lunes, 19 de agosto de 2019

CONSULTA INFANTIL Y JUVENIL: HERRAMIENTA DE EXPRESIÓN PARA MENORES

  • 26.7 por ciento de niñas, niños y adolescentes en la Ciudad de México brindan su percepción de la violencia y seguridad
Por Beatriz Osnaya
Ciudad de México (Aunam). El Instituto Nacional Electoral (INE) desde hace 22 años realiza la Consulta Infantil y Juvenil, con el propósito de acercar a la población joven del país a sus derechos de participación ciudadana. Brenda García, vocal de Capacitación Electoral y Educación Cívica en el 23 Distrito Electoral del INE en la Ciudad de México, comentó que diseñaron las boletas pensadas en la inclusión de todos los jóvenes e infantes.


Incluso, puntualizó, “los colaboradores realizaron unas para los casos de niños que no supieran escribir, para ellos había formatos para dibujar”.

En el caso de la alcaldía Coyoacán, los datos que resaltan son la percepción de la seguridad en los espacios públicos, 2924 jóvenes prefieren quedarse en casa a jugar videojuegos, ver tele o para estar en redes sociales; esto quiere decir que no salen a las calles como esparcimiento, debido a la percepción de inseguridad fuera de su hogar.

La Consulta también evidencia los roles de género que aún existen en la población. Quien cuida y a los hijos y lleva el hogar en este distrito es la mamá según 5249 jóvenes, luego los papás con 2541, y en tercer lugar aparece un fenómeno constante en México, 2419 abuelas cuidan a sus nietos.

Fernando Antonio Hernández Cuevas, de 16 años, expuso que este último es su caso. Sus padres salen a trabajar y después de la escuela llega con sus abuelos.



A través de los años las Consultas han sido transformadas, pues las problemáticas sociales han cambiado, en esta edición tres de sus ejes fueron: representaciones de género, violencia y discriminación.

Las boletas de este año fueron realizadas por el INE en conjunto del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

También existieron plantillas braille para niños y jóvenes con discapacidad visual, además de contar con boletas en lenguas indígenas. “El Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) tradujo las boletas a las lenguas mixe, mixteca, náhuatl, otomí y tlapaneca”, informó el INE.

Sin embargo, la vocal consideró que en las boletas para infantes fueron complejas debido a la lectura tan pesada que contenían. Para agilizar este proceso fueron instaladas mesas de diálogo donde un voluntario del INE leía a los niños y niñas para garantizar la comprensión del texto.

Jornada electoral


Las casillas fueron colocadas en espacios públicos, como parques, Faros del Saber, deportivos y escuelas. Brenda García observó que en el caso de escuelas el proceso de acceso fue más complicado, debido a la seguridad de los infantes y jóvenes, sin embargo, en algunos casos de espacios públicos la dificultad fue el trato la accesibilidad de los padres, “pues en varias escuelas los padres debían firmar un permiso para que el niño participara” o no contestaron ciertas preguntas por presión de sus progenitores.

En el distrito 23 fueron colocadas 65 casillas, las cuales no fueron suficientes, pues la participación superó las expectativas que tenía el equipo, así lo comentó Brenda García. La participación en la Ciudad de México fue de “401, 369 niñas, niños y adolescentes, que representan al 26.7 por ciento de la población que tiene entre 6 y 17 años”, registró el INE.

El proceso fue a nivel federal, aplicado en 30 entidades del país. En esta edición el tiempo de aplicación fue de nueve días, mayor a ejercicios pasados.

Breda García afirmó que esta jornada tuvo mayor participación debido a la mayor difusión y la coincidencia de acontecer en días festivos, pues este factor favorecía a que padres tuvieran la oportunidad de llevar a sus hijos a participar.

El propósito de dicha encuesta es una herramienta para la creación de políticas públicas que ayuden a los infantes y jóvenes de la Ciudad de la México a un desarrollo digno y pleno de sus derechos.

La primer Consulta fue realizada en 1997, por el antes Instituto Federal Electoral (IFE) y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), con el propósito de incentivar “educación cívica y la cultura política entre los menores de edad y contribuir a fomentar el reconocimiento de los derechos del niño”. Desde ese momento hasta la fecha el INE ha realizado cada tres años, en época electoral, este ejercicio.

A pesar de su realización sin interrupción desde hace 22 años esta encuesta ha quedado como ejercicio cívico sin haberlo llevado a la práctica. Brenda García espera que este año sea el efectivo y los resultados sean reflejados en acciones políticas en beneficio de niñas, niños y adolescentes del país.




Bookmark and Share

0 comentarios: