martes, 14 de mayo de 2019

STAN LEE Y LA NATURALIZACIÓN DEL FRIKI

Por José Efrain Salas Alvarez y Diana Belén Herrera Guerra:
Ciudad de México (Aunam). La industria del cómic sufrió un fuerte impacto luego de que a la edad de 95 años muriera el escritor y guionista Stan Lee, medios como TMZ y el Hollywood Reporter anunciaron que la persona detrás de la creación de personajes como Spider-Man, Black Panther, Iron Man, Thor o Daredevil, había fallecido la mañana del lunes 12 de noviembre en un hospital de Los Ángeles, California.


Stan Lee Martin Lieber, quien empezara como un escritor secundario en Timely comics, fue forjando su camino dentro de la industria escribiendo historias cada vez más importantes, como “The Fantastic Four”, “X-Man” o personajes como Ant-Man o Iron man; dichas historias formarían la base de lo que hoy conocemos como Marvel Comics.

Las obras de “Real Stan” provocaron un cambio en la dinámica social, al comenzar la normalización de las prácticas de ciertos grupos como los frikis, los otakus o los geeks, mismo que vivían reprimidos por sus gustos. Para el profesor, David Cuenca Orozco, doctor en Ciencias Políticas y Sociales, Stan Lee innovó en la forma en la que la historia del superhéroe era contada.

“Modificó la forma de contar historias, las historias crudas y profundas, fueron censuradas, a partir de una medida empleada en Estado Unidos, en donde los cómic ahora debían llevar un sello esto ocasionó que las historias de Stan Lee se emblandecieran, retomando la biografías no solo del superhéroe, sino del hombre detrás de él, justificando los poderes del hombre, que son mayores a los del héroe”.

“Fue uno de los maestros de lo que conocemos como narrativa gráfica, el cómic, un medio de comunicación que en sus inicios no lo era, las historias de Marvel, no tenían gran difusión, lo más importante antes del universo cinematográfico que conocemos, Stan Lee ya había hecho una labor importante para lanzar al cómic en otros medios fuera del mismo lenguaje, en los Ángeles, funda Marvel Studios, donde crea series como El hombre araña, el hombre verde ‘Hulk’, pero, el universo comienza ahí”.

La figura de Stan cobró mayor impacto dentro de aquellas subculturas que disfrutaban de leer cómics, ver anime, consumir manga, videojuegos, caracterizarse como sus personajes favoritos, ya que hizo al cómic algo global, al superhéroe comerciable, les dio identidad a aquellos grupos, y según palabras del doctor Cuenca, les permitió reforzar su identidad.

“Eso tiene más de 20 años, en su momento las subculturas o las culturas juveniles derivadas de lo geek, de lo otaku, más o menos todos comparten ciertos elementos y características culturales, si existían ciertos estigmas, si habían problemas culturales sobre esos grupos”.

La discriminación hacia estos grupos puede observarse desde edades tempranas, en las que señalan aquellas personas que tienen este tipo de gustos, al respecto el profesor David comentó: “a mí me pasaba mucho que si tú tenías un gusto como esos, te tomaban como un rarito, eras un teto, alguien que no solo estaba mal porque le gustaban tonterías”.

Con el paso del tiempo, dichas comunidades han adquirido identidad, reconocimiento, todo gracias a exigir espacios, medios para poder relacionarse, expresarse; la frikiplaza es un ejemplo de esto, “por eso ha habido una transformación cultural de todo este fenómeno que se ve reflejado, por friki me refiero a todas aquellas personas que tienen un gusto y una pasión por las industrias culturales de proveniencia oriental; chinas, japonesas, estadounidenses, tales como el videojuego, el cómic, la narrativa gráfica del manga, juegos de rol y de mesa, etc”, dijo el doctor Cuenca.

“Era un gusto que tenía que ser escondido porque eras juzgado, pero hoy la gente ‘empujó’, les dieron lo que querían porque la cultura friki ya es algo muy común cada vez más amplio”. Sin embargo, los medios de comunicación también influyeron en este proceso, “algunas empresas de creativos y los medios digitales de naturaleza industrial han tenido mucho que ver, han ido naturalizando estas industrias, el consumo y a las personas que se encargan de su creación”, comenta el académico.

La importancia de la frikiplaza va más allá del ámbito económico, es un lugar en donde se desarrollan prácticas y creación de identidades, “es un espacio que permite la interacción de gente con la cual compartir tus gustos y tus pasiones, por esa asimilación de identidades y por esa conformación de la identidad a partir de esta identidad, emergió, es por lo que la friki plaza y la cultura friki tienen un lugar muy importante”.

Diversas prácticas y eventos han provocado que la identidad de este grupo se haya fortalecido: “la marcha del orgullo friki, la marcha zombi, son cuestiones que son tan importantes como esas minorías otrora, pero que ahora son tantas personas como tanto gusto de tanta industria hay en el mundo, las plataformas sociales han hecho que gente pueda darle un click a Facebook para ver ‘Goku para presidente’ o un episodio de Hora de Aventura”.

“Eso ha hecho que se haya naturalizado, eso ha provocado que la industria de lo friki se haya abierto a mas que los campos de lo otaku o lo geek, uniendo a estos grupos, en una sola acepción, pero esta se ha ido limpiando de estas asperezas que lo consideraban como algo despectivo, se han vuelto parte de una comunidad, más que de unos cuantos escondidos debajo de una escalera con miedo a que les peguen”, dijo el doctor Cuenca.

Stan Lee creó diversos productos audiovisuales, culturales y creativos, mismos que abrieron el camino para que la cultura friki fuera normalizada de a poco, a pesar de que aun exista rechazó, la comunidad ha ido obteniendo mayor legitimación dentro de la sociedad.

“El friki era un raro, de freak, fenómeno. Ahora el friki es cool es alguien que sabe, que siempre supo pero alguien que no quería conocer o no estaba dispuesto, lo denigraba, lo destruía, por ello era minimizado con la finalidad de tener su hegemonía social, cultural, política y económica sobre el friki, ahora si es discriminado, no le importa, él continua con su vida”, concluyó el profesor David.







Bookmark and Share

0 comentarios: