lunes, 27 de agosto de 2012

CRUZ AZUL, INVENCIBLE EN CIUDAD UNIVERSITARIA

Oscar Eduardo Guzmán López
México (Aunam). Entraron a la cancha. Pisaron el césped y, después de la ceremonia protocolaria, se saludaron. Los ojos de los espectadores estaban sobre ellos, porque iban a enfrentar, por primera vez, a sus ex equipos. A Tito lo recibieron con aplausos, A Barrera lo abuchearon.

A pesar de los sentimientos encontrados, Emanuel Villa de Pumas y Pablo Barrera de Cruz Azul, compartían un mismo objetivo. Ganar


Pero al parecer toda la especulación que se generó al rededor de ellos en la semana les pesó mucho, más a Villa, porque poco pudo hacer por su equipo. Al final, la figura del partido fue El Tanque Mariano Pavone, quien le dio a los celestes el triunfo 0-1, otra vez, en CU.

El dominio de Cruz Azul en territorio puma es abrumador, pues en los últimos 11 partidos jugados ahí, los cementeros han ganado 10 veces y sólo han caído en una ocasión.

Así de amplios como son los números, fue el dominio de Cruz Azul en el primer tiempo. Fue dueño de la pelota y prácticamente jugó en territorio Universitario.

Al parecer Pablo Barrera recordó que en Ciudad Universitaria dio sus mejores épocas como futbolista y brindó sus mejores 90 minutos desde que llegó a Cruz Azul, incluso participó en la jugada de la anotación.

Del otro lado de la cancha Emanuel Villa no tocaba la pelota. Era un espectador más. Se movía por el frente del ataque, pero el balón nunca le llegó.

Fue hasta el segundo tiempo cuando Villa hizo que los presentes se levantaran de sus asientos. Recibió el balón de espaldas a la portería, giró y disparó con potencia. !Ahhh! gritaron los aficionados. Tito se agarro la cabeza y el balón se fue a la tribuna.

El trámite del juego se niveló. Pumas empezó a retener la pelota y se acomodó mejor en la cancha, pero apareció Mariano Pavone.

Precedido de un centro, sí, de Barrera, del que abuchearon al inicio, El Tanque remató de cabeza a portería y la esférica acarició, por única ocasión, la red. ¡Gooool!, gritaron los aficionados celestes. Corearon la anotación porque sabían que estaban cerca de hacerlo nuevamente: festejar la victoria de su equipo, otra vez, en el Estadio Olímpico.

Al final se escuchó el ya tradicional "en donde están, en donde están, esos gatitos que nos iban a ganar". Cruz Azul manda en CU.






Bookmark and Share

0 comentarios: