domingo, 7 de julio de 2019

LA TREVI HACE “DIOSA DE LA NOCHE” AL PÚBLICO CAPITALINO

  • Como parte de la octava gira de su carrera, Gloria Trevi inundó de energía el escenario de la Arena Ciudad México
  • Reconoció a su público de la comunidad LGBT+
Por José Luis Ruperto
Ciudad de México (Aunam). Está por caer la noche en la ciudad y las inmediaciones del coloso de Azcapotzalco parecen una auténtica romería. Pese a la lluvia, ríos de gente llegan al lugar para disfrutar del concierto de Gloria Trevi; unos arriban en carro, otros caminan desde el metro Refinería/Arena Ciudad de México en donde vendedores ambulantes ofrecen desde banderas del orgullo LGBT+ hasta tazas y gorras con el nombre de la intérprete de “Pelo Suelto”.


El concierto comienza una hora después de lo previsto, en punto de las diez de la noche, con un lleno total de una Arena que se oscurece y comienza una cuenta regresiva de tres minutos, al faltar un minuto unas intensas luces blancas en el escenario desatan la euforia del público. Instantes después aparece Gloria Trevi con un vestido sumamente largo de color dorado, además lleva una corona y cadenas que la hacen evocar la imagen de una diosa. “Baila, goza, todos quieren con ella”, canta al abrir el espectáculo con su nueva canción “Diosa de la noche”.

La ovación del público no se hace esperar, después la cantante entona su éxito “Con los ojos cerrados”, de inmediato es coreado por la audiencia. Después, uno de los bailarines de la cantante la asiste para ponerse una resplandeciente chamarra dorada que la hace brillar aún más en el escenario, enseguida comienza cantar el tema “Ábranse Perras”, entre el público no falta quien se levanta de su asiento para intentar hacer la coreografía del videoclip.

El cuarto tema de la noche es otro de los hits más destacados de la cantante: “Gloria”, el dance pop se hace escuchar en la Arena y “La Trevi” enciende la llama del público. La teatralidad que caracteriza los shows de la artista no falta con una gran producción que incluye luces, rayos láser y gráficos, además de varios cambios de vestuario.

En una noche electrizante, en breve llega un poco de romanticismo a la velada cuando la cantante se viste con saco de solapa ancha, sombrero y toma la identidad de su alter ego “Mr. Trevi” e interpreta el tema “Como yo te amo”, un éxito del cantante español Raphael.

Después los bailarines de la intérprete aparecieron en escena con globos plateados, Gloria Trevi se coloca detrás de ellos y realiza otro cambio de look. No tarda en escucharse, “Tengo los pies en la tierra pero toco el sol, son invisibles mis alas pero te aseguro que puedo volar”, parte de la canción “Mujer Maravilla” de su anterior álbum “De película”. Sus coreografías bien ejecutadas complementan el show.

“Esta es nuestra primera cita y ya me enamore de ti”, le dice la cantante al público. El escenario cobra tonalidades rosas y empiezan a sonar las notas de “Vestida de azúcar”, otro de los temas más esperados y coreados durante la noche.

Del romanticismo la audiencia es llevada a la pasión cuando Gloria Trevi aparece sobre el escenario con un leotardo rojo y sus bailarines la rodean con sugerentes trajes ajustados de color negro. La intensidad del espectáculo sube cuando llega un hombre ataviado con capa roja, que luego se despoja de ella y baila de forma sensual con “La Trevi”, mientras ella canta “Quiero que me duela”.

Otro tema clásico del repertorio de Gloria Trevi que se hace escuchar en el escenario es “Ángel de la guarda”, a punto de finalizar esta última canción uno de los bailarines toma una pistola de la que se proyecta un rayo láser y le apunta a la artista, después el estruendoso sonido de un impacto de bala se escucha y en las pantallas gigantes aparece la imagen de una bala y sangre, la escena le da dramatismo al concierto.

Se apagan las luces e instantes después “la reina de la taquilla”, llega con un traje de cuerpo completo plateado que incluye un corazón en el pecho. Un mix de temas como “Habla Blah, Blah” y “La noche” hace que los asistentes se vuelvan a levantar de sus asientos para bailar y alzar las manos.

Tras interpretar “Dr. Psiquiatra” y algunos temas a piano, la “Diosa de la noche” vuelve a salir ante la audiencia, pero esta vez con el cabello esponjado, vestido dorado y medias rotas para consentir a los espectadores con “Pelo suelto”.

Parece que Trevi ya no puede encender más al público, pero esta suposición se viene abajo cuando comienza a sonar la tonada de “Todos me miran” y en la parte baja de la Arena una bandera gigante del orgullo LGBT+ recorre todo el público hasta llegar al escenario, las gradas también se empiezan a poblar de los colores arcoíris.


El recinto retumba y de nueva cuenta la regia sale a domar el escenario, además de decirle a sus fans que lo más importante es sentirse orgulloso de uno mismo, miles de voces se fusionan para cantar la misma canción: “¡Y me solté el cabello, me vestí de reina, me puse tacones, me pinté y era bella…!”, se oye con fuerza.

El evento concluye con “Tribu”. Los y las fans se retiran, las luces comienzan a apagarse y como en algún otro concierto dijo Gloria Trevi: “Llega esa amiga que se llama soledad”.




Bookmark and Share

0 comentarios: