viernes, 4 de junio de 2010

MIEDO: PARTE DE LA HISTORIA HUMANA

Por Gustavo Millares
México (Aunam). El Palacio de la Autonomía, creado en el año 2004 para conmemorar los setenta y cinco años de autonomía de la Universidad Nacional Autónoma de México, ubicado en el centro histórico capitalino, es el lugar en el que se sitúa la exposición “El miedo, mitos y leyendas del imaginario humano”.

Iniciada en el mes de abril, esta exposición plantea lo que ha sido, esta angustia, necesidad y sensación a lo largo de la historia del hombre en la que se ha adaptado a vivir en sociedad conviviendo con la naturaleza, sus semejantes y factores paranormales derivados de mitos y leyendas que generalmente contienen pocas formas de comprobar su existencia.

El recorrido que dura poco más de veinte minutos, está conformado por cuarenta y tres puntos a exponer, los cuales son explicados al público por medio de un reproductor MP3 proporcionado al inicio de la exposición. El primer punto es el miedo que el humano ha tenido a la muerte, único fenómeno por el que sabe que tiene que pasar y desconoce su destino después de él.

En la sala se representan diversos temores que ha tenido el ser humano desde su aparición en la tierra. Osos de las cavernas y Tigres dientes de sable como factores naturales; centauros, sirenas, sátiros y Medusa como seres mitológicos; fantasmas como la Llorona o seres que posesionan cuerpos, con puntos referentes a elementos esotéricos, práctica del vudú y brujas, son representados con figuras de cera, pinturas, y accesorios en tamaños reales.

Alfredo Rodríguez, alumno del CCH Sur, después de realizar la visita al museo de “El Miedo”, comentó para AUNAM: “Las figuras son impresionantes, se ven muy reales y brinda un amplio panorama de todos esos seres que nos han causado terror alguna ves, así sea en una pesadilla”.

La exposición, que continuará en el Palacio de la Autonomía hasta el próximo mes de julio, termina con una reflexión: “El miedo se presenta en cada ser humano conforme a sus experiencias personales, depende él como afrontarlo. Y tú… ¿a que le tienes miedo?”.



Bookmark and Share

0 comentarios: