía qué era la astrobiología.

Actualmente en México se encuentra la Sociedad Mexicana de Astrobiología de la cual Segura Peralta es vicepresidente, encargada de realizar actividades como conferencias o congresos con el fin de ayudar a los investigadores que se encuentran regados a compartir conocimientos, avances y generar colaboraciones.

Asimismo, se llevan a cabo diversas dinámicas para diferentes públicos, desde el general hasta el especializado como lo son “Ciencia en la calle” en el Centro Histórico junto con el gobierno del Distrito Federal, o las presentaciones de cine con la participación de expertos en el tema.

Afiliados a la Asociación de la Red Europea de Astrobiología (EANA) y con una propuesta para ser miembros de astrobiología de la NASA se agrupa y genera un foro para que los estudiantes de la disciplina tengan acceso al conocimiento generado.

¡Quiero ser astrobiólogo!

A los jóvenes les interesa la astrobiología por el tema de la vida extraterrestre, el problema es que en México se necesita buscar un asesor astrobiólogo y luego hacer una tesis o posgrado en la materia para profundizar en ella.

El número de estudiantes de licenciatura y algunos de posgrado que participan en las actividades de la Sociedad Mexicana de Astrobiología ha aumentado de 80 a 100 participantes.

Como se trata de una ciencia nueva no tiene tantos investigadores para atender a todos los estudiantes por lo cual varios de ellos tendrán que cursar posgrados fuera del país para poder hacer estas investigaciones. De ahí el interés por crear el lazo con instituciones extranjeras (Europa y Estados Unidos, principalmente).

Ahora el camino ya está un poco más hecho.

A la medida

Divulgadora científica, amable y accesible, Antígona Segura Peralta nació el 20 de septiembre de 1971, forma parte de la primera generación de astrobiólogas del equipo del doctor Navarro junto con la doctora Sandra Ramírez.

En 1994 recibe la medalla a la mejor estudiante, otorgada por el Diario de México a los mejores estudiantes de Estudios Superiores de todo el país. Para el 2001 la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) le otorga la Medalla Alfonso Caso concedida a los mejores estudiantes de posgrado, así como Mención Honorífica en la obtención del grado de Doctor en Ciencias en el área de Física.

Eligió astrobiología porque es donde encaja mejor, pues no es astrónoma ni bióloga…







Bookmark and Share


0 comentarios: