jueves, 11 de marzo de 2010

EL ARTE DE HACER MÚSICA SIN TOCAR


Por Reyna Mariana Pérez Soria
México (Aunam). El Centro de Investigaciones de Diseño Industrial (CIDI) fue una de las cuatro sedes donde Ernesto Mendoza, único thereminista profesional mexicano, se presentó hoy, para dar a conocer la belleza y sonido del theremin, un instrumento creado a principios del siglo XX.

La peculiaridad de dicho instrumento es que se ejecuta sin hacer ningún contacto con él y la música proviene del movimiento de las manos alrededor de dos antenas que controlan el tono y el volumen; Ernesto Mendoza explicó que no hay ninguna sensación física pero que en la parte artística “es bastante estimulante el hecho de producir sonidos sin contacto”.

Para tocar el theremin es necesaria mucha disciplina. El músico, en entrevista exclusiva para Aunam, puntualizó que primero se debe estar interesado en el instrumento, luego se deben tener ciertos conocimientos musicales y la habilidad para escuchar, ya que esto facilitará el aprendizaje; agregó que éste es uno de los instrumentos más difíciles de ejecutar, puesto que no hay una referencia táctil.

El músico se encargó de deleitar al público con su ejecución, entre las piezas incluyó diversos géneros musicales ya que, como él mismo lo señala, a partir del gusto del intérprete es como se puede incluir en el repertorio desde música clásica, música popular y jazz, hasta rock, porque el instrumento permite la versatilidad.

Entre algunas interpretaciones interactuó con el público, de manera que explicó el origen, desarrollo y los principales exponentes hoy en día del theremin, asimismo invitó a dos personas del auditorio para tocar unos minutos y saciar la curiosidad que el instrumento provocaba.

El solista reconoció, durante la entrevista, que “en estos días hay muchas alternativas para combatir el desconocimiento del theremin, entre ellas, los eventos que realiza la UNAM, ya que son una excelente ventana para los jóvenes”; además, negó que sean ellos los únicos interesados en este tipo de música, ya que también las señoras adultas se muestran fascinadas, y recalcó la importancia de los medios para la propagación del instrumento.

Ernesto Mendoza ha tenido presentaciones en diversos foros tanto de radio como de televisión; sin embargo, la invitación a la UNAM es importante para dar a conocer su trabajo como thereminista, así como el instrumento y lo que se puede hacer con él, para que en el futuro haya más ejecutantes.

Indicó que, además de los conciertos en la UNAM, está en puerta la posibilidad de presentarse en otras instituciones universitarias, así como la grabación de un disco y posteriormente, un viaje a Nueva York, todo con el fin de la expansión del instrumento y el enriquecimiento personal.

Minutos antes de terminar el recital, como él lo llamó, atendió las inquietudes y preguntas del público; posteriormente agradeció a los asistentes y a quienes hicieron posible el evento, e invitó a todos los interesados en el theremin a tomar clases, las cuales está impartiendo desde hace dos años.





Bookmark and Share

3 comentarios: