lunes, 25 de enero de 2010

OTRAS GEOGRAFÍAS: EXPERIENCIAS DE AUTONOMÍAS INDÍGENAS EN MÉXICO

  • Necesario sumar experiencias para recuperar el país y el buen vivir: Ana Esther Ceceña
  • 2010: Año para fortalecer los movimientos de los pueblos indígenas: López Bárcenas
Por Remedios Pastén Rosales
México (Aunam). Estamos en condiciones de desastre ecológico y se juega la posibilidad de vida, mientras los gobiernos imperialistas siguen amenazando, nos encontramos en riesgo, en un momento de alerta roja, en una crisis civilizatoria por el capital que se recompone y con una sociedad con un alto desempleo, expresó la economista Ana Esther Ceceña, investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la UNAM en el Club de Periodistas de México.

Autora del ensayo Autonomía y control de los territorios en América Latina durante la presentación del libro Otras Geografías: experiencias de autonomías indígenas en México, comentó que la obra es una búsqueda y recopilación de experiencia y preguntas hacia donde ir y enfrentar los desafíos de la realidad contemporánea, indicó que no hay en el mundo condiciones de paz, ante las amenazas hacia el mundo entero y concretamente hacia América Latina, dada exacerbación de controles para mantenernos sometidos.

Para la investigadora del IIE, los desafíos para México radican en “como hacer que la Iniciativa Mérida no nos coma en un país que se esta desbaratando, balcanizando, engullido y condenado a la ingobernabilidad con el fin de aplicar otro tipo de normas”. Mencionó el periodo de la influenza del año pasado, momento en el cual se impuso un nuevo Código Penal en el país, a lo que llamó “una estrategia de simultaneidad…desesperación del capitalismo para controlar lo que se le sale de control”.


La académica invitó a volver a pensar en el buen vivir a través de relaciones entre humanos y otros seres vivientes de la naturaleza, apostándole a la recuperación de este país e incorporándonos todos. Para tal efecto señaló, que el principal paso es la emancipación del pensamiento e imaginación, la suma de experiencias para recuperar el país y el buen vivir.

Ante ese panorama, Francisco López Bárcenas, especialista en temas de autonomía y derecho indígena expresó que “este es el año en que hay que fortalecer los movimientos de los pueblos indígenas”, pues hay otros espacios donde diversas gentes se mueven creando diferentes poderes y viendo que hay maneras distintas de vivir.


Respecto a la crisis actual López Bárcenas externó que ésta, no la resuelve nadie, pues no es pasajera, ya que dijo, “Occidente se jodio y no da para mas, para donde veas”, por ello la mirada se enfoca a Mesoamérica, a los pueblos indígenas que resistieron y han resistido, por lo que las respuestas se deben buscar en ellos; pese a las constantes campañas gubernamentales que buscan deslegitimar sus luchas autonómicas mediante agresiones, desarticulación de comunidades y pago de paramilitares contra luchadores sociales.

Para el especialista en Derecho y Desarrollo Rural de origen mixteco, el libro invita a la reflexión en un país donde 43 millones de mexicanos medio comen, siendo esto un problema que genera “un control por hambre”, por ello alertó para que “se rescaten las semillas propias para producir así como las técnicas de producción para reforzar autonomías” a fin de seguir tendiendo puentes para fortalecer los procesos indígenas, lucha a la cual dijo, “vamos todos o no v nadie ya que solos no podemos”.

Durante la presentación del libro estuvieron presentes representantes de la Policía Comunitaria de Guerrero y de Vía Campesina, así como Ricardo Montejano Del Valle y los coordinadores del compendio Giovanna Gasparello, antropóloga italiana radicada en México de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa y Jaime Quintana Guerrero.

El libro abordan temas como: Seguridad, justicia comunitaria y control del territorio; Viejas y nuevas luchas hacia la autonomía; Comunicación para las autonomías; y, El control desde arriba y la práctica de la autonomía desde abajo. El punto de vista es de los actores en los procesos de construcción social, ante una necesidad urgente de articular las luchas que se están gestando en las diferentes comunidades, en busca de una “soberanía alimentaría de los pueblos indígenas en tierra, semillas, agua y producción de alimentos”.






Bookmark and Share

0 comentarios: