miércoles, 22 de abril de 2009

MÉXICO TIENE UN POLÍTICA COMERCIAL DEFENSIVA ANTE CHINA

Por Abraham Ramírez Aguayo
México (Aunam). Mientras México es un país con una situación difícil ante la crisis económica actual, China está tomando medidas oportunas ante las circunstancias mundiales. Aunque estas naciones tienen relaciones de negocios, México aun debe aprovechar el gran potencial que el mercado asiático representa, para su propia superación económica y financiera, dejando atrás su política defensiva.

En conferencias hechas en la Facultad de Economía de la UNAM, y organizadas por el Centro de Estudios China-México, se dieron datos relevantes del ambiente comparativo entre las dos naciones. Los invitados en estas presentaciones fueron Chen Yuming, consejero Económico y Comercial de la Embajada China en nuestro país, y Luis de la Calle, socio de la firma de consultoría De la Calle, Madrazo Mancera S. C.

Ambos personajes expusieron que China y México están iniciando el proceso de acercamiento económico, pero es necesario fortificar esta interacción para que los dos países se fortalezcan y tengan a un aliado como apoyo ante la crisis económica la cual recién comienza.

Sin embargo, De la Calle afirmó que el problema siempre radica en que la política económica mexicana, respecto a China, siempre ha sido defensiva. Evidencia de esto es la inversión extranjera en el país oriental, la cual, en 2008, fue de 411,783 millones de dolares, de lo cual México sólo representó el 0.01 por ciento.

Asimismo, México es la segunda economía que importa productos chinos (legales e ilegales), pero la séptima en exportaciones, y por ultimo, en el territorio nacional existen 375 empresas procedentes de esta nación en sectores como la manufactura, la industria textil y las telecomunicaciones.

Para resolver el contexto, Yuming sugirió que los mexicanos deben ser agresivos para penetrar en el mercado asiático, no sólo chino. También deben conocer su cultura de negocios, es decir, informarse de sus sistemas de comercio y canales de distribución, ya que es información básica en cualquier negocio de esta índole.

Esto demuestra una realidad contrastante: mientras México trata de llevar a cabo su programa anticrisis llamado Acuerdo Nacional en favor de la Economía Familiar y del Empleo, el cual para expertos como, el maestro de economía, Enrique Dussel Peters es un método defectuoso; China tiene un plan de estimulo económico, con diferentes fases progresivas, con un valor de cuatro millones de yuanes con el objetivo final de crecer un ocho porciento en el 2009.

Para finalizar, Chen Yuming advirtió que una de las opciones viables para la evolución de la economía mexicana es la asociación de empresa de estos dos países. Destacó que la competitividad que representan los conglomerados chinos no son una amenaza para el mercado nacional, sino una oportunidad de formar lazos y alianzas estratégicas con miras al desarrollo.

0 comentarios: