martes, 28 de septiembre de 2010

LA GUERRA DEL NARCO ESTÁ PERDIDA: JOSÉ EMILIO PACHECO

Por Rodrigo Neria
México (Aunam). José Emilio Pacheco, escritor de Las batallas en el desierto, dijo que legalización de la droga es la solución al problema del narcotráfico, “la guerra del narco es una guerra perdida”, puso de ejemplo la situación de violencia que vivió Estados Unidos con la prohibición de bebidas alcohólicas y que terminó hasta que se legalizó el alcohol.

Durante la conferencia "Diálogos Literarios" en la que participó junto al escritor peruano Mario Vargas Llosa en la sala Nezahualcóyotl para celebrar el doctorado Honoris Causa que les otorga la UNAM, Pacheco expresó que la ciudad de México ya es un lugar terrible para vivir, ya no es la ciudad en la que le había tocado estar.

“Es un lugar muy horrible y violento y hay una latente división entre pobres y ricos”, dijo el escritor mexicano, y se pronunció por la necesidad de que los jóvenes se adueñen de ella, mas él no dirá qué hacer, pues le parece odiosa la actitud del viejo que amenaza: “mi experiencia es de un mundo que ya no existe”.


El también autor de los Principios del Placer es parte de una generación literaria mexicana en la que se encuentran personajes como Carlos Monsiváis, Carlos Fuentes y Octavio Paz, fue fundador de la revista Medio Siglo y merecedor de galardones como el Premio Cervantes y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2009.

Agradeció a la UNAM y al pueblo mexicano, ya que estos son los encargados de pagar el estudio de los universitarios, “cuando ellos pagan impuestos, desde comprar una tortilla, nos están dando la oportunidad de ser beneficiarios de la universidad”.

Por su parte, Mario Vargas Llosa agradeció a la UNAM por la distinción que le otorga con el doctorado Honoris Causa. Reiteró su amor por la literatura y mencionó que las palabras son actos que de alguna forma logran intervenir en la sociedad y hacer que los lectores generen conciencia de su entorno.


Durante la plática, Vargas Llosa dijo que a él le gusta escribir una literatura comprometida y que promulga con la escuela de Jean Paul Sartre, el existencialismo, por eso sus compañeros le dicen el Sartrecillo Valiente.

“Dedicarse a la literatura es para encontrar un orden, un sentido al vivir, no es para hacerse famoso y obtener recompensa”, comentó el autor de La Fiesta del Chivo, al referirse a su carrera como escritor, pues al momento de escribir novelas es casi imposible contar la verdad, ya que en ella se expresan verdades a través de ficciones que son mentiras.

Finalmente habló de su admiración hacia la literatura mexicana y autores como Octavio Paz, “quien se ocupó de su país en todos los ámbitos”, Alfonso Reyes y José Emilio Pacheco a quien conoció en 1962.




Bookmark and Share

1 comentarios: