jueves, 12 de abril de 2012

NOCHE DE CUENTOS DE CHARLES PERRAULT, EN EL CASTILLO DE CHAPULTEPEC

Por Erika Sánchez
México (Aunam). La explanada del Castillo de Chapultepec, en una noche llena de magia, fue el lugar en donde niños y adultos vivieron una nueva versión de La Bella durmiente, de Charles Perrault, a cargo de la Compañía Nacional de Danza (CND).

Con vestidos medievales, un carruaje, hadas, una bruja, reyes y príncipes; el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) presentó la temporada que concluirá el 22 de abril. Dirigidos por la maestra Sylvie Reynaud, Agustina Galizzi, Aurora Vázquez, Blanca Ríos, Erik Rodríguez y Harold Quintero dan vida a los personajes principales.

El nacimiento

El espectáculo inicia con la celebración del nacimiento de Aurora, todas bailan y cantan al sonar de la música del genio Tchaikovsky. En la fiesta se encuentran presentes el rey Florestán XXIV y la reina a quienes se les olvida invitar a Carabosse, la cual en señal de venganza lanza un hechizo contra la princesa Aurora y le desea la muerte al cumplir su decimosexto cumpleaños.

El huso embrujado

Al llegar el cumpleaños número 16 de la princesa, llegan guapos príncipes de distintos países para cortejarla, después de bailar con cada uno de ellos, una extraña mujer le regala un huso, la princesa jamás había visto algo así y lo toma para empezar a jugar. Haciendo movimientos en referencia a que se desmayaría comienza a tambalear por todo el escenario hasta que finalmente cae.

Un beso que vuelve a la vida

Las luces se van a negros y en un abrir y cerrar de ojos pasan 100 años del lamentable suceso, de la nada llega Desiré, un príncipe a la que el Hada de las Lilas le cuenta el suceso, el príncipe corre a buscar a la princesa dormida y cuando finalmente la encuentra le da un beso de amor, tan esperado por todo el público que aplaude con fervor mientras despierta la princesa.

En el escenario vuelven a aparecer los personajes del principio, entre ellos los reyes y las hadas, todos felices por el compromiso de su hija con el príncipe, para todo el reino no pasaron los años, debido a que las hadas los durmieron durante los 100 años que duró el sueño de Aurora.

Otros cuentos de Perrault

La compañía recrea otros cuentos del mismo autor como El gato con Botas, El pájaro azul y la princesa Florine y Caperucita Roja y el Lobo Feroz. El público quedó cautivado con los atractivos y coloridos vestuarios, sin perder de vista la belleza de los movimientos y las sonrisas de los bailarines, recordando los cuentos que alguna vez leyeron de niños.

Con la presencia de cada uno de los personajes de los cuentos de Perrault en el escenario, concluiría la boda. Un carruaje jalado por un corcel blanco, que parecía haber salido de un cuento de hadas, apareció enfrente de todos y se llevó a la pareja de enamorados, los cuales desaparecieron despidiéndose del público que aplaudía lleno de emoción.





Bookmark and Share

0 comentarios: