miércoles, 2 de octubre de 2019

MIGUEL LEÓN-PORTILLA: UNA VIDA FELIZ, GENEROSA Y EN PAZ

Por: Redacción
Ciudad de México (Aunam). Historiador e investigador de la multiculturalidad indígena mexicana, Miguel León-Portilla murió a los 93 años de edad, informó la Universidad Nacional Autónoma de México.


El autor de "La visión de los vencidos", basado en escritos indígenas sobre la Conquista, fue además filósofo, profesor, editor, traductor, escritor, antropólogo, arqueólogo y un gran defensor de los derechos de los pueblos originarios de México.

Nació el 22 de febrero de 1926 en la Ciudad de México, hizo estudios en Guadalajara, Jalisco; la Loyola University, de Los Ángeles y la UNAM, donde se doctoró con la tesis “La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes”. Este trabajo ha sido traducido al inglés, alemán, checo, ruso y francés, entre otros idiomas.

Entre sus maestros y personalidades a quienes él reconocía como seres importantes en su vida estaban el sacerdote e historiador Ángel María Garibay; a Agustino Fernández, quien lo introdujo al arte indígena; a Juan Hernández Luna, discípulo de Samuel Ramos; a Manuel Gamio, el iniciador de la moderna antropología mexicana; Eduardo Noguera, “el hombre que mejor conoció la cerámica arqueológica de México”.

En ocasión de su cumpleaños 90, en un homenaje realizado por la Máxima Casa de Estudios del país, León Portilla también agradeció a miembros del exilio español, como José Gaos, Eduardo Nicol, Juan Comas, Santiago Genovés, José Miranda, Germán Somolinos, entre muchos otros.

Y también en la Universidad conoció a la lingüista, filóloga, catedrática, investigadora y académica española radicada en México, Ascensión Hernández Triviño, su esposa. En el homenaje referido, refrendó su amor y le agradeció las “pruebas de un cariño enorme. Ahora que estuve a punto de entregar los tenis, porque tuve una pulmonía que me tuvo tres semanas en el hospital; ella, como un ángel, cuidaba de mí todo el tiempo. La pobre dejaba otras cosas y en la noche tenía que levantarse varias veces… ¡te lo agradezco mucho, Chonita!”.



Miguel León Portilla impartió innumerables conferencias y cursos especializados entre los que destacan el Seminario de Cultura Náhuatl, en la UNAM.

De acuerdo con el diario La Jornada, el también poeta reflexionaba sobre la vida, la fragilidad humana y la muerte: “Los seres humanos somos muy frágiles. Me extraña haber llegado a cierta edad, porque los huesos con cualquier trancazo o choquecito se desarman; pero, decía Pascal, somos cañas pensantes; alguien añadió que más que cañas pensantes somos seres que alcanzamos con nuestros pensamientos las estrellas (…) Y yo agrego que aquí adentro, en la cajita de cal (en la cabeza), tenemos kilo y cuarto de carne, y allí está el universo; a mí me pasma eso. Eso es la base de las humanidades”.

Y sobre la muerte, en más de una vez se le escuchó decir que ya no le temía, que estaba en paz con la vida y con la muerte, porque era un hombre satisfecho y feliz. Aunque, también reconocía una inquietud y deuda con los pueblos originarios, por su presente y futuro:

“Sus tradiciones y sus lenguas están en peligro, pues siguen viviendo en regiones inhóspitas, no participan en la vida social y política de México y tienen que participar, pero sin perder su identidad”, comentó en aquella charla generosa con Aunam, en 2008.

Le preocupaba el reconocimiento legal de los derechos de los pueblos indígenas a nivel constitucional: “lejos de constituir un peligro de disolución y fragmentación de un estado nacional, puede contribuir a su florecimiento, en cambio, los casos de relación asimétrica con imposición cultural y lingüística de la sociedad dominante, llevan con frecuencia a tensiones y conflictos violentos”.

Su muerte ha cimbrado los ámbitos culturales, académicos y políticos de México. Por lo pronto, la secretaria federal de Cultura, Alejandra Frausto, infirmó que el jueves 3 de octubre se homenajeará al historiador Miguel Luis León-Portilla, en el Palacio de Bellas Artes, a partir de las 10:00 horas. El Instituto Nacional de Bellas Artes publicó que preparan diversas actividades para “agradecer su amor a México”.

El autor de libros como “Los antiguos mexicanos a través de sus crónicas y cantares”, “Trece poetas del mundo azteca”, “Quince poetas del mundo náhuatl” y “Erótica náhuatl” [su último libro], fue subdirector y director del Instituto Nacional Indigenista Interamericano; director del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM y merecedor de la Medalla Belisario Domínguez en 1995.

Al maestro nahuatlato (que habla náhuatl) le sobreviven su esposa, su hija, y dos nietos; pero sus deudos también los millones de personas que lo recordarán como un defensor de las lenguas y pueblos indígenas, narrador de historias no contadas, amante de México y su multiculturalidad, pensador universal… y un humano que ha trascendido a la eternidad. Ahora es inmortal.

Recomendación de lectura:

El autor y su vida contada por él mismo en una Egohistoria:
Miguel León-Portilla In: Egohistorias: El amor a Clío [en línea]. Mexico: Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1993 (generado el 02 octobre 2019). Disponible en Internet: . ISBN: 9782821855601. DOI: 10.4000/books.cemca.3373.



Reacciones al fallecimiento:























Foto y audio: Presidencia de la República

Bookmark and Share

0 comentarios: