miércoles, 29 de agosto de 2012

ONOMATOPEYAS: UNA HISTORIA SIN PALABRAS

  • Inicia temporada en el Centro Cultural Helénico
  • Una obra para niños que será disfrutada por los no tan niños
  • Una historia contada sin palabras
Por Guillermo Domínguez
México (Aunam). La compañía teatral Astillero comienza temporada con la puesta en escena Onomatopeyas en el Centro Cultural Helénico. Esta obra, dirigida al público infantil, estará en cartelera todos los domingos del 26 de agosto al 11 de noviembre.

La historia tiene como protagonistas a dos pequeños títeres, de cabeza redonda y extremidades de resorte, llamados “Glu” y “E”. Ambos viven en un mundo donde no existen las palabras (de ahí su nombre).


Para comunicarse entre sí, nombrar las cosas que los rodean y expresar sus sentimientos imitan los sonidos naturales de las cosas. De esta forma una mariposa puede ser llamada “Zum, zum”; un ratón “Mip, mip” y una respuesta afirmativa puede representarse con un “ajá”.

Para Oswaldo Valdovinos, director de la obra, esta trata temáticas simples “nada pretenciosas, que se vuelven emotivas de acuerdo con la historia de vida cada quien”.

Los tópicos principales tocados por Onomatopeyas van desde sentimientos: ira, tristeza, felicidad; valores: amistad, perdón y por situaciones de la vida diaria como madurar o perder a un ser querido.

La construcción teatral se realiza con una misma escenografía que los propios personajes van cambiando conforme lo va necesitando la estructura narrativa.

Otra de las situaciones que ayuda al montaje es el juego de luces que, aunado al aspecto sonoro, permite la transmisión de emociones y sensaciones a los más pequeños.

El elenco que Astillero presenta para Onomatopeyas es el siguiente:

Oswaldo Valdovinos es director y actor egresado de Letras Hispánicas en la UNAM, Teatro en el INBA y Diseño Gráfico en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Ha participado como titiritero en trabajos como Marionetas de la esquina.

María Teresa Adalid es una actriz egresada de Teatro en el INBA; en la academia de Teatro Mudra en La Habana Cuba; en Lamda de Londres; Art management y Art Organization en la Universidad Sussex en el Reino Unido. Tuvo el puesto de articulista en el Heraldo de México y actualmente escribe en La Crónica.

Itzel Casas es escenógrafa, diseñadora de títeres y es encargada de iluminación. Estudió Comunicación gráfica en la UAM y Escenografía en La Escuela de Arte Teatral.

Daniel Jesús Pérez es el encargado de la música. Toca el trombón, el clarinete y el corno francés desde los 11 años. Estudió Composición en la Escuela Nacional de Música de la Máxima casa de estudios. Ha escrito las melodías de fondo de más de veinte puestas en escena.

Onomatopeyas se presentará todos los domingos a las 13:00 horas. El precio del espectáculo es de 100 pesos y tiene una duración de 50 minutos.




Bookmark and Share

0 comentarios: