domingo, 12 de septiembre de 2010

LAS LIBRES: UN TRABAJO ÚNICO EN EL MUNDO

Por Rodrigo Neria Cano
México (Aunam). Verónica Cruz Sánchez, fundadora y directora del centro Las Libres, trabaja muy de cerca en el caso de las seis guanajuatenses encarceladas por abortar, y quienes el martes 7 de septiembre salieran en libertad.

Verónica Cruz menciona que el caso de las seis mujeres encarceladas puso los reflectores sobre Guanajuato y el gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez, quien se vio obligado a pedir la modificación jurídica, para no afectar su imagen. Las condenas a pagar eran de 25 a 30 años de prisión por homicidio en grado de parentesco; sin embargo, la presión de las organizaciones sociales obligó a modificar el artículo 156 del Código Penal, el cuál ahora dicta condenas de tres a ocho años.

“Ojala el gobernador aproveche la oportunidad de mirar este tema, el cual nunca antes le había interesado mirar y entender. No sólo debe preocuparle el escándalo; es necesario comenzar a trabajar en garantías y derechos para las mujeres”.

Nació en León, Guanajuato, dentro de una familia con rasgos de machismo. Mientras estudiaba la secundaria dedicaba sus tardes a ir de puerta en puerta para poder enseñar a las mujeres a leer y escribir; en ese proceso se enteró de las historias de violencia que ellas sufrían.

“Esa violencia nunca me pareció normal, me indigné y pensé que yo podía hacer algo por cambiar esas situaciones; entonces descubrí el feminismo, me di cuenta que existían inequidades y discriminación sólo por el hecho de ser mujeres. Desde entonces me dediqué a hacer todo lo posible para cambiar o empezar a construir un ambiente sano y propicio para las mujeres”.

Poder estar en contacto con mujeres en situación de abuso la llevó a continuar su estudio sobre técnica en educación preescolar comunitaria, trabajo social, comercio internacional y estudios de la mujer.

Las Libres se fundó en el año 2000 con el fin de proteger los derechos sexuales, reproductivos y el acceso al aborto legal en el estado de Guanajuato, en respuesta a la eliminación de la excepción legal para abortar en caso de violación.

Hace unos días, Cruz Sánchez participó en el seminario Protección a la vida, aborto y derechos humanos del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM.

El dolor de las mujeres

En entrevista exclusiva para Aunam,
Verónica Cruz asegura que el contacto con mujeres violentadas le afecta emocionalmente: “me duele mucho el dolor de las mujeres, pero me indigna más y es por eso que todos los días me levanto para luchar y continuar con las denuncias. Nuestro mayor compromiso es con cada mujer que llega con nosotras, ayudarla, apoyarla, asesorarla, acompañarla hasta sacarla de esa situación y siempre lo hemos logrado; no dejamos ningún asunto a medias, nos la jugamos con todas las mujeres”.

Se desilusiona cuando las mujeres regresan con sus esposos violentos; sin embargo, ello le hace pensar en nuevos retos porque aún cuando continúan con sus agresores las dotan de herramientas para defenderse. Su logro más grande: lograr la libertad de las seis mujeres.

El aprendizaje es otro de los triunfos que logra al ayudar a las mujeres, aprendió ejemplos de vida y fortaleza que la hacen ser mejor persona., Aunque no esté de acuerdo con algunas decisiones que ellas toman, aprendió a comprenderlas, no juzgarlas y escucharlas, pero sobre todo a respetarlas.

“Nosotras queremos un mundo libre de violencia, sin machismo, sin misoginia. Un mundo donde las mujeres contemos como personas y con todos los derechos como cualquier ser humano. Ojala que se extinga el machismo, pero para eso falta tiempo”.

Un ejemplo de la cultura machista son los concursos de belleza, estos son espacios donde las mujeres percibidas como objetos de deseo; y me parece que el cuerpo de las mujeres no debe ser por ningún motivo utilizado como objeto.

El premio Human Rigths Watch que recibió en el 2006 le causo gran felicidad porque fue un reconocimiento a su trabajo de acompañar a mujeres y niñas víctimas de violación para acercarlas a un aborto legal, “porque ese trabajo mío, así de cotidiano, era único en el mundo”.

Verónica Cruz Sánchez no tiene pensado extender Las Libres a otros estados de la República. “Aún tenemos mucho trabajo en Guanajuato, pero lo que sí estamos haciendo es formar equipos en otros estados para que hagan un trabajo similar”.


Foto tomada de: www.ipas.org


Bookmark and Share

0 comentarios: