jueves, 15 de octubre de 2009

SE SUMAN UNIVERSITARIOS A LA LUCHA DEL SME


  • Buscan recuperar la Compañía de Luz y Fuerza
  • Marcharán “en defensa del patrimonio nacional”
Por Pablo Saldaña Amador
México (Aunam). Miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), del Sindicato de Trabajadores de la UNAM, académicos y alumnos de la institución se comprometieron a marchar juntos por las calles del Distrito Federal en protesta por el Decreto de Felipe Calderón que extingue a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, los miembros del SME hablaron de que uno de los principales móviles para esta acción es la pronta instrumentación del llamado “Triple Play”, proyecto en el cual el gremio estaba trabajando y por el cual se planeaba prestar servicios de telecomunicaciones, televisión digital, telefonía e Internet, entre otros, al Valle de México.

Recordaron que los hombres más adinerados del planeta son aquellos dedicados a este rubro, no tanto a la distribución de energía eléctrica, y exhibieron algunas de las irregularidades que, aseguran, existen en el proceso de liquidación. También protestaron por despliegue mediático que, dicen, se ha instrumentado en su contra.

Entre los estudiantes que tomaron la palabra destacó la participación de “Matías”, quien propuso la realización de foros, mesas de discusión y no sólo volanteos y marchas, pues “podemos llenar 50 veces el Zócalo, pero sin propuestas no lograremos nada”. Por ello, llamó a convertir a la Universidad en “Centro de Inteligencia y Atención” de este y los demás problemas que afectan al país.


Además estableció la necesidad de generar nuevos canales de comunicación popular, utilizar la inteligencia y, principalmente, la imaginación en cada protesta y manifestación, agotar las instancias legales mediante amparos y acciones legislativas, y no caer en provocaciones que generen violencia y desprestigien al movimiento de resistencia.

León Molina, del SME, aseguró que el golpe hacia su organización se debió más a que se trata de un sindicato combativo que a su mal funcionamiento, y que si el Contrato Colectivo del que gozaban era privilegiado se debía a décadas de lucha organizada. Lamentó que se cuestionen las prestaciones; por el contrario, aseguró que todo obrero mexicano debería luchar por alcanzar condiciones laborales óptimas.


Raúl Hernández habló de las “falsedades” en que se ha escudado el gobierno federal, como el costo de 42 mil millones de pesos. Aclaró que si la empresa no generaba ganancias era porque estaba impedida para generar electricidad; por la existencia de subsidios que provocaban que vendiera la energía más barata que a como la compraba a la Comisión Federal de Electricidad, y porque los principales consumidores, como Los Pinos, el Metro y varios grupos industriales gozan de exención.

Por su parte, los trabajadores de la Máxima Casa de Estudios presentes recalcaron la necesidad de realizar brigadeos y movilizaciones; exigir la salida de la Policía de las instalaciones de Luz y Fuerza, así como la recontratación de los trabajadores liquidados y la derogación del decreto presidencial. Puntualizaron la necesidad de conformar, para la próxima semana, el Consejo Nacional de Huelga, que sería el órgano central de una serie de medidas jurídicas, políticas y sociales, encaminadas a una huelga nacional.




Bookmark and Share

0 comentarios: