jueves, 20 de octubre de 2016

MONSIVÁIS FUE UN PILAR FUNDAMENTAL PARA EL FEMINISMO: MARTA LAMAS

Por Lesli Marcela Méndez Luna y Carlos Benito Morales García
Ciudad de México (Aunam). Martha Lamas Encabo, feminista mexicana, aseguró que Carlos Monsiváis fue el único hombre del medio intelectual mexicano en apoyar al movimiento feminista no por compromiso o por ganar fama, sino por interés personal y, sobre todo, por interés intelectual.

Lamas relató que en alguna ocasión Monsiváis se dijo ser empático y sensible con el movimiento feminista ya que él sufría de discriminación por cuatro motivos: ser gay, feo, pobre y no ser católico.


Carlos Monsiváis se describió como un “Misógino Feminista” porque alternaba su misoginia con una encendida defensa del feminismo. Fue un exponente de la ideología feminista y la liberación sexual en México. Apoyó la campaña por la despenalización del aborto y fue un soporte para las minorías, añadió.

Marta Lamas Encabo, antropóloga mexicana nominada al Premio Nobel de la Paz en 2005, y Daniel Rodríguez Barrón, escritor mexicano, comentaron la importancia de Carlos Monsiváis en el movimiento feminista en México; “El feminismo a principios de los años 70 encontró un aliado importante en Monsiváis, fue uno de los pocos intelectuales que han respondido a los cuestionamientos feministas sobre el lugar que ocupan las mujeres en la sociedad”, dijeron

Más allá buscar un cambio en las reglas y las leyes, el objetivo de Monsiváis era el debate público; “La lucha por la legalización del aborto es un éxito del feminismo, escribió Carlos en los años 70, cuando el aborto no era legal en la Ciudad de México, pero lo decía más por el tema del debate público que para él era muy importante ya que permitía que el tema se discutiera”, añadió Lamas, catedrática de Ciencias Políticas en el Instituto Autónomo de México (ITAM)

La también antropóloga, señaló que Carlos Monsiváis funcionó como un gancho para el movimiento feminista mexicano: cada que las feministas convocaban a una conferencia de prensa, llamaban al escritor para captar la atención de los medios, ya que si lo hacían solas, serían ignoradas rotundamente.

Las declaraciones se dieron en el marco de una charla organizada por el Museo del Estanquillo, recinto que resguarda colecciones del también cronista mexicano, Carlos Monsiváis. Como base de la charla se utilizó el Libro Misógino Feminista, cuya autoría es del escritor previamente mencionado.

Al referirse al escrito de Monsiváis, Lamas dijo que documenta el machismo en México, a través de la historia; se enfoca en los cambios de mentalidad que han tenido las mexicanas, hace una burla de los machos, por medio de un análisis a la cinematografía mexicana, critica el sentimentalismo que se le da a la madre en la sociedad mexicana y habla de obras importantes de mujeres intelectuales, como la francesa Simone de Beauvoir.

Manifestó que Monsiváis brindó apoyo al movimiento feminista desde el circulo de las letras, pues impulso la revista Debate Feminista, fundada en 1990, “Carlos fue el papá de la revista, pero nos cedió el espacio a las mujeres”.

La también activista insistió en que Monsiváis fue un hombre de izquierda y congruente políticamente, pues su apoyo no sólo fue para las feministas, sino también para sectores como estudiantes, obreros, e incluso animales, lo que lo hacia una persona muy sensible, sentenció.

Lamas declaró que “el feminismo no se puede cerrar sólo a lo que afecta a las mujeres, hay que ver más allá de ello para comprender los problemas sociales; entender los poderes fácticos: la mujer, que es sometida por un hombre, que a su vez es sometido por la industria. Es algo más complejo”.

Por su parte, el dramaturgo Daniel Rodríguez Barrón, mencionó que Monsiváis jugó un papel muy importante en las victorias del feminismo, como la despenalización del aborto en la Ciudad de México. Además, contribuyó a visibilizar a las mujeres en el poder”.

El también periodista y participante en la charla, expuso que en el contexto de las elecciones de 1988 y la apertura democrática, Monsiváis impulsó foros donde se tocó el tema de la mujer en el poder, en los que se planteó la pregunta ¿De quién es la política?, señaló: “volver a las mujeres parte de la discusión política es importante para una democracia”.

Para concluir la charla, la antropóloga precisó sobre Carlos Monsiváis “a mí me marcó mucho su insistencia de que el feminismo no se podía cerrar, nada más ver qué le estaba pasando a las mujeres; no es sólo lo que le pasa a las mujeres, sino qué pasa con los campesinos, los obreros, los indígenas y con los homosexuales.






Bookmark and Share

0 comentarios: