viernes, 4 de junio de 2010

TENER UN PEZ BETA DEMANDA CUIDADOS

Por Zaira Vázquez
México (Aunam): Una de las especies acuáticas de ornato que registra mayores ventas y que es moda adquirirlo como mascota es el pez beta. Sin embargo, existe el desconocimiento de algunos de sus cuidados más importantes para tenerlo sano, como lo es: motivarlo al ejercicio, una buena alimentación y la higiene en su pecera.

En entrevista para Aunam, la especialista en peces de ornato, Tatiana Lugo, explicó la importancia de que el pez beta realice ejercicio, pues uno de los principales problemas a los que se enfrenta dicha especie es la causa de muerte por aburrimiento. Este se ve reflejado cuando el animal comienza a estar casi estático o recostado al fondo del agua, recargado en sus plantas todo el día y tiene dificultad para subir por su alimento.

La empatía que presenta ocasiona que se le atrofie el músculo, ya que no lo usa, provocando la muerte. Lo recomendable para motivarlo a que esté activo, mencionó Lugo, es colocar un espejo frente de su pecera, en donde al ver su reflejo, el pez comenzará a esponjarse y a abrir sus branquias. También es importante darle una vez a la semana alimento vivo como la pulga y artemia, para que responda al movimiento. Lo anterior lo ayudará al desarrollo de sus aletas e incluso para el que el color de su cuerpo sea más intenso.

Otros de los peligros constantes para dicha especie es el estrés, según la especialista, se debe a la naturaleza de los peces beta en que su carácter suele ser armonioso. Un mal manejo en el cambio de agua de su pecera lo puede estresar demasiado, provocando que su nivel inmunológico baje y que pueda adquirir enfermedades de manera rápida. También se le puede desprender la microproteína que los protege (capa de consistencia babosa que envuelve al pez), facilitando el ataque de bacterias y hongos.

Para combatir lo anterior, se recomienda no realizar ruidos fuertes cerca de ellos, como escuchar música en tono alto o subir el volumen de la televisión. Su mejor sonido aliado es la música clásica, pues aparte de que lo tranquiliza, estimula su crecimiento, manteniendo el lado armónico del organismo.

La presencia de hongos y bacterias, ocasionados por la mala higiene y mal manejo del ambiente del animal como la baja temperatura y la elevación de amoniaco, causado por una excesiva cantidad de eses, provocan daños a la respiración y piel de la mascota. En el caso de las bacterias, ocasionan hemorragias en las aletas.

Respecto a la limpieza en su pecera o bien al recipiente en el que se encuentre la mascota, la especialista explicó que es recomendable cambiar el agua completamente en caso de no tener filtro; si se cuenta con uno, es suficiente con sifoniar el agua, esto es, utilizar una manguera pequeña que sólo va a quitar la materia fecal del fondo del recipiente sin necesidad de cambiar toda el agua.

En el caso de las piedras, mencionó Tatiana Lugo, se deben lavar con la misma agua de la pecera para que no se vayan las bacterias nitrificantes que ayudan al pez. En caso de que no se cuente con una manguera para quitar los desechos, las piedras se tienen que poner a desinfectar en agua con un poco de cloro, removerlas media hora y dejarlas en el sol para que se evapore lo que no se haya enjuagado, volverlas a enjuagar hasta que ya no se perciba olor a cloro y dejarlas secar al sol.

Lo más adecuado para esta especie de ornato es usar piedras naturales, ya que las piedras pintadas la afectan, pues el desprendimiento de pintura puede quedar en las branquias y el organismo puede morir por asfixia o se puede irritar.

En caso de tener piedras de color, Lugo recomendó hacer un pre tratamiento: colocarlas en una cubeta, lavarlas y moverlas, dejando reposar tres días, finalmente observar si liberaron colorante o no, de no ser así ya se podrán utilizar.

Los adornos de estos peces de ornato, aseguró Tatiana Lugo, ayudan a la interacción con su dueño. Los peces reconocen a su amo por medio de la voz que es percibida a través de las vibraciones y tiene la capacidad de reconocer el nombre que se le ha puesto. Aparte de la interacción anteriormente mencionada, sus adornos pueden servir como un refugio cuando hay sol y luz o bien, para motivarlo a que se mantenga en movimiento como un medio de juego.

También estos objetos son importantes de lavar, pues de no hacerlo pueden contribuir a focos de infección. En este caso, menciona la doctora, se deben retirar del contenedor y lavar aplicando un 10 por ciento de cloro en el agua. En caso de que se tengan plantas acuáticas, es recomendable colocarlas dentro de una cubeta con agua y azul de metileno durante veinticuatro horas. La importancia de hacer lo anterior radica en que “es más difícil que se lleguen a enfermar”.

En cuanto a la temperatura, la ideal para esta especie es de 18 a 28 grados centígrados. Cuando baja la temperatura, la reacción de los peces es mantenerse en el fondo de su pecera, en estos casos, mencionó, es recomendable colocarlos cerca de una ventana o de un lugar caliente como el refrigerador por fuera, así como poner una envoltura de periódicos alrededor de la pecera para mantener la temperatura.

La temperatura se puede elevar siempre y cuando no supere los límites establecidos, es decir, entre 26 o 28 grados centígrados, esto ayudará a intensificar el color del animal “entre más temperatura mejor color”.

El alimento también contribuye a una mejor tonalidad del pez, sobre todo si se trata del alimento de ajo, pues aparte del beneficio anteriormente mencionado, es una comida con tamaño adecuado para la boca de los betas, aparte de que brinda proteínas.

Es recomendable darles de comer dos veces al día, en la mañana y noche, en una hora específica para educarlo o crearle hábitos. Lo anterior es importante para no permitir que la mascota maneje al dueño, debido a que él siempre pedirá de comer. En relación con lo anterior, la especialista menciona que “manipulan para avisar que quieren comer”.

Un exceso de comida puede ocasionar en el animal diarrea o estreñimiento (a pesar de estar en el agua, el estreñimiento depende más porque el alimento contenga o no fibra), y por ende causa mayor amoniaco pues el pez defeca más.

Cuando se da alimento con mucha grasa, esta forma una capa, por lo que Tatiana Lugo recomendó retirarla por medio de la manguera para sifoniar o con una red para pulga que es muy fina, pues de no hacerlo impide que el pez pueda tomar oxígeno.

Para el pez beta lo adecuado es colocarle el agua de garrafón, sin embargo para economizar, afirmó la experta, se puede llenar una cubeta de agua aplicándole anticloro, un líquido para tranquilizarlos por el estrés de cambiarlos de lugar y el azul de metileno como protector de mucosas.

No es recomendable ponerlos al sol, pues se crean las micro algas, que afectan a su mucosa (parte babosa que los protege de enfermedades en la piel).

Finalmente, para que esta especie, que se caracteriza por ser rústica y soportar cambios de temperatura, pueda tener el promedio de vida que le corresponde (de tres a cinco años) es importante darle todos los cuidados anteriores, y no olvidar que estos organismos también requieren de la atención como en los casos de los perros y gatos.














Genética del beta, si tiene originalmente u poco de color más bajo, el color intenso es producto de cruzas de algunos vistosos, genética mendeliana, aletas deshilachas por ejemplo el beta corona, que es una deformación, ya no están saliendo a la calidad del beta común, de esos defectuosos sacan nuevas variedades como el beta, corona.
Importancia del pez beta, es ganancias económicas a través del estudio de su genética, para que sea visto como mascotas, en Tailandia hacen peleas de beta en donde el más fuerte gana, en los países asiáticos se hacen ferias de esta especie, y concursos ara ver que la beta es perfecto, beta delta, corona, nombres por colores.
Para hacerlos mas efectivos, mejores su interés de lo que implica le pez beta es la venta, Es recomendable ponerles adornos para mantenerlos en movimiento, se divierte.





Bookmark and Share

5 comentarios:

precioso beta dijo...

hace poco me regalaron un beta le llamo "precioso" es de color azul intenso,yo no tenia ni idea de como tratarlo, pero me encanto,y es verdad!! me deja acariciarle la aleta superior siempre que yo le de comida,baja y sube rápidamente cuando me acerco a su pecera como si me reconociera lo tengo en el buro de mi cama y cada dia lo quiero más, voy a tener muy presente lo leído, gracias.

karitas dijo...

Yo tengo un pez betta corona, esta super bonito es rojo d sus aletas y como color salmon de su cuerpo, apenas se me enfermo se le pego una aletita a su cuerpo y se puso blanca la aleta le puse medicina y ya eata recuperandose, lo q se m hace muy curioso es q cada q le hablo o me ve, abre sus aletas completamente y abre sus branqueas y nada muy rapido, no entiendo porque es ese comportamiento si es bueno o malo, pero me encanta mi pez

Anónimo dijo...

Excelente artículo, muy útil y conciso. Definitivamente información vital para el cuidado óptimo de tu pez betta.

Anónimo dijo...

Muy buen articulo

dani dijo...

Muy buena información....