lunes, 28 de febrero de 2011

LOS MEDIOS Y EL PODER DEL NARCO

Por Ollin Velasco
México (Aunam). Los periodistas mexicanos no pueden ser publirrelacionistas de narcos y por tanto, la cobertura mediática de hechos en torno a la violencia que sacude al país por el tráfico de drogas debe ser cuidadosa por sus repercusiones, sostuvo Raúl Trejo Delarbre en la conferencia El poder del narco.

En dicho evento, celebrado en la FCPyS, se analizó el fenómeno del narcotráfico desde diferentes perspectivas, para lograr una visión de conjunto de su naturaleza y consecuencias.

Delarbre expresó que en esta época “da la sensación de que el asunto [del narcotráfico] nos avasalla”, y que por eso es vital que el periodista de hoy sea responsable de su manejo de información, ya que con la exhibición irresponsable y sin reservas del poder y atrocidades de los narcotraficantes, pueden llegar a difundir una “pedagogía de la delincuencia” que dé como resultado que quienes reciban la información, quieran imitar dichas prácticas. “Los periodistas no pueden convertirse ni en cómplices, ni en correveidiles”, señaló.

Asimismo, el ahora Presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI), al abordar la responsabilidad de los medios, dio cuenta de una nueva tendencia mediática: “Pareciera que ahora todos quieren salir en la TV para legitimar su poder, tanto narcos como políticos”, y criticó la forma en que actualmente se lucra con la exhibición de los delincuentes.

En el mismo encuentro, que fue enlazado en vivo con la Universidad Católica de Santo Domingo (República Dominicana), se contó también con la opinión de Jorge Mario García Laguardia, impulsor del proceso electoral democrático en América Latina; la del senador panista Luis Ovando, presidente de la Comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados y la de María Esther Navarro, catedrática de la FCPyS. Gerson Hernández fungió como moderador y encauzador del diálogo.

Con el afán de contextualizar legalmente la problemática expuesta por Delarbre, el senador blanquiazul puso en evidencia cuáles son a su parecer los aspectos en donde se encuentran las debilidades de la estrategia contra el narcotráfico de la Presidencia de la República: “subejercicios estatales, el deficiente sistema penitenciario estatal, la inexistente certificación de los cuerpos policiacos, corrupción y la falta de coordinación entre los tres niveles de gobierno”, advirtiendo al respecto que el marco legal y los recursos para abordar la problemática están ahí y son suficientes, pero que “el problema es de ejecución”.

Retomando el papel de la responsabilidad mediática, Delarbre concluyó diciendo que la problemática resulta agobiante e inasible si se aborda sólo desde una perspectiva, por lo que debe buscarse siempre un esfuerzo conjunto. Para cerrar, reprochó: “nos acostumbramos tanto a lo que vemos en el televisor o escuchamos en la radio, que perdemos la capacidad de asombro e indignación. Eso es lo peor que nos puede pasar.”








Bookmark and Share

1 comentarios: