lunes, 1 de noviembre de 2010

CUIDAR EL AMBIENTE: RESPONSABILIDAD COMPARTIDA DE LA CIENCIA Y LA POLÍTICA

  • Divulgadores, responsables de llevar el debate ecológico a la sociedad: Carlo Almeira
  • Científicos y universitarios deben dejarse de tonterías: Juilo Muñoz
  • Para una cultura ecológica eficaz, hay que empezar desde las aulas: Anaietzan Martínez
Por Liliana Morán
México (Aunam). Hasta ahora, la falta de educación ambiental y cultura ecológica han impedido que la sociedad se dé cuenta del terrible deterioro de los recursos naturales, pues yace inmersa en una cultura de úsese y tírese, al consumir mercancías de vida efímera, denunció Carlo Almeira, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias de la UNAM.

“Nos han enseñado que los recursos naturales (agua, aire, suelo, etc.) son del ser humano, están ahí para explotarlos y además son prácticamente gratis, por tanto lo único que se ha generado es la desvalorización de los mismos, urge una cultura ecológica para las presentes generaciones y para las que vienen”, manifestó Almeira.

Lo más importante, aseguró, es que si las personas le tienen miedo a la ciencia y algunos científicos no saben explicarla, se debe asumir el compromiso de exponerla de manera sencilla para hacerla parte del bagaje cultural de cualquiera, para que se generen debates tan normales como ocurre con los temas políticos.


Agregó: “Cuando todas las personas y, en especial los científicos y políticos, comprendamos que conservar nuestro planeta es una responsabilidad colectiva y que las decisiones se deben tomar con el fin de salvar primero al ambiente y luego a la sociedad civil, estaremos viviendo en un sistema económico/político alternativo y en otro paradigma científico. Por muy utópico que suene debemos luchar por él”.

Aunque aseveró que no todos los científicos son buenos, ingenuos o ignorantes en términos políticos; lo que se está perdiendo es el control de las creaciones, y es preciso desconfiar de que la tecnología solucionará el futuro.

Julio Muñoz, doctor en Biología, e investigador de Filosofía de la Ciencia en la UNAM, exhortó: “No debe existir una separación de los distintos conocimientos, trabajar en conjunto puede unificar y ayudar al desarrollo de la verdadera cultura ecológica y así para cualquier otro conocimiento o cultura que se quiera generar”.

Tanto los científicos como los hombres del poder tienen una concepción de la ciencia en la cual se encuentra al servicio del mercado y como un mecanismo para ejercer el poder; además, “no tiene mucho sentido una crítica, un estudio o un descubrimiento si no sale del ámbito académico, tiene que transmitirse, hacerse público porque nos compete a todos. Esas tonterías no dejan que la sociedad avance”.

Desde el punto de vista de Anaietzan Martinez, licenciada en Trabajo Social por la UNAM, coordinadora de varios proyectos ecológicos y asidua fomentadora de educación ambiental, una manera de educar y fomentar la cultura ecológica es comenzar desde las aulas; por ejemplo, generar acciones desde la universidad y socializarlas, sin permitir que sólo se queden como pequeñas islas de educación y cultura, es necesario que lo aprendido se divulgue.

Además aseguró que en México no hay una cultura de manejo adecuado de basura. Separar en orgánicos e inorgánicos no lo es todo, también hay otros elementos como los plásticos, los metales, la basura electrónica, cartones que llegan a mezclarse entre sí o van a dar a lugares que no deberían generando contaminación de aguas, suelos, aire, con consecuencias inmediatas en la salud y otras un tanto tardías para el medio ambiente.

Explicó que en la UNAM existe el Programa Universitario de Medio Ambiente (PUMA): "Desde diferentes perspectivas busca luchar contra la contaminación y concebir una cultura ambiental de gran importancia en nuestro país”, además exhortó a la población en general: “Cada persona tiene una trinchera desde la cual puede trabajar para ayudar al ambiente y generar una verdadera cultura ecológica-ambiental”.

Los especialistas participaron en la Mesa 5 Biotecnología, medio ambiente y poder, en el marco de las Jornadas de Ciencia y Tecnología. Reflexiones Multidisciplinarias, organizadas por Posgrado en Filosofía de la Ciencia, la Facultad de Ciencias, la División de Estudios Profesionales y el Centro de Estudios Sociales de la FCPyS; “con el fin de no olvidar que todas ciencias pueden unirse por el bien social de la humanidad y el mundo”, aseveró Elena Pérez, moderadora de la mesa.






Bookmark and Share

0 comentarios: