martes, 4 de septiembre de 2012

IMPOSICIÓN DE PEÑA NIETO PERPETUARÁ EL NEOLIBERALISMO: EL FISGÓN

  • La operación electoral del PRI 2012 empieza en 2005
  • Fueron las elecciones más vigiladas, no hay duda del fraude
Por Fanny Ruiz Palacios
México (Aunam). El caricaturista del periódico La Jornada, Rafael Barajas Durán, mejor conocido como “El Fisgón”, al igual que otros intelectuales, esperaba que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE) declarará como presidente electo de México a Enrique Peña Nieto (EPN), y con ello se consumara el fraude electoral 2012, que perpetuará el modelo neoliberal.

Se cree que Peña Nieto, quien fue candidato a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), no sólo continuará con la política de seguridad de Calderón –teniendo como prueba presentar al general (Óscar) Naranjo, de origen colombiano y operador del Plan Colombia, como su asesor de seguridad–, sino que piensa aplicar varias reformas neoliberales.


Sobre la reforma laboral, el caricaturista mexicano explicó: “consiste en legalizar la cultura laboral de los neoliberales que han venido implantando desde hace treinta años, a pesar de ir en contra de lo que marca la Ley Federal del Trabajo de la Constitución. Esta reforma quita derechos; habrá trabajos por horas, por meses, temporales, a prueba, con lo cual se quitaría el derecho de jubilación, de antigüedad, de basificación, de seguridad, etc. Ya no habrá jornadas de ocho horas, ahora serán elásticas… nos regresará a una especie de trabajo de semiesclavo”.

Sobre la reforma hacendaria, aseguró que ya fue presentada por PRI y el Partido Acción Nacional (PAN), la cual “propone reducir el impuesto sobre la renta y ponerle IVA a alimentos y medicinas. Con esto subirá la pobreza alimentaria”.

Mientras que “la reforma energética busca abrir el petróleo a la iniciativa privada, cuando el petróleo ha sido el sustento de la nación; el país lo necesita. Esas reformas no las necesita México, las requiere Washington para tener el control sobre el petróleo a nivel mundial”. Para El Fisgón, el problema nacional es vivir en una economía infiltrada por el narco, pues eso es lo que le permite al gobierno especular con el petróleo, “si no hubiera dinero del narco ni se le ocurriría esa reforma”.

“Si un individuo se puede hacer muy adicto a las drogas, los sistemas financieros también se hacen adictos al dinero de las drogas”, aseguró, sobre todo cuando llega en grandes cantidades. “Se estima que a México entran arriba de 39 mil millones de dólares del narco, y si le quitan ese dinero al sistema económico mexicano se colapsa, vivimos en una narcodependencia”.

Según Rafael Barajas, Estados Unidos decide a quién comprarle y algún día pueden decidir que les entre la droga por Canadá, entonces, México se quedará sin el dinero de las drogas y sin petróleo, con la agravante de que el dinero de las drogas genera una inseguridad brutal.

Días antes de que el TRIFE entregara la constancia de presidente electo a Enrique Peña, el caricaturista de La Jornada, en conferencia con estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, auguró tiempos difíciles para la nación, por lo cual llamó a la organización contra lo que denominó “la imposición”.

“Si se desorganizan, los arrasan, lo que se debe hacer es seguirnos organizando para protestar por la imposición de Peña Nieto, para señalar que ese señor es tan ilegítimo como Calderón y no puede imponer las reformas que quiera”.

Aconsejó a los jóvenes organizarse y trabajar en unidad porque “lo que sigue son tiempos de mucho trabajo y debemos volvernos activistas ciudadanos de tiempo completo. Me parece muy bien que la gente se organice en las redes y aplaudo el surgimiento de #YoSoy132, pero el movimiento no debe ser excluyente, nos tenemos que organizar y trabajar juntos. Es el momento de entender que estamos frente a fuerzas muy superiores y debemos dejar de lado sectarismos y tonterías. Es un suicidio no ser incluyente”.

El recuento de la “Operación Fraude 2012”

“La operación del fraude electoral del 2012 fue muy compleja; empezó en 2005, después que el PRI pierde la posibilidad de ganar la presidencia en 2006”, aseguró Rafael Barajas Durán.

Recordó que desde 2005, Carlos Salinas empezó a operar a favor de Enrique Peña Nieto, quien tenía varias ventajas de entrada a la elección presidencial: fue gobernador electo en el Estado de México y promovió su imagen desde 2005. Tema que documentó The Guardian, donde se asegura que en ese año el exgobernador pagó a Televisa más de 300 millones de pesos,al año, para promover su imagen; “allí empezó la campaña de Peña Nieto”.

Estos tratos entre Peña Nieto y la televisora de mayor audiencia en México, se confirman en un cable de Wikileaks, de la embajada norteamericana, en donde se hace referencia a las fortunas que Peña le paga a Televisa y a los encuestadores para que le hagan promoción.

Así, “antes de que empiecen las campañas, Peña Nieto tiene todas las de ganar: tiene una intensión del voto, según las encuestas, de arriba del 40 por ciento. Parecía difícil que la oposición pudiera ganar, pues Andrés Manuel López Obrador necesitaba subir dos puntos diarios para alcanzar a Peña. Parecía imposible. Y, entonces, ¿qué pasa? Que Peña Nieto abrió la boca y lo conocimos”, dijo El Fisgón a los estudiantes de la UNAM.

“Cuando llegamos a la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, pensé que Peña Nieto no sólo iba a presentar un libro que no escribió, sino que no leyó, pero me ganó el chiste; el suyo fue mejor: no saber decir ni un solo libro que lo marcó en la vida. Dijo que pasajes de la Biblia, eso hasta yo que soy ateo lo he leído; luego mencionó La silla del águila de Enrique Krauze, y no lo escribió él, sino Carlos Fuentes. Y no supo decir el tercero”.

Eso generó una reacción en las redes sociales y con ello la respuesta de su hija Paulina Peña al reproducir el tweet de su novio en el cual mandó ‘un saludo a esa bola de pendejos que son la prole y sólo critican a quien envidian’. “Yo dije: ahora sí se cae otros cinco puntos… Pero, empecé a ver las encuestas y no conocí a este país; Peña Nieto seguía muy arriba, no se cayó ni un punto”.

Cuando empiezan las campañas, “sólo baja un poco en las encuestas y López Obrador más o menos sube, Josefina Vázquez Mota a veces sube y otras baja… pero, las encuestas no corresponden a mi percepción ni a la de la gente, uno piensa: es raro que Peña Nieto no se caiga cuando pasan estas cosas”.

En la primera semana de la campaña, Ricardo Monreal denunció que Enrique Peña rebasó los topes de campaña tan sólo en el gasto de espectaculares. “Sales de tu casa y ves a Peña Nieto, das la vuelta y allí está Peña Nieto, y en cada poste, además, te hace una promesa distinta; ¡era increíble!”.

Además, “te enterabas de cómo eran sus mítines y sí eran muy apantallantes: se rifaban coches, regalaban licuadoras, refrigeradores, estufas, material para construcción (cemento, barillas), lo que quisieras… te acercabas, te daban”.

“Luego nos enteramos de que EPN se movilizaba en aviones particulares… ¡Claro que rebasó los topes de campaña desde el principio! Y el castigo por rebasar los topes es la cancelación del registro. Todos lo veíamos, pero el IFE no… no había manera de probar nada”.

Para el caricaturista, lo más inesperado fue presentarse en la Ibero, donde “llenó el auditorio de acarreados, ofreció dinero a los estudiantes para que le hicieran las preguntas que él quería le hicieran. Y, aún así, terminó diciendo que él sí es responsable de la masacre de Atenco y le daba orgullo; finalmente, los chavos lo abuchean, se sale por la puerta de atrás y lo sacan al grito de ¡asesino! y ¡la Ibero no te quiere! Allí dije: ahora sí se cae 10 puntos… pues nomás no. Las encuestas no reflejaban nada de eso”.

Después salió una encuesta del periódico Reforma que dice que AMLO subió y EPN bajó. “Esa encuesta sí me parecía razonable, pero los encuestadores oficiales decían que eso era absurdo. Fue un operativo de encuestas que estuvo coordinado con los medios de comunicación, pues hacían un bombardeo alrededor de la encuesta. Milenio, por ejemplo, daba una encuesta diaria y además insistía que cada una reforzaba la anterior, como si fuera tan fácil hacer una encuesta”.

La encuesta hecha por académicos donde se aseguraba la existencia de un empate técnico entre el candidato de las izquierdas y el priista, quien tenía 4 ó 5 puntos sobre Obrador, era parecida a la de Reforma, pero “también la descalificaron, porque decían que se pasaba de rango y otras cosas muy raras”.

Así, “arreciaron contra Obrador y se inventaron un pase de Charola con (Luis) Mandoki… reactivaron la guerra sucia. Echaron a andar un operativo de compra de votos: regalaban tarjetas Soriana, monederos Monex, etc. Y ahora vienen a decirnos que estas elecciones fueron las más vigiladas, limpias y transparentes de la historia. Las elecciones fueron vigiladas, sí, por eso todos vimos la tranza y no nos cabe duda de que fueron sucias”.

Dijo que en estas elecciones el narco operó a favor del Revolucionario Institucional, lo cual fue documentado por la revista Proceso en un reportaje donde un hombre cuenta que en Chihuahua secuestraron a un grupo de raramuris, los ponen en una bodega y no los sueltan hasta después de votar por el PRI. A esto se suman las amenazas a los representantes de la oposición, “fue una de las elecciones más sucias de la historia de México”.

Con todo esto, para Rafael Barajas Durán, la pregunta es “¿de dónde vino el dinero de la campaña de EPN?”, y é mismo responde: “con los monederos Monex gastaron, 200 millones de pesos (mdp); en espectaculares: 390 mdp; en la operación Ágora: 171 mdp; en la estructura de campaña de EPN: arriba de 700 mdp; los operativos con las tarjetas Soriana son de arriba de mil 800 mdp. Calculamos, a grandes rasgos, que Peña Nieto gastó en esta campaña 4 mil 599 mdp y nos faltan datos: no sabemos cuánto costó lo de las encuestadoras, cuánto costaron las despensas”. Según El Fisgón los topes de campaña son de entre 360 y 350 mdp, por ello era inapelable que le cancelaran el registro al candidato del PRI y del Verde Ecologista.

Los Fraudes de México… en el olvido

El caricaturista se refirió a elecciones y fraudes electorales pasados, aseguró que cada presidente elige a su sucesor: “López Mateos deja a Díaz Ordaz, Díaz Ordaz deja a Echeverría, Echeverría deja a López Portillo”, dijo que eso sucede porque no hay candidatos de oposición. Esto explica porqué “López Portillo llega a la presidencia de la República con un record mundial: consiguió el cien por ciento de los votos en una elección ‘democrática’, y ni en países totalitarios obtienes eso”.

Antes de 1988 nunca se pudo demostrar un fraude; “hasta la elección de Carlos Salinas nunca pudimos tener una sola prueba de que el PRI hacía fraudes. Cuando Fernández de Ceballos pide que se quemen los paquetes electorales, se queman las pruebas del fraude, entonces, pruebas no hay porque las quemaron. Así funcionan los crímenes de Estado, las elecciones de Estado, los Fraudes de Estado”.

El primer fraude electoral que pudo ser documentado, más allá de toda prueba, es el fraude de la elección mediante la cual Roberto Madrazo ganó la gubernatura de Tabasco en 1987. "En esta elección lo que ocurrió fue que alguien le pasó la papelería con todas las cuentas y todos los gastos de Madrazo al candidato opositor, Andrés Manuel López Obrador: Madrazo gastó más para ganar la gubernatura de Tabasco que lo que gastó Bill Clinton para ganar la presidencia de Estados Unidos”.

Rafael Barajas recordó que cuando empieza a haber protestas y la gente se queja, surge una corriente democrática, se presenta Cárdenas y le hacen fraude; entonces, se funda el Partido de la Revolución Democrática (PRD), se cambia la Ley Electoral y se funda el Instituto Federal Electoral, una institución independiente del gobierno. A partir de la década de 1990 empiezan cambios que parecen ser importantes, parece que la lucha democrática empieza a dar frutos y en las elecciones en la Ciudad de México para Jefe de Gobierno gana la oposición, gana Cárdenas y los priistas lo aceptan.

En el 2000 hubo una contienda presidencial importante: Cárdenas por el PRD, Francisco Labastida por el PRI y Vicente Fox por el PAN. Gana Fox y el PRI lo acepta, le conceden el triunfo; pero, asegura, esa elección tampoco fue limpia. “Hay una cosa que se llama los Amigos de Fox un grupo de cuates de Fox que buscaba financiamiento, a como diera lugar, para la campaña; aceptaron dinero del extranjero, rebasaron los topes de campaña… eso es fraude”.

Recordó que Labastida también hizo fraude, “está documentado que recibió del sindicato de petroleros mil millones de pesos, y rebasó los topes de campaña”. Desde entonces se creó una ley que aseguraba la pérdida del registro si se recibía dinero de externos.

“Sabemos por confesión de uno de los participantes que el magisterio, encabezado por Elba Ester Gordillo, también organizó un aparato electoral, tan importante como el IFE, para hacer fraude: Los maestros en México, organizados por Elba Ester en un aparato electoral a nivel nacional, que después se convertiría en el Panal, Partido Nueva Alianza”.

Según Barajas Durán, era importante organizar a los profesores porque siempre han tenido un peso importante en las elecciones, por la razón simple de que en muchas zonas del país sólo ellos saben leer, contar y llenar un acta; “son los operadores electorales ideales”.

Cuando llega Fox a la presidencia, “todo el mundo pensó, yo lo pensé, que ya se había acabado la época de los fraudes electorales, pero no. El PRI conservó intacto su aparato de fraudes”.

Gerardo Lorenz, quien era secretario de acción electoral del comité estatal de la juventud priista en Puebla, cuenta como hicieron un fraude en tiempos del gobernador Melquiades Morales: se ponían todos los paquetes electorales en una casa de seguridad, vigilada por el ejército para que nadie entrara, así las personas pensaban que los paquetes estaban resguardados, pero no sabían que adentro había gente abriendo paquetes y cambiando los números. “Él así lo cuenta, lo pueden ver en internet… Dice: era muy fácil, estábamos muy organizados. Había actuarios, contadores… y alteramos los votos. Alteraron las actas, los paquetes”.


El caricaturista mexicano criticó la naturaleza del Revolucionario Institucional, al asegurar que tienen muy arraigado el espíritu de fraude electoral. “Incluso en 2006 cuando el PRI no podía ganar la presidencia, hizo fraude electoral. Echó a andar su aparato y operó en una elección que no ganó. En las elecciones, el voto vale madres, lo que importa son los pactos entre partidos”.

Y, dentro de esta lógica, comentó, hubiera sido ingenuo no esperar un fraude en 2012. “Todos lo esperábamos y nos fuimos a cuidar las urnas. Había un montón de gente cuidando las casillas; fue una vigilancia histórica: en el DF cubrimos el cien por ciento de las casillas y a nivel nacional se cuidaron arriba del 80 por ciento. Por lo tanto, hubo vigilancia ciudadana, pero no hubo elecciones limpias”.






Bookmark and Share


0 comentarios: