lunes, 8 de julio de 2019

UN SPIDER-MAN SIN INDEPENDENCIA INICIA NUEVA FASE DEL MCU

Por Eduardo Montero Legaspi
Ciudad de México (Aunam). La saga del infinito que inició con la cinta de Iron Man en el 2008 concluye con la película del arácnido “Spider Man: Lejos de Casa” y también es la primera película dentro del universo Marvel y de la saga que no tiene un cameo de su creador Stan Lee.


La película es la fórmula clásica de una comedia romántica de adolescentes, ligera, amena y muy digerible, que incidentalmente es trastocada por el heroísmo.

Los personajes secundarios evolucionan, pero es el villano Misterio el que acapara la atención. Jake Gyllenhall hace propio a su personaje y lo pinta muy apegado al cómic como un antagonista sinuoso e hipócrita, puesto que realmente reta al héroe física y mentalmente, pero el origen de este villano esta indirectamente relacionado con el personaje principal de la saga, Iron Man, y no en el protagonista de esta cinta, y es un problema que le quita un poco de esencia a la independencia de Spider Man dentro del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM).

El guión apela a un universo y gracias a esto funciona como un puente para cerrar y abrir ciclos dentro del mismo, pero no apoya el enriquecimiento de lo que es el arácnido, Marvel decide no tocar esa fibra y eso es lo único que le hace falta a este Spider Man.

Tom Holland es brillante como héroe, el personaje sí evoluciona bajo su control, aunque es hasta el acto final que podemos plantear que inicia su individualismo como superhéroe.

Aunque a la cinta le falta adentrarse un poco más en la libertad y las facetas diferentes que tiene el superhéroe arácnido; la película es entretenida, movida y digerible -pero no es un detonante de taquilla-, bajo esa premisa, el filme cumplió y augura expectativas de un futuro más excitante y nostálgico.

Imagen: BagoGames.

Bookmark and Share

0 comentarios: