martes, 5 de junio de 2012

“LA PRIMAVERA NO SE ACABA ESTE VERANO”: #YOSOY132


Por Fanny Ruiz Palacios
"Seamos realistas y hagamos lo imposible".
Ernesto “Che” Guevara

México (Aunam). A mitad de mayo y en plenas campañas electorales arribó la primavera a México. Con el objetivo de dejar de lado las diferencias y exaltar lo que da unión: el deseo de una elección libre e informada desde el votante y la democracia e igualdad en los medios de comunicación, el movimiento #YoSoy132 llegó para quedarse.

La desinformación mediática en torno a las elecciones presidenciales, así como la preocupación ante la posible imposición de un candidato, generó la movilización estudiantil a partir de las redes sociales.


Todo inició con un “viernes negro”. El once de mayo del presente año, Enrique Peña Nieto (EPN), candidato a la presidencia de México por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde Ecologista, visitó las instalaciones de la Universidad Iberoamericana y se enfrentó a una comunidad que le cuestionó sobre: los 922 feminicidios ocurridos durante su gobierno en el Estado de México, el caso Atenco, su relación con Carlos Salinas de Gortari, Elba Esther Gordillo y Humberto Moreira, así como la deuda del estado de Coahuila.

Como parte de un diálogo en donde se sometieron a discusión temas como gobernabilidad, Estado de Derecho, pobreza, desigualdad, educación y empleo, el candidato de la coalición Compromiso por México, al término de su participación, retomó la palabra ante las quejas de estudiantes que le exigían una respuesta sobre el caso Atenco, entonces justificó el uso de la fuerza policiaca diciendo que era necesaria para recuperar el orden y la paz social.

En medio de la inconformidad de los estudiantes ante las respuestas y la candidatura de Peña Nieto, cuestionada por la historia que le antecede, el candidato del PRI se retiró del auditorio de la institución y se enfrentó al abucheo de los miembros de la universidad jesuita, quienes con pancartas en mano y la imagen del rostro de Carlos Salinas le gritaron: “¡Fuera, fuera! ¡La Ibero no te quiere, la Ibero no te quiere! ¡Asesino, asesino!”.

La situación empeoró cuándo el presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, dijo en entrevista con el estudiante Rodrigo Serrano, conductor de Radio Ibero 90.9 de FM, que quienes gritaron consignas a Enrique Peña eran “un puñado de jóvenes que no son representativos de la comunidad de la Ibero” y los acusó de propiciar “un ambiente de envenenamiento”. Tiempo después se desdijo de sus declaraciones.

Movimiento #YoSoy132

"La mentira es la antesala de la traición".
Ernesto “Che” Guevara

Las declaraciones de Joaquín Coldwell, sumadas a las de Arturo Escobar, vocero del Partido Verde Ecologista, quien aseguró que “cuando (Enrique Peña Nieto) sale del auditorio, hay un grupo de jóvenes, no quiero decir jóvenes porque ya estaban un poco mayorcitos –calculo de 30, 35 años para arriba–, no pasaban de veinte personas […] y la información que se nos dan es que Andrés Manuel López Obrador estuvo promoviendo y organizando la tarde de ayer este tipo de manifestaciones”, generaron la respuesta de los estudiantes de la Universidad Iberoamericana.

Un video llamado “131 Alumnos de la Ibero responden” fue la respuesta: “Estimados Joaquín Coldwell, Arturo Escobar, Emilio Gamboa así como medios de comunicación de dudosa neutralidad, usamos el derecho de réplica para desmentirlos. Somos estudiantes de la Ibero, no acarreados, no porros y nadie nos entrenó para nada”. El video reunió a 131 estudiantes de la Ibero que se presentaron con credencial en mano para comprobar que eran miembros de la universidad jesuita.

A partir de que los estudiantes de la Ibero publican su video en respuesta a las declaraciones que aseguraban “las protestas habían sido realizadas por personas ajenas a la institución académica”, surge una muestra de apoyo por parte de miembros de diversas universidades: Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Instituto Politécnico Nacional (IPN), Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), entre otras que no pierden su mérito por no ser nombradas.

Citlalli Hernández Mora y otros universitarios vieron la importancia de la unión entre estudiantes, de modo que convocaron –vía WhatsApp Messenger–, a crear un video de manera individual en el cual cada persona se presentara y, al final, dijera “Yo soy 132”, en muestra de apoyo a los miembros de la Ibero.

Los videos se empezaron a subir a YouTube a partir de las 12am –primer minuto del miércoles 16 de mayo– y se publicarían en Twitter con el hashtag #YoSoy132. “Así comenzamos a invitar a la gente a participar, corrimos la voz por Facebook pidiendo se solidarizaran, aunque no estudiaran en la Ibero, porque la mayoría de los estudiantes aplaudimos el acto de libertad de expresión de los chicos Ibero y reprochamos el tratamiento de la información, totalmente tendencioso y falso, en los medios de comunicación”, aseguró Hernández Mora.

Después, “vimos que los chicos de la Ibero y del ITAM (Instituto Tecnológico Autónomo de México) que se manifestaron en Televisa tomaron como bandera el #YoSoy132 […] esto significó un punto de unión entre las universidades públicas y privadas”, señaló ‘M. Citlalli, ‏@avrenimp3’, como aparece en Twitter.

Desde entonces, en Twitter se colocó durante varios días el trending topic #MarchaYoSoy132, misma que fue realizada por estudiantes de la Iberoamericana.

Para ‘‏@avrenimp3’, la idea de subir videos a YouTube bajo el lema “Yo soy 132”, “fue algo masivo y eso le dio la importancia a este fenómeno pues aunque no sepan quiénes empezamos la organización, se dieron cuenta del apoyo. Hubo un mensaje sin cara, pero al mismo tiempo con muchas caras, que les dijo “no están solos, vamos juntos”. Lo importante no es saber quién organizó, sino que mucha gente sigue subiendo sus videos”.

“Ni un voto a Peña, ni un voto al PRI”

El sábado diecinueve de mayo, la movilización estudiantil tomó diferentes partes de la República, en la denominada #MarchaAntiPeñaNieto, misma que se organizó, aproximadamente, un mes antes por Facebook.

Con el objetivo de informar a las personas sobre el presente y pasado del candidato del PRI y el Verde Ecologista, personas de diversas edades se manifestaron en contra del candidato que representa, según los protestantes, los intereses de Televisa.

La marcha más grande se realizó en el Distrito Federal. La cita fue al medio día del sábado en el Zócalo de la Ciudad de México, de donde partieron rumbo al Ángel de la Independencia. Los contingentes iniciaron el recorrido con pancartas en la mano, mientras gritaban coordinados sus consignas.

Miembros de la UNAM, el IPN, la UAM y otras universidades, así como el Sindicato Mexicano de Electricistas y demás civiles, transitaban por calle Francisco I. Madero –una de las principales vías de acceso al Centro Histórico de la Ciudad de México– cuando comenzaron a brincar alentados por la frase: “¡El que no brinque es Peña, el que no brinque es Peña!”.

Algunos rompieron filas y, separados por un momento de su contingente, se acercaron a quienes los veían pasar para ofrecerles un volante informativo, en el cual se encontraban datos sobre el candidato presidencial Enrique Peña Nieto. En uno de ellos le cuestionaron y recriminaron al exgobernador mexiquense que haya permitido el “abuso a los derechos humanos en Atenco, donde violaron a mujeres y se generaron múltiples asesinatos”.

Uno de los volantes enlistó lo siguiente: “Durante su gobierno en el Estado de México (en cinco años) 922 MUJERES fueron ASESINADAS (FEMINICIDIOS), 33% del número total en el país. Mujer: ¿Le darás tu voto por guapo a costa de tu vida? / El Estado de México, ocupa el primer lugar en DELITOS y SECUESTROS a nivel nacional. ¿Podrás vivir tranquilo los siguientes seis años? / El Estado de México es el segundo estado MÁS ENDEUDADO, sólo después de Coahuila. ¡Exijamos cuentas claras!”.

Carteles mostraban la cabeza de Enrique Peña adherida al cuerpo de una rata, otros cuestionaban con imágenes y/o palabras la relación del candidato con Televisa. Pancartas y mantas ilustraban el vínculo de Peña Nieto con el expresidente de México, Carlos Salinas de Gortari, un discurso visual reforzado por la consigna que todos coreaban: “¡Detrás del copetón, está el pinche pelón!”.

“México está jodido gracias al PRI. ¡No votes por EPN!”, decía una manta sostenida por siete personas. “Ni un voto a Peña, ni un voto al PRI”, “Fuera Peña Nieto”, “#YoSoy132, por la libertad de expresión”, “Si amas a México no votes por el PRI”, “Televisa te idiotiza”, “Despierta México” “No vengo x mis torta$, vengo x mis huevos”, “No le regales tu voto a Peña Nieto, mejor regálele un libro”, “Prole dice: no le cumples a tu hijo, ¡menos a México!” y “No somos acarreados, somos informados” son algunos ejemplo de las consignas plasmadas en cartulinas y mantas por los manifestantes.

“Ese apoyo sí se ve”, era la consigna que se repetía en diferentes partes de su trayecto, ante el claxon que hacían sonar algunos conductores en señal de apoyo. A esas muestras, se sumaron los aplausos de los que observaban a los contingentes, a quienes les daban las gracias con un fuerte: “el pueblo consciente, se une al contingente”.

A unos pasos de llegar al Ángel de la Independencia, los contingentes se detuvieron por un momento, no podían avanzar por los cúmulos de gente parados frente a ellos; el silencio jamás llegó, las consignas seguían: “Si hay imposición, habrá revolución”.

Con las escalinatas del Ángel a reventar y los alrededores inundados con el mar de gente, los protestantes afinaron la garganta para en voz alta poder decir: “Mexicanos, al grito de guerra el acero aprestad y el bridón, y retiemble en sus centros la tierra al sonoro rugir del cañón…”, así en medio de la manifestación y con las banderas de la UNAM, el IPN y el lábaro patrio mexicano todos entonaron el Himno Nacional.

Priistas al ataque

La Secretaría de Seguridad Pública contabilizó a 46 mil personas en la #MarchaAntiPeñaNieto en el Distrito Federal; pero no fue el único sitio donde se realizó, Baja California, Chiapas, Durango, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco y Veracruz, fueron algunos de los estados de la República que se sumaron a la manifestación.

En la capital de Colima, también hubo manifestación contra el candidato del PRI, pero se reportaron ataques violentos a estudiantes, ciudadanos y periodistas. Por lo cual, el Congreso local y la Universidad de Colima exigieron investigar y castigar a los responsables de las agresiones durante la #MarchaAntiPeñaNieto.

Aquel sábado diecinueve de mayo, el candidato presidencial Enrique Peña asistió a la capital de dicho estado como parte de su agenda de campaña, pero no contaba con que lo recibiera un grupo de jóvenes con una protesta en su contra, a la cual le pusieron fin de manera violenta.

En Madero y Álvaro Obregón, aproximadamente, 15 simpatizantes del PRI agredieron físicamente al contingente, lesionando a manifestantes y reporteros que cubrían la marcha.

“Ibero, aguanta el pueblo se levanta”


"Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro".
Ernesto “Che” Guevara

Ubicada en Paseo de La Reforma, cerca del Bosque de Chapultepec, en la delegación Miguel Hidalgo, La Estela de Luz vio, el 23 de mayo, a las “universidades unidas contra medios de dudosa neutralidad” en la #MarchaYoSoy132.

El llamado “monumento conmemorativo de la ciudad de México”, construido entre 2010 y 2011 con motivo de los festejos del Bicentenario de la Independencia Mexicana y del Centenario de la Revolución Mexicana, fue inaugurado por el presidente Felipe Calderón el 7 de enero del 2012 acompañado de un show de luz y sonido.

Según Roberto Vázquez, secretario Cultural y Artístico de Conaculta, se utilizaron tres millones 850 mil pesos para organizar la ceremonia de inauguración de la Estela de Luz. Cifra que, sin contar los gastos que implicó la construcción, resulta para algunos miembros del movimiento #YoSoy132 un despilfarro, pues existen otros problemas que deberían ser atendidos primero como la pobreza y la educación.

Cientos de personas llegaron a la cita. En La Estela de Luz permanecieron un tiempo y después de alistar pancartas emprendieron su recorrido hacia el Ángel de la Independencia. Letreros y mantas con dibujos, fotos y palabras expresaban la opinión de los manifestantes: “Paz”, “No + ignorancia, no + PRI”, “Lucero, Gaviota, se acabó la caja idiota”, “Yo soy prole, #Soy132”, “Peña Nieto amenaza con hambre en mi casa”, “No vine por mi torta, vine por mis huevos”, “Se ve se nota, Peña es un idiota”, “Si la prensa no habla, las murallas lo harán”, además de otros.

La multitud arribó al Ángel de la Independencia de salto en salto, amenazados por la frase: “¡El que no brinque es Peña, el que no brinque es Peña!”. Debajo de los pies se podía sentir la fragilidad del cemento y ante el cuestionamiento de algunos sobre si estaba o no temblando, vino la respuesta: “¡No está temblando, no está temblando, somos estudiantes que se están manifestando!”.

Luego de un rato, se dio el previsto intercambio de libros, con la finalidad de unir a los universitarios. “Editores unidos ¡¡el libro no es un mueble, ayuda a que llegue a la gente!!”, decía la cartulina blanca colocada junto con algunos libros que dejaron los manifestantes sobre las escaleras del monumento de la independencia de México, como respuesta a la invitación de la voz que salía del megáfono.

Ante el rumor de que Enrique Peña Nieto estaría grabando en vivo el programa de Televisa “Tercer grado”, los manifestantes se organizaron para continuar la protesta rumbo a las instalaciones de la televisora ubicada en Chapultepec.

Así, la caminata continuó con un: “Yo soy… ¿quién?...el estudiante. Que sí que no, el estudiante. Yo soy… ¿quién?...el campesino. Que sí que no, el campesino. Yo soy… ¿quién?...la ama de casa. Que sí que no, la ama de casa. Yo soy… ¿quién?...el que se echa una Goya. Que sí que no, el que se echa una Goya: ¡Goya, goya, cachún, cachún, ra, ra, cachún, cachún, ra, ra! ¡Goya, Universidad!”.

Las consignas de los jóvenes eran alentadas por quienes los observaban y con más energías continuaban: “¡Aleeeeeta! ¡Aleeeeeta! Alerta que camina, la lucha estudiantil por América Latina”. Y, después de un rato, los mensajes cambiaban: “Ibero, aguanta el pueblo se levanta”, “¡Gracias Ibero, por ese viernes negro!”, “Queremos escuelas y no telenovelas”.

Al estar a unos cuantos pasos de las instalaciones de Televisa Chapultepec la nueva consigna fue: “Ya estamos llegando y Azcárraga temblando”. El Huelum del IPN y el Goya de la UNAM llegaron junto con la noche; sin importar la institución a la que se pertenecía, todos coreaban la misma porra.

Luego de un momento, el movimiento #YoSoy132 entonó el himno nacional, para después acordar una asamblea en Ciudad Universitaria para el miércoles 30 de mayo, mensaje que llegó a todos los presentes gracias a la organización de un micrófono humano.

Los rumores iban y venían, como los jóvenes que rodearon las instalaciones de la televisora ante el mensaje difundido que decía que Peña Nieto aún no llegaba a Televisa. Los manifestantes lo esperaban en todas las entradas, pero jamás llegó. El nuevo rumor fue que el programa “Tercer grado”, que debía ser transmitido en vivo, fue grabado; sin embargo, otros pensaron que el candidato del PRI ya estaba adentro y gritaron una y otra vez: ¡Peña está en el baño!

Las paredes de la empresa de Emilio Azcárraga cambiaron de apariencia con las pancartas que los protestantes allí colocaron; los mensajes fueron claros: “#YoSoy132, escuchen mi voz”, “Apoyo total a la libre expresión de nuestros jóvenes”, “Si no estás prevenido, los medios de comunicación te harán amar al represor y odiar al reprimido. Malcom X”, “Creemos en la utopía porque la realidad nos parece increíble”, “La verdad nos hará libres”. “Si hay imposición, habrá revolución”, “Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica”, entre muchos otros.

A las once de la noche con cuarenta y cinco minutos, ya con las puertas de Televisa resguardadas por policías de tránsito, y sin ver señales de Enrique Peña Nieto, los manifestantes que aún permanecían frente a la televisora se marcharon, para no caer en provocaciones, pero con la firme idea de continuar con sus protestas.

“Nosotros somos… ¡Somos 132!”

"La única lucha que se pierde es la que se abandona". 
Ernesto “Che” Guevara

El 30 de mayo, como fue previsto, se reunieron en las Islas de Ciudad Universitaria cientos de jóvenes que discutieron el rumbo de #YoSoy132. Luego de que los voceros de cada institución se presentaran con un breve discurso, inició el debate sobre puntos clave como la ideología, las acciones y propuestas del movimiento.

Divididos en mesas de trabajo, los miembros trataron de llegar a consensos. En lo referente a su ideología se dijo: “Somos un movimiento autónomo e independiente de cualquier partido político. Nos pronunciamos en contra de la imposición mediática de cualquier candidato a elección popular […]”.

“Ante la coyuntura electoral, nos manifestamos en contra de la manipulación mediática e inconformes con un proceso electoral contaminado que pretende restaurar el viejo régimen político, un régimen que practica la violencia de Estado, la represión y el autoritarismo, la corrupción generalizada, la opacidad en la toma de decisiones públicas y demás prácticas antidemocráticas. Creemos que existe suficiente evidencia para demostrar que la cara actual de este viejo régimen es el candidato (presidencial) Enrique Peña Nieto. No es odio ni intolerancia contra su nombre, sino hartazgo e indignación contra lo que representa”, aseguraron. Y finalizaron ese discurso invitando a los ciudadanos a sumarse al movimiento “únanse a esta lucha que también es su lucha”.

La voz del micrófono cambió, ahora, para dejar claro que el movimiento estudiantil no olvida su historia:

“Ese silencio hoy lo rompemos para recuperar la historia, nuestra historia, la historia de todos los mexicanos de la cual somos participes y herederos. No olvidamos los esfuerzos y las luchas de movimientos obreros y campesinos: el magonismo, el villismo, el zapatismo, el movimiento ferrocarrilero y movimiento médico.

No olvidamos los movimientos trascendentes de nuestra historia, la expropiación petrolera, el vasconcelismo, la lucha por la autonomía universitaria, la insurrección social armada en los años 70. No olvidamos la defensa de los albergues del Instituto Politécnico Nacional en el 58, los movimientos estudiantiles de Tlatelolco en el 68 y el del 71. No olvidamos, tampoco, la Guerra sucia y sus desaparecidos. No olvidamos los presos políticos ni las huelgas universitarias del 86 y del 99.

México, tus hijos te estamos diciendo esto: somos herederos de los fraudes electorales de 1988 y del 2006, de las crisis económicas del 82, del 96 y del 2008. Somos herederos del movimiento armado del zapatismo, de la matanza de Acteal, de los impunes feminicidios en Ciudad Juárez, Chihuahua y, principalmente, en el Estado de México.


Hemos de alzar nuestra voz en este momento y decir: Sí, somos herederos de las represiones en Atenco y en Oaxaca en el 2006. Sí compañeros, el movimiento #132 somos nosotros, somos la demostración de la indignación y la rabia de los niños muertos en la guardería ABC (de Hermosillo, Sonora), somos Wirikuta, somos Cherán en Michoacán, somos Chapala (en Jalisco) […] Somos la indignación ante la brutal fuerza del Estado. Somos la indignación ante la guerra contra el narcotráfico y sus más de 60 mil muertos. Justicia pedimos”: ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia!, corearon todos.

Ante esta protesta y remembranza histórica, el movimiento #YoSoy132 pidió juicio político a Felipe Calderón, Elba Esther Gordillo y a Enrique Peña Nieto.

Y el discurso en el micrófono continuó, ante los cientos de jóvenes reunidos a un costado de Rectoría: “Hoy decidimos ser #132, ser historia y ser la conciencia mexicana. No olvidamos y gritaremos desde nuestra conciencia, hoy y siempre, ¡Somos 132! Lema que desató el grito de todos en uno mismo que decía: ¡México! ¡México! ¡México!”

La clausura del evento llegó luego de gritar un Goya, un Huelum y entonar, con el puño levantado, el himno nacional; un acto que se ha vuelto costumbre en las manifestaciones del movimiento estudiantil.

Aunque algunos analistas piensan que es prematuro llamarle “Primavera Mexicana” al movimiento estudiantil #YoSoy132, como Gustavo Esteva quien escribió en su artículo “¿Primavera mexicana?”, publicado en La Jornada, que “es demasiado pronto para hablar de primavera mexicana. Llamamos primavera árabe a un despertar radical que permitió al mundo árabe deshacerse de algunos dictadores y desatar transformaciones profundas que lo pusieron en sintonía con el resto del mundo”. Sin embargo, aclara que a pesar de que la movilización estudiantil en el país a penas empieza, no se puede descartar la posibilidad de que adopte ese rumbo.

Nadie puede decir cuál será el desenlace del movimiento #YoSoy132 o si ya puede ser usado el término “Primavera Mexicana”; sin embargo, mientras haya acción, el cómo llamar a la movilización no parece importar, al final del día, ellos dejan claro que: “La primavera no se acaba este verano”.





Bookmark and Share

0 comentarios: