miércoles, 18 de octubre de 2017

DESMIENTE XYOLI PÉREZ RUMORES Y MENTIRAS SOBRE SISMOS Y PLACA DE COCOS

  • La directora del Servicio Sismológico Nacional anuncia la próxima instalación de sismómetros
Por Stephany Abigail Samaniego Soria
Ciudad de México (Aunam). Xyoli Pérez Campos, directora del Servicio Sismológico Nacional (SSN), dirigió una conferencia en la Facultad de Ciencias de la UNAM acerca de los movimientos y contorsiones de la Placa de Cocos con el de fin de ampliar el conocimiento de la comunidad y desmentir los rumores que han generado pánico en la sociedad mexicana a consecuencia de los recientes sismos registrados en el país.



“Un sismo es el movimiento telúrico generado por la ruptura de una falla ante la acumulación de fuerza en esta misma”, definió Xyoli Pérez para dar inicio a la conferencia, y refirió la importancia del estudio de la estructura y geometría de la Placa de Cocos, ya que ha permitido analizar los movimientos de subducción de esta placa tectónica que han originado los sismos ocurridos en septiembre del 2017.

Pérez también hizo énfasis en la necesidad de informar, ante los mitos y rumores propagados, sobre la relación de los fenómenos naturales ocurridos, así como la adopción de una cultura sísmica que garantice la seguridad de las personas y de los bienes frente a lo impredecible de los movimientos telúricos.

“Es impresionante que, independientemente de la magnitud del sismo, la intensidad que se percibe dependa del terreno en el que está construida la ciudad. Como la Ciudad de México se encuentra en lo que fue el Lago de Texcoco las ondas sísmicas se amplifican de manera que la violencia con la que se mueve el terreno es brutal”, expresó en entrevista Leonel Apolonio, estudiante de la Facultad de Ciencias.

Aunado a la magnitud y las características del terreno en el que está construida la ciudad, Xyoli Pérez agregó que la profundidad, es decir, los kilómetros de cercanía entre el epicentro y la superficie terrestre, también determinan la intensidad del sismo. Para ejemplificar este punto, se compararon los sismos del 19 de septiembre de este año con el del 19 de septiembre de 1985, con 57 y 18 kilómetros de profundidad respectivamente.

Si bien la red sísmica mexicana cuenta con mucha instrumentación para estudiar la geometría y estructura de las placas, no hay suficientes analistas para dar cobertura nacional en las diferentes estaciones y aún quedan zonas por analizar y experimentar para explicar los fenómenos que ocurren. Como en el estado de Guerrero, en el que a finales del 2017 se instalarán sensores de fondo marino para mejorar la resolución en el estudio de la Brecha de Guerrero.

Bookmark and Share

0 comentarios: