domingo, 3 de mayo de 2009

INVESTIGACIÓN UNIVERSITARIA SOBRE REVOLUCIÓN INFORMÁTICA

Por Diana Benítez
México (Aunam). La cita es a las 12:00 pero al llegar no hay mucho movimiento. El auditorio Ricardo Torres Gaitán está abierto, con las luces prendidas y los ventiladores inactivos.

Afuera, por el pasillo, llegan José Luis Maya y Verónica Calleros, del área de Difusión del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM. Sacan unos libros de una caja y los acomodan, se trata de Revolución informática, nuevo ciclo industrial e industria electrónica en México.

Alejandro Dabat, uno de los autores, inmediatamente se acerca a la mesa de libros y los observa. Poco después llega el otro autor, Sergio Ordóñez.

Esta obra hace un estudio sistemático de la revolución informática y de telecomunicaciones, y su desarrollo tendiente a la conformación de un nuevo ciclo industrial mundial, articulado y dinamizado por el sector electrónico informático (SE-I) que trae consigo el surgimiento de una nueva dimensión global e industrial del trabajo.

En la mesa está como moderadora la doctora Esther Iglesias Lesaga, y el invitado para comentar el texto, el doctor Jordi Michelli, quien asegura que “este libro narra el dinamismo y la estructura de grupos que se dedican a la explotación de la tecnología. Logra conjuntar a factores que son importantes en la vida de hoy; la tecnología, la velocidad y una interrelación entre sectores, empresas y formas de consumo de la tecnología”.

Mientras la doctora Iglesias se levanta de la mesa y pide unas hojas y pluma para hacer sus anotaciones, Michelli agrega: “la crisis actual pegó desde antes en México y ha tardado en resolverse. Resolverse entre comillas. En México hay una política industrial inexistente y resago en telecomunicaciones”.

Toma la palabra Alejandro Dabat, quien agradece la asistencia y asegura que “el libro está relacionado con otros artículos míos y de Sergio (Ordóñez) que hablan de software, pero el objetivo que se siguió para este fue un intento de situar la industria electrónica en México más no de México, realizamos más de un estudio integral y para ello se nos presentaron muchas vicisitudes… tanto así que lo terminamos en 6 u 8 años, ya ni recuerdo”.

Ordóñez fue el último en hablar, platicó sobre las experiencias, problemas y logros del libro. Para entonces hay más gente en el auditorio. Así que al cerrar la charla los aplausos fueron más efusivos.

0 comentarios: