martes, 7 de agosto de 2012

ÓPERA PARA NIÑOS, EN EL CENTRO NACIONAL DE LAS ARTES

Por Guillermo Domínguez Medina
México (Aunam). El Centro Nacional de las Artes (Cenart) ofrece alternativas de entretenimiento para espectadores de todas las edades, y en estas vacaciones muestra el trabajo de niños para niños, durante todos los fines de semana del mes de agosto, en el ciclo: Niños, ¡Se levanta el telón! Cuentos, mitos e historias de ópera.

El espectáculo contará con las obras: La Cenerentorola; Bastián y Bastiana; con el estreno mundial de La niña león y con la puesta en escena de la adaptación de Brundibár.


La que abrió la temporada, La Cenerentorola, es una adaptación del clásico de Gioachino Rossini: La Cenicienta. Esta versión personifica, en palabras de su director escénico César Piña, a “una cenicienta muy fresca; muy actual” que resulta en “un enredo muy interesante; eso sí, siempre cuidando el cuento”.

Dentro del equipo artístico de la función se encuentra a actores ganadores del concurso Carlo Morelli dentro de los que destacan Cassandra Zoe, Angélica Alejandre, Aracely Hernández, Hugo Colín, Ricardo López, Charles Oppenheim y Luis Felipe Losada.

La niña león, escrita por Gerardo Cárdenas, será presentada los días 11 y 12 de agosto. Los Niños cantores de Chalco tienen un papel primordial durante la sesión, ya que fueron los encargados de darle vida, además de organizar un ballet para amenizarla. Jesús López, director del espectáculo, resalta que esta “Echa y realizada por los niños”.

Con dos protagonistas: La Niña león y El Cuervo, busca efectuar un enlace con tópicos generalmente no tocados por productos dirigidos a infantes por temor a que no puedan comprenderlos; “se trata de un tema un poco delicado, pero una realidad que todos los niños pueden ver: la corrupción” menciona Jesús López.

La tercera en hacer su aparición será Bastián y Bastiana, creada por Wolfgang Amadeus Motzart a la edad de 12 años. La cual destaca por el hecho de que fue la obra número cincuenta del creador.

En esta adaptación a cargo de Iván Reynoso, Omar Flores Sarabia y el Laboratorio de Investigaciones Escénico Musicales (LIEM) se presenta los sentimientos de amor, fidelidad y perdón que experimentarán dos cotorritos.

Para cerrar con la temporada, se representará la pieza Brundibár (El Abejorro), creada por Hans Krása. Obra que fue encarnada más de cincuenta veces en el campo de concentración de Theresienstadt (Terezín), desde 1942 hasta 1944, y que sirvió para amenizar la estadía de niños judíos en dicho sitio.

Esta pieza contará con la adaptación y participación de jóvenes artistas; los cuales seleccionaron la inclusión de problemáticas destinadas para adecuar el contenido al contexto actual. En ella colaborarán Kantorai cedros-UP, los Niños cantores de Tepotzotlán; la dirección escénica de Israel Velasco y la dirección del concertista Jorge Cózatl.

Desde el 2009, el Cenart ha trabajado para consolidar alternativas de entretenimiento culturales capaces de competir con el cine y la televisión para el público infantil, destaca el subdirector de Actividades Artísticas y Culturales de la dependencia, César Augusto Rodríguez.






Bookmark and Share

0 comentarios: