viernes, 16 de abril de 2010

MUESTRA LA MÚSICA CONTEMPORÁNEA LA COMPLEJIDAD DE LA ÉPOCA: LUIS ORDÓÑEZ

Por Arturo Vázquez Barranco
México (Aunam). A los 29 años, la vida podría parecer ya resuelta. Es difícil quizá pensar en un cambio radical. Sin embargo, para José Luis Ordoñez Sáenz no lo fue del todo. Después de haber estudiado la licenciatura en Mercadotecnia y trabajar para el gobierno de Chihuahua, la música llamó a la puerta y el éxito estaba detrás de ésta.

Cuando José Luis Ordóñez debutó en Bellas Artes y sintió aquel calor de los aplausos, decidió que el canto sí era aquello que le llenaba, era el complemento necesario para una vida feliz. “Desde los 14 años ya soñaba con los escenarios, admiraba mucho a Placido Domingo, pero la decisión de dedicarme de lleno a la música, llegó a los 29 años después de haber debutado en Bellas Artes”. No muy tarde, después de ese cambio radical, el tenor cumplió el sueño de cantar junto al español Placido Domingo en la gala “Viva la Zarzuela” en Puebla.

Nacido en la ciudad de origen del muralista Alfaro Siqueiros, el escultor Sebastián y la cantante Lucha Villa, José Luis Ordóñez tomó la música como una actividad importante desde los nueve años de edad cuando aprendió a tocar la guitarra. Durante su niñez y juventud formó parte del grupo coral de su escuela, de la Banda de Guerra y de la estudiantina en el Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua Plantel #4, lugar done le honraron con la inauguración de un Teatro que lleva su nombre.

La mia vita

Ahí en la casa del tenor, de fondo se escuchan melodías del cubano “Bola de Nieve”. La cava nos deja ver un amante de los vinos y del tequila y el ambiente nos prepara para una plática de una hora. Terminada la entrevista el músico tendrá que partir para el ensayo de su próxima puesta en escena.

Sentado en el comedor de madera rústica, José Luis Ordóñez platica acerca de cómo fue su acercamiento a la música, sus sueños y sus clases de canto en Europa con el tenor Pedro Lavirgen, en Estados Unidos con el barítono Richard Popino y el italiano Lázaro Ferrari. Sin embargo menciona uno de los puntos que siempre le han causado cierta inquietud: “No hice estudios formales de música, siento que es algo que siempre me ha faltado. Los estudios de Mercadotecnia me ayudaron para darme apertura de-mente y de la mente, por eso estoy un poco demente”, ríe con una expresión alegre y bromista.

La música clásica siempre fue la que inspiró al joven tenor y la que se ha llevado su mayor atención; sin embargo siempre ha estado ahí la música popular mexicana, desde el mariachi hasta los corridos. El repertorio de José Luis Ordóñez traspasa barreras espaciales y temporales, pues, así como debutó en Europa con la ópera Don Carlo del renacentista Giuseppe Verdi, también grabó su primer disco, “Lírica Chihuahuense”, en cual incluyó música originaria de Chihuahua.

Las dificultades del oficio

Para el tenor José Luis Ordóñez el camino al éxito no fue difícil y no porque las cosas se hayan dado fáciles, dice, sino porque par él las dificultades no existen. Después de unos segundos de pensar en su respuesta el tenor responde sobre cuáles fueron aquellas piedras en el camino de su carrera musical:


- Yo creo que no tuve dificultades y no porque las cosas se den fáciles. Simplemente, cuando haces lo que te gusta, las dificultades se vuelven retos y estos no los puedes tomar como “ay qué mala onda”. Los debes tomar como algo excitante que estás obligado a vencer si realmente te gusta lo que estás haciendo. Si no te gusta, tiras el harpa luego luego “a la porra yo qué tengo que estar haciendo ahí”. Cuando haces lo que te gusta no es trabajo, es diversión, es tu vida, es lo que gozas.

La experimentación

Con sus clases de canto, José Luis Ordoñez fue preparado para la música clásica. Desde joven le atrajo este género musical, sin embargo no quedaban de lado los ritmos populares de la época como Elvis Presley. Agrupaciones como “The Beatles” no eran muy bien entendidas por el cantante, pues los cambios de tonalidades en sus canciones no le eran muy atractivos.

- Además del clásico y la música popular mexicana, ¿Qué otros géneros ha experimentado?

- Acabo de hacer música contemporánea. Creo que es un reto porque musicalmente está estructurada de una forma distinta. Es música que no es clara en cuanto a la rítmica, te exige más experiencia como cantante y preparación.

Para José Luis Ordoñez, la música siempre tiene el sentido de mostrar la época. La música de antes, dice, era más sencilla porque antes la vida era sencilla. Es por eso que la música contemporánea se muestra compleja, porque vivimos en un mundo complicado. “La música de Revueltas, por ejemplo, trata de imitar aquellos sonidos de la ciudad como los cláxones”.

- Es difícil entender aquello que no sabes de qué se trata. Cuando uno está acostumbrado a formas más básicas, más bellas y le ponen algo distinto, el cerebro empieza a trabajar para entender qué está pasando. Después de acostumbrarte a lo nuevo ya puedes entenderlo y encontrarle lo bello.

Durante la explicación de las diferencias entre la música clásica y lo contemporáneo, el tenor tarareó un pequeñísimo fragmento de una pieza de Mozart comparado con lo que podría ser una pieza musical contemporánea con sus inesperados sonidos de ritmos variados.

La opinión de un clásico

- ¿Le ha interesado alguna vez el jazz?

- Yo creo que el jazz es una disciplina que se tiene que ir desarrollando. Es bastante complejo en el sentido de hacerlo. Existe la improvisación, tiene reglas de cómo se debe de hacer. No sé si hay una estructura de qué es lo que van a hacer o cómo saben cuándo improvisar. Se necesita ser bastante virtuoso o tener un entrenamiento apropiado para poder hacer improvisación sin salirte de la armonía o sin decir disparates (ríe). Yo no sabría decir en qué momento eres aceptado o cuándo eres rechazado.

José Luis Ordoñez cuenta una ocasión en la que fue al evento “Voces Unidas por Haití” donde fue invitado para cantar y tuvo la oportunidad, también, de poder presenciar cantantes de jazz a quienes dice disfrutó mucho. “Era muy padre estar oyendo cómo tenían esa capacidad de improvisación, esos sonidos tan interesantes que iban desde o agudo hasta lo grave. Es algo que se podría equiparar con el estilo barroco cuando se tenía que mostrar el virtuosismo en la voz”.

El tenor admitió conocer poco el lenguaje jazzístico; sin embargo dijo tener un cierto agrado con este género y una admiración hacia los intérpretes. “Es agradable escuchar el jazz, fue muy padre escuchar esas personas que lo hacían tan bien le emocionaban a uno, te daban ganas de aplaudir”.

Dentro de las invitaciones que el cantante ha tenido a proyectos, jamás ha figurado uno de índole jazzística, no obstante, él se muestra interesado en realizar cosas nuevas. “Ha de ser muy interesante meterte a ese mundo. Nunca me lo han propuesto ni lo había pensado, pero si me llegaran a invitar diría ‘vamos a ver de qué se trata’, yo creo que sería interesante”.

Los jóvenes y la música

Cuando el tenor fue cuestionado sobre qué tan difícil es para un artista nuevo conseguir foros para expresarse, él respondió que éste era uno de los retos a superar. En un teatro, dice, quieren que se llene. Para José Luis Ordoñez es una realidad la falta de espacios para quienes empiezan, pero esto se tiene que superar. “Cuando alguien tiene objetivos grandes, logra cosas grandes”, dice.

- ¿Cómo ves a los jóvenes en el ámbito musical?

- Los veo con muchas inquietudes. Veo mucho talento que viene empujando. Desafortunadamente ahora se tienen muchos distractores que te hacen perder el enfoque de lo que realmente quieres hacer. Por esta razón la tienen más difícil.

El problema básico que José Luis Ordoñez encuentra con la nueva juventud es que ahora tiene un panorama donde existen más comodidades que te vuelven flojo y te quitan la creatividad. No obstante, opina que ahora los jóvenes nacen más desarrollados y talentosos, pero no deben perder el camino lo aquello que buscan.

Uno de los consejos dados por el tenor a las nuevas generaciones es que no flojeen, deben prepararse, estudiar. Cuando uno pierde tiempo es muy duro, dice. “Yo les diría que se enfoquen en qué es lo que quieren y lo hagan. Si te va de la patada, pero te gusta lo que haces ya ganaste la mitad. Es peor que te vaya de la patada y no te guste tu trabajo”.

Otra cuestión negativa latente en nuestro país es la falta de apoyo, comenta el cantante. Además, también menciona que en México hace falta sentirnos orgullosos de nuestros artistas. Pone el ejemplo de Mozart. “¿Cuánto tiempo tiene Salzburgo explotando la imagen de Mozart?” Para José Luis Ordoñez la cultura es un aspecto poco desarrollado en el país. “Somos artistas por herencia. Los aztecas y los mayas eran poetas, cantantes. Creo que somos un pueblo que tiene la tendencia hacia el arte, hay que apoyarlo más”.

La imagen de José Luis Ordoñez ha sido reconocida en México con el premio Bellas Artes de México y el galardón Instituto de la Cultura de Guanajuato. En el extranjero ha sido ganador de del tercer lugar en el concurso Trujillo Perú e invitado en países europeos como Austria donde participo en el Festival Internacional de Bregenz. Sin duda es uno de esos casos especiales donde el talento se ha condensado en alguien con la intención de triunfar. Es así que debemos sentirnos orgullosos de tener artistas de talla internacional en nuestro país.




Bookmark and Share

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que es una entrevista muy fluida, en donde se disfruta la calidez del diálogo, se puede percibir el ambiente relajado y eso te lleva a continuar con el siguiente párrafo hasta terminar. Una escritura fluida, claridad de pensamientos, un excelente tema y una personalidad entrevistada.
Me gustó.
Gracias Arturo por transportarnos al espacio de la vida de José Luis, excelente trabajo.

Anónimo dijo...

Jose Luis Ordonez incita a la promocion del arte en Mexico y claro de los artistas Mexicanos. Aprecio esta entrevista como un paso atinado exactamente hacia esta iniciativa que solicita Jose Luis. La promocion de los artistas!
Gracias por abrir puertas y ventanas a travez de este medio para conocer y apreciar los tesoros escondidos que tenemos en nuestro pais. Adelante UNAM y la Agencia EStudiantil de Noticias Universitarias.

Anónimo dijo...

Maravillosa Entrevista , ojala se divulgara mas en el mundo artistico para buscar ese apoyo del que hablan , lo necesitamos! Felcidade Sr. Jose Luis por su trayectoria y al Sr. Arturo por tan linda introduccion al mundo de la opera!

Anónimo dijo...

Me encanta saber que hay grandes figuras en nuestro país y que gracias al buen periodismo nos las hacen saber, gracias a José Luis Ordoñes por compartir sus enseñanzas y su talento. Gracias al escritor por escribir con dulzura y sutileza.