jueves, 31 de marzo de 2016

ONDAS GRAVITACIONALES: HALLAZGO HISTÓRICO

Por Mónica Santos Vargas
México. (Aunam). En el Instituto de Física de la UNAM, se llevó a cabo el coloquio sobre “El descubrimiento de las ondas gravitacionales”, a cargo de Shahen Hacyan, Miguel Alcubierre y William Lee, ya que el pasado 11 de febrero, LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory, por sus siglas en inglés) dio a conocer la existencia de ondas gravitacionales, 100 años después de que Einstein las predijo en la Teoría de la Relatividad General.


El doctor Hacyan explicó el hallazgo de las ondas gravitacionales apoyándose de la historia, es decir, explicó las principales investigaciones que se realizaron para comprobar la existencia de las ondas, desde lo que sucedió en 1915 hasta finales de los 90’s. Se cuestionó: “¿Cómo se puede detectar una onda gravitacional? Pues el reto es medir un cambio en el campo gravitacional”.

Después, el director del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM, Miguel Alcubierre resaltó que: “Las ondas gravitacionales son muy débiles […] y son muy difíciles de medir. […] la colisión de dos agujeros negros es muy complicado”.

También mencionó que había dos ideas sobre lo que podría pasar: se detectaría una onda gravitacional o se realizaría una simulación de esta. “¿Por qué chocan? […] este campo gravitacional está en órbitas aceleradas, pierden energía, las ondas gravitacionales se llevan la energía del sistema. Entonces a los agujeros negros no le queda más remedio que acercarse”.

Destacó la importancia que tiene este hallazgo, el cual catalogó como histórico porque “abre las puertas” para continuar investigando sobre astronomía, detectar más agujeros negros, saber cuántos hay en el universo, entre otras ideas. También mencionó las tres comunidades que facilitaron el resultado: la que construyó los detectores, la que hizo las simulaciones y la que se encargó de analizar los datos.

Por último, el coordinador de Investigación Científica de la UNAM, William Lee, mencionó que: “Las supernovas también producen ondas gravitacionales […] pero es un destello más corto. Además, a la hora del colapso termina mucho más rápido y no tiene esta larga fase de espiral previa a la fusión que hacen que se puedan detectar más fácilmente a los interferómetros si bon binarios”.



Imagen: NASA/Ames Research Center/C. Henze




Bookmark and Share

0 comentarios: