jueves, 12 de abril de 2012

PERIODISMO ESPECIALIZADO, EN UN BACHE

Por Carlos Andrés Flores Zulbarán.
México (Aunam). México aún está en ciernes en cuanto al tema de especialización periodística, porque los reporteros que trabajan en sectores específicos son empíricos: no se ha desarrollado la capacidad por parte de las autoridades, ni de los medios de comunicación para especializarlos, afirmó Roberto Alejandro Garduño Espinoza periodista de La Jornada y profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Los pocos reporteros enfocados a rubros particulares, lo han hecho por actitud personal, porque han decidido hacerlo para tener mejor capacidad en el campo laboral.
Es fundamental que en este país, las escuelas generen cursos especializados de comunicación y sobre todo que presenten una lógica vinculada con la realidad de las fuentes informativas. “No hay una propuesta para desarrollar esto, estamos en pañales en comparación con países como Colombia o Argentina”, expresó el profesor.

El argumento principal que presenta el periodismo especializado es el objetivo fundamental de informar con claridad a la sociedad. La responsabilidad del medio implica tener en sus filas, personal que informe con veracidad y transparencia en sus diversos temas, sin embargo, surge un primer problema, ¿hasta donde los medios de comunicación desean que la población esté informada?

Este fin principal no es el que mueve a los medios, los diarios especializados son periódicos que tienen una tendencia política que no les permite un grado mínimo de objetividad para brindar al usuario, comentó, en exclusiva para Aunam, el periodista.

De igual manera el periodismo de investigación es una cuestión pendiente que de resolverse en los próximos años, porque cada vez más el país requiere información especializada en términos de un reportaje bien hecho, que derive en generar criterios políticos y económicos llevando a la sociedad a ser mejor.

Experiencia

Roberto Garduño llegó a la Cámara de Diputados después de cubrir todo tipo de sector, desde Presidencia, pasando por la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Salud, hasta llegar, a una fuente “muy complicada” en la cual tuvo que inmiscuirme y preocuparse por conocer el quehacer legislativo.

El primer paso fue tomar cursos sobre el trabajo parlamentario, leer la Ley Orgánica y la Ley del Congreso, entre otras, lo cual lo llevó a conocer cómo se elaboran las leyes, cómo se tratan y el producto final: de qué forma llegan al pleno y cómo las aprueban.

“Nadie me llevó a un curso, solo me tuve que ir involucrando en esos temas, somos empíricos, soy un ejemplo claro de cómo uno se especializa”, concluyó.




Bookmark and Share

0 comentarios: