lunes, 11 de mayo de 2009

DESNUDAR LAS PIRÁMIDES DE TEOTIHUACÁN, PRÓXIMO OBJETIVO DE SPENCER TUNICK


Por Zianya Itandehui Sandoval Rodríguez
México (Aunam). La polémica que provocó el Spencer Tunick, cuando organizó su desnudo masivo en el Zócalo de la Ciudad de México, no le ha sido suficiente, ya que su próximo objetivo es “Desnudar las pirámides de Teotihuacán”, así lo expresó en la conferencia de prensa organizada con motivo de la inauguración de su exposición fotográfica Citadinos.

Citadinos, es una colección de 30 fotografías que muestra, escenarios de la Ciudad de México cuyo amor por esta urbe, se dio en los años noventa y fue resultado del amor de sus obras anteriores. Contrario a lo que piensan los habitantes del Distrito Federal, las bodegas, los puestos y los taqueros fueron el atractivo para que Tunick realizará su “obra rebelde”.

Tunick sólo se considera fotógrafo por profesión, él prefiere considerarse un “artista visual”, ya que las fotos son sólo el pretexto para documentar las instalaciones que él hace.

Agradeció a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y al director de Difusión Cultural de la misma casa de estudios por las facilidades otorgadas para montar su exposición, pero no se olvidó del movimiento de los 400 pueblos en el que hombres y mujeres marcharon desnudos. Ya que para él, ellos abrieron camino para que la policía aceptara su trabajo como una obra de arte, algo que no se logra en otros países como Estados Unidos.

Acompañado de sus modelos, se llevó a cabo el recorrido en el que se admiró el resultado de las fotos tomadas las frías mañanas de enero en construcciones, puestos de jugos, coladeras, baños, en fin cualquier lugar público era el escenario perfecto para el artista.



Sus modelos recuerdan que cuando leyeron el correo electrónico que decía “Soy Spencer Tunick y regresaré a México para un nuevo proyecto”, pensaron que se trataba de una broma, pero cuándo recibieron la llamada de él, “fue increíble, ya era una llamada de él”.

Las fotos eran al instante, “primero planeábamos la toma, el modelo la posaba en ropa, se hacían las correcciones de postura y entonces nos denudáb
amos rápidamente y era cuestión de segundos en los que se tomaba la foto”, comentó Israel García Pérez, de 33 años, uno de los modelos.



Spencer Tunick “es mucho más humano, es cálido, no tan más frío”, aclaró Mara Montes una de las treinta modelos que participaron en este proyecto.



“Es alguien que te da confianza, te mira a los ojos, es amable, sabe lo que quiere, tiene un proyecto en mente sin que por eso rompa con la espontaneidad de una obra de arte”, opinó Lutz Alexander quien agregó que las fotografías se hicieron “súper rápido” ya que en México “El cuerpo todavía se ve como algo prohibido”

Pero estos desnudos tienen una justificación. Cuestionado acerca de por qué le gusta este tipo de fotografías, el artista se confiesa: "El motivo por el que hago a tanta gente desnudarse es porque tímido, de esta forma puedo enfrentarme a mis miedos y fobias".

0 comentarios: