lunes, 3 de febrero de 2020

SIN RECELO POR USAR ROPA DE SEGUNDA MANO: DA LUA BAZAR

  • Es una alternativa de consumir moda fundada por la modelo y actriz brasileña, Luana Leme
Texto y fotografía: José Luis Ruperto
Ciudad de México (Aunam). Los costes sociales y ambientales del Fast fashion (aquella moda que se vende en los centros comerciales) ha llegado a un punto en el que se ha vuelto insostenible. Pese a lo desalentador del problema hay una alternativa: reutilizar la ropa que ya existe, algo que es mejor conocido como ropa de segunda mano y le dio vida a Da Lua Bazar, un proyecto emprendido por Luana Leme para contribuir a la difusión de un consumo más responsable de ropa.


De la ‘Ciudad Maravillosa’ a la ‘Ciudad de los palacios’

Luana llegó a la Ciudad de México hace diez años procedente de Río de Janeiro, Brasil. De su ciudad natal a la CDMX se encontró con dos urbes muy distintas en paisaje, pero muy similares en su gente. Además de ser modelo y actriz, también trabajó durante un tiempo para el medio digital Cultura Colectiva elaborando contenidos sobre moda, un tema que conforma una de sus más grandes pasiones y que ella vive día a día.

Al momento de la entrevista ella irradia una energía que evoca a tierras fluminenses, su outfit lo conforman unos botines rojos y un vestido largo de mangas largas estilo boho, con flores anaranjadas estampadas. Las marcas de lujo no son desconocidas para ella, pero también es consciente de lo relevante que es tener nuevos hábitos de consumo, como lo permite la compra y venta de prendas de segunda mano.

“Me gusta que puedes usar ropa de segunda mano y tener mucho estilo. Luego la gente cree que por usar ropa de segunda mano o te vas a ver antigua, entonces a mí como me gusta mucho la moda, también me gusta poner este estilo de la ropa de segunda mano y en mis looks”, platica mientras acaricia algunas de las prendas que conforman el inventario de Da Lua Bazar.

Con su proyecto, Luana pone al alcance de clientas y clientes prendas atractivas a través del perfil de Instagram @dalua_bazar, que poco a poco ha ido creciendo hasta contar a la fecha con 903 seguidores, tras un año de actividad. Cada pieza es seleccionada previamente por Luana, quién también se encarga de que todas las prendas pasen por las medidas de higiene necesarias. “Siempre es padre ir por la ropa, arreglarla y etiquetarla, es un proceso muy bonito”, comenta la brasileña.

Entre risas, Luana menciona que lo más complicado de su trabajo es estar de pie todo el día cuando va a algún evento de venta ropa, sin embargo, disfruta de estar en contacto con la gente y de compartir e incluso intercambiar prendas. En Brasil, Luana también ya frecuentaba los bazares y llegaba a encontrar con propuestas interesantes.

La filosofía que ella maneja es que la moda es el estilo de cada persona y la forma en que se comunica a través de la vida. Para la brasileña no es indispensable usar cosas de marca o muy caras, todo es una cuestión de imprimirle nuestro “sello” a lo que vestimos. “Creo que si uno se siente bien consigo mismo, lo que se ponga le va a quedar bien”, afirma Luana.

Una revolución a través de la ropa


El éxito de proyectos como el de Luana habla de que la forma en que se consume moda está cambiando, en especial entre las personas jóvenes. Uno de los hechos que ha dejado clara esta situación fue cuando a finales de septiembre del año pasado la cadena de tiendas de ropa para adolescentes, Forever 21, anunció el cierre de 178 de sus sucursales en Estados Unidos; en México también cerraron sucursales como la ubicada en la calle de Madero, en pleno centro de la Ciudad de México.

Por el contrario, los bazares en línea y físicos han empezado a ganar la popularidad y el gusto de un público en busca de una manera diferente de adquirir moda, que encuentra precios muy bajos y la posibilidad de conseguir prendas únicas con gran calidad. “Hay mucha gente que está entrando a este mundo”, afirma Luana. La fórmula de Da Lua Bazar que conjuga prendas con toques antiguos pero una apariencia fresca también le ha hecho ganar la preferencia de adolescentes.

Tras la entrevista, Luana vuelve a acomodar algunas de las cosas de su colorido inventario y mezcla de texturas muy agradable, pero sobre todo ilustra una alternativa para combatir la generación de ropa basura. Sin duda, Da Lua Bazar deja claro que se puede cuidar el medio ambiente con estilo.






Bookmark and Share

0 comentarios: