lunes, 4 de abril de 2016

¿LA ARENA ESTABA DE BOTE EN BOTE?


Por Armando Montes Ramírez
México (Aunam). Cartones de cerveza oscura y clara, cajas de refrescos de cola y agua ‘natural’ son llevadas de esquina a esquina, los puestos con las coloridas máscaras, posters, llaveros y rings a escala “para el niño o la niña” se establecen, algunos aficionados con máscaras de ‘Dr. Wagner’, ‘Atlantis’, ‘Ultimo Guerrero’, entre otros, de diferentes colores empiezan hacer acto de presencia a los albores de la Arena México.

‘La Cátedral de la Lucha Libre’, fundada el 27 de abril de 1956, recinto característico de la colonia ‘Doctores’, como cada martes recibe a un auditorio de no más de mil personas y la siempre presente y escandalosa ‘La porra de Tepito’, la consentida del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), con su lugar apartado como en cada evento.

Si las paredes de la arena, amarillentas y desgastadas por los años, hablaran, nos contarían las incontables ‘hurracarranas’, los ‘cangrejos’, las dolorosas ‘quebradoras’; las inolvidables luchas que terminaron con la caída de una máscara o larga cabellero, protagonizadas por leyendas del calibre de ‘El Santo’, ‘Blue Demon’, ‘El Huracán Ramírez’, ‘El Negro 40 casas’, ‘Dos Caras’, ‘Rayo de Jalisco’ y otros ‘titanes del cuadrilátero’.

Esos días de gloria y grandeza han pasado, como diría ‘Don Chuy’, Jesús Gónzales, quien con las revistas viejas de lucha libre en la calle Rafael Lucio trata de rememorar a los ‘ídolos de la afición’ del siglo pasado, “estos sí eran luchadores, los “maricones” de ahora puras caricias y besos se dan”.

Ahora las leyendas dan el relevo a los luchadores modernos, que a pesar de tener ‘la vieja escuela’ como referencia, buscan innovar en el arte dentro del cuadrilátero; Volador Jr. —con la escuela técnica aérea—, Marco Corleone “La águila italiana” —el ‘sex’ simbol de las mujeres por el ‘lavadero’ y los músculos que tiene—, Sansón —con la escuela ruda—, entre otros que esperan convertirse en los nuevos ‘ídolos de la afición’, tanto infantil como mayor.

La noche iniciaba con una victoria por parte del lado colmilludo de los rudos, cuando ‘Disturbio’ e ‘Inquisidor’, que por medio de ‘crucetas’, un ‘toma y daca’ de machetazos, castigos de esquina a esquina y una ‘desnecudora’ inversa, se impusieron con total autoridad en la tercera y última caída ante la banda técnica, integrada por ‘Flyer’ y ‘Leono’.

En la segunda batalla de la noche, “los rudos, los rudos, los rudos”, volvían a llevarse la victoria tras tres caídas, los verdugos en esta ocasión: ‘Cien Caras Sansón’, ‘Cuatrero’ y ‘Sangre Azteca’. Gracias a la experiencia de ‘El hijo de Tonatiuh’ derrotaron a los JR’s del CMLL: Hombre Bala Jr., Star Jr. Y Súper Halcón Jr.

Las tablas hasta el momento marcaban: dos victorias para el lado maléfico de la lucha libre y cero para los profetas de los valores. Ni en la tercera lucha, de una caída y con límite de tiempo, ayudaron al lado técnico defendido por la luchadora ‘Estrellita’, quien ya pedía la culminación del tiempo tras los constantes castigos de Zeuxis, quien no perdonó y culminó la ‘chamba’ con una combinación de martinete-bombazo, por lo que obligó el acceso de los paramédicos al ring.

Los triunfos rudos hasta el momento no eran del agrado de las personas, quienes veían caer lucha tras lucha a la escuadra técnica, los aplausos ausentes, los chispazos de ánimos durante las luchas no funcionaron, hoy la escuadra técnica salía sin inspiración y ante todo ofenden la imagen que grandes técnicos como ‘Cien Caras’, ‘Octagón’, ‘El Santo’ y muchos más, habían construido.

Las esperanzas parecían renacer cuando una serie de dos luchas entre la legión extranjera y mexicanos iban a dar comienzo; la respuesta no llegó, el equipo del ‘sol naciente’, de ‘la fiebre amarilla’, y el caribeño, que no recibió su merecido tras aventar tortillas al público, se impusieron; “los técnicos ni para defender a su país, sirven”, le decía un niño decepcionado por las actuaciones técnicas, a su padre.

Era el momento de la verdad, las derrotas técnicas quedaron atrás, la lucha estelar iba a dar comienzo; las edecanes se forman en la rampa que da directo al ring, para recibir a los técnicos que sí respetan a su público: ‘Volador Jr.’, ‘Marco Corleone’ y ‘Titán’ se medirían, en una lucha dos de tres caídas sin límite de tiempo, contra ‘Kraneo’, ‘Niebla Roja’ y ‘Ripper’.

El presentador con pasión recibía y daba a conocer al público los protagonistas de la lucha que todos los asistentes esperaban, la gente lo sabía era el momento en que los técnicos tenían que sacar la ‘pasta’ por el bando, era hora de ser consentidos.

Tres pitidos dan inicio, como en el box los primeros minutos fue de “medición de fuerza y técnica”, las acrobacias sin arriesgar de ‘Volador Jr.’, aparecían; la experiencia de ‘Ripper’ o antes conocido como ‘Psicosis’ llenaba el ring de respuestas acrobáticas y un poco de colmillo característico del bando rudo.

La lucha entre trenes empezaba tras el relevo de ambos bandos, ‘Kraneo’ contra ‘Águila italiana’, las cuerdas soportaron a ambos ‘titanes’ pero al final terminó por ser una batalla de pasos de baile, el cual obviamente para las mujeres y no por sus músculos, ganó Corleone.


‘Niebla Roja’ y ‘Titán’, con pocos reflectores, darían catedra de lucha aérea, llaves de sumisión y machetazos directos al pecho. Los ánimos de ambas escuadras aumentaba, las acrobacias eran más arriesgadas, los machetazos retumbaban en la arena a pesar del fervor de la gente y la porra de Tepito.

Fue ‘Volador Jr.’, quien sentenció la primera caída con un doble castigo en la espalda a ‘Niebla Roja’ y no pudo reaccionar ante la cuenta de tres por parte de ‘El tirantes’ —referí encargado de ejercer justicia en esta lucha—.

La Arena México empezaba inundarse de esperanza, lo que antes era una cara cabizbaja por parte del público, ahora mostraban sonrisas que empezaban a aparecer en algunos rostros, la victoria técnica ahora sí era creíble.

Los rudos no encontraban la fórmula para contrarrestar los constantes ataques aéreos de la escuadra técnica; fue, otra vez ‘Volador. Jr.’, quien extasió a la gente con una hermosa poesía en movimiento por encima de la tercera cuerda para caer sobre ‘Ripper’ en las afueras del ring.

‘Kraneo’ y ‘Corleone’ se encontraban de nuevo arriba del cuadrilátero, los pasos de baile se hicieron presentes y un “mejor ya bésense” salió desde las butacas. En un descuido por parte de ‘Corleone’, Kraneo aprovechó para dar un ‘golpe bajo’ que hizo que el ‘águila italiana’ y sus seguidoras se preocuparan por la descendencia del italiano. ‘El tirantes’ no cedió, marcó la victoria definitiva para los técnicos.

El mensaje es claro por parte de ‘Volador Jr’, la lucha por la cabellera contra el ‘Negro 40 Casas’ va a ser reñida con una exhibición de una amplia baraja de llaves y acrobacias. El amante de las alturas, quien perdió su máscara en 2013, ya no puede darse el lujo de perder la ‘mata’, así que sólo hay una opción para él, es ganar o ganar no hay medias tintas.



Bookmark and Share

0 comentarios: