martes, 26 de noviembre de 2019

BUIKA CIERRA GIRA MUNDIAL EN IZTAPALAPA

  • La presentación de la reconocida cantante española marcó el inicio de los 16 días de activismo contra la violencia hacia las mujeres en la alcaldía
Texto y fotografía por: José Luis Ruperto
Ciudad de México (Aunam). El ‘Buika World Tour 2019’ llegó a su fin la tarde de este sábado en la explanada de la alcaldía Iztapalapa. Ante un público que según cifras oficiales fue de 4 000 espectadores, la cantante española de origen guineano acompañada por un combo femenino deleitó por casi dos horas al público con algunos de sus temas más emblemáticos como “Mi niña Lola” y “Jodida pero contenta”.

En 2010, Buika fue ganadora del Grammy Latino a “Mejor Álbum Tradicional Tropical” por “El último trago”

A las seis de la tarde la audiencia miraba con expectación el escenario, mismo que resplandecía con una iluminación rosa y azul, junto al mensaje “Mujeres libres. Sin violencias”. Minutos después apareció el grupo musical integrado por mujeres que acompañó a Buika durante su gira, enseguida ella subió al escenario con su característica sonrisa y unos vistosos aretes de color anaranjado; no tardaron en escucharse las ovaciones de los asistentes. “Te amo Buika”, gritó más de una persona.

“Niña de fiesta” fue el tema que con el que Buika inició junto a su público un viaje musical a través de géneros como el pop africano, jazz, blues y reggae. “Ella vive pegada a la luna, pegadita a las estrellas”, cantaba. Tras interpretar el primer tema la cantante dijo “la muerte del amor no es el final”. Su single “Vete que te quiero”, fue la tercera melodía que se hizo escuchar. Buika no perdía oportunidad de interactuar con los espectadores, con quienes en todo momento se mostró cercana.

En el repertorio de la oriunda de Palma de Mallorca no faltaron los temas que le dieron el acento mexicano a la noche como “El último trago” de José Alfredo Jiménez y “Cruz de Olvido” de Juan Záizar, con la única diferencia de que María Concepción Balboa Buika (su nombre completo) les dio alma flamenca.

Casi a mitad del show la cantante aprovechó para tomarse un trago de tequila y seguir con temas como “Oro Santo”, antes de este último Buika mencionó: “Mi papá me tenía miedo porque yo no le tenía miedo” y se la dedicó a él, después vinieron otras canciones como “Jodida pero contenta” y la más solicitada de la noche, “Mi niña Lola”, canción que dedicó a una joven del público llamada Mariana.

El reloj marcaba las 19:53 horas cuando finalizó el show. Buika bajó del escenario pero después regresó para recibir de manos de la alcaldesa de Iztapalapa Clara Brugada, el símbolo sagrado de la demarcación: un pebetero, que simbolizaba el mismo que cada 52 años era encendido en el Cerro de la Estrella para renovar el mundo.

“Te entregamos este símbolo, el pebetero de Iztapalapa porque tú irradias energía”, le dijo la alcaldesa a quien Chavela Vargas considerara como su hija negra. Así concluyó el viaje musical dirigido por Buika, una de las voces más privilegiadas del mundo que con su canto logró contagiar pasión y nobleza al público de la alcaldía más poblada de la Ciudad de México.





Bookmark and Share

0 comentarios: