lunes, 30 de marzo de 2009

PUMAS JUGÓ DE LOCAL EN EL AZTECA

Por Asaid Mera
El clásico de la afición se consumó; los jugadores de Pumas y América no provocaron más que bostezos en el partido, con excepción de una que otra jugada de peligro muy aislada, con lo que la afición se llevó las palmas gracias a su actitud y sus ganas de alentar a su equipo durante todo el encuentro.

En los 90 minutos la afición puma arropó a su equipo e hizo del estadio Azteca una sucursal más del Olímpico Universitario, dando cátedra de cómo apoyar y hacer vibrar el Coloso. Sin embargo, el resultado en el campo fue un espantoso 0-0.

En las gradas la parcialidad auriazul goleó a los americanistas escandalosamente, los “goyas” retumbaban en el inmueble de Santa Úrsula opacando cruelmente los “huelums”, que adoptaban las barras americanistas para defenderse, y no sólo por ser más en las tribunas, también por cantar con más corazón y entusiasmo que su contraparte azul crema.

Los canticos emblemas de ambos conjuntos: “vamos, vamos América, que esta tarde tenemos que ganar” y el “cómo no te voy a querer, cómo no te voy a querer si mi corazón azul es y mi piel dorada siempre te querré” de América y Pumas respectivamente se enfrascaron en varios duelos en el transcurso del partido siendo ampliamente superiores los universitarios.

Del partido no hay mucho que contar, sólo una jugada de peligro por bando, en una de ellas el lateral americanista Edgar Castillo llegó a línea de fondo, sacó un disparo que con la pierna alcanzó a mandar a tiro de esquina Sergio Bernal; de Pumas, un tiro a quema ropa de Fernando Morales que Guillermo Ochoa aguantó y logró detener; lo demás del juego es digno del olvido.

Ricardo Ferreti y Jesús Ramírez salieron a no perder, ambos técnicos se fueron satisfechos con el punto obtenido, ya que mantienen vivas sus esperanzas por calificar, Pumas es líder de grupo con 17 puntos y América continua en la ridícula lucha de los tres grandes (América, Chivas y Cruz Azul) por ver quien es el menos malo.

0 comentarios: