lunes, 16 de octubre de 2017

LA HERENCIA HISTÓRICA DEL 68, A 49 AÑOS DE LA MATANZA

Por Mónica Santos Vargas y Ulises Mendoza Guerrero
Ciudad de México (Aunam). En el marco de los 49 años de la matanza en Tlatelolco, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM fungió como recinto de discusión en torno a la herencia histórica del movimiento estudiantil de 1968. El auditorio Ricardo Flores Magón fue sede de este evento al que acudieron alumnos de la universidad, profesores y exlíderes estudiantiles.


Desde la mesa de invitados se realizó una videollamada con Romeo González, quien fuera representante de dicha Facultad ante el Consejo Nacional de Huelga en la década de los sesenta.

“Estudié aquí el primer año y el último de la carrera, porque los otros los cursé desde la cárcel de Lecumberri”, mencionó quien también fuera consejero estudiantil en la universidad.

González resaltó que “en el 68 se hizo eco de toda la sociedad. Eso es lo que pregunto hoy: ¿Están los universitarios debatiendo sobre el futuro de este país o están atrapados en la cárcel en la que quieren meterlos? En las próximas elecciones el tema crucial es qué va a pasar con la nación, no con la silla presidencial”.

El evento también tuvo testimonios de personas que formaron parte del movimiento estudiantil, como Adriana Corona, quien estuvo presente en la Escuela Nacional Preparatoria, Plantel 6 Antonio Caso y habló sobre su participación como mujer y menor de edad.

“La TV estaba totalmente controlada y las brigadas eran para señalar lo que estaba oculto. Pero los padres eran represivos, encerraban a sus hijas para que no anduvieran en movimientos sociales; muchas tenían que vestirse de largo para decir que iban a fiestas y poder escaparse a las reuniones”, explicó.

Por su parte, Raúl Rojas Soriano expresó que “la secuencia estudiantil no terminó ni el 2 de octubre ni el 4 de diciembre porque los movimientos no terminan por decreto, sino en esta misma situación [de] la que muy pocos hablan”.

Para finalizar, Rojas retomó lo que escribió en su libro Memorias de un brigadista del Movimiento Estudiantil Mexicano de 1968 para señalar que hay otros testimonios que no plantean lo que realmente sucedió.

Bookmark and Share

0 comentarios: