jueves, 26 de marzo de 2009

ANALIZAN ECONOMISTAS IMPLICACIONES DE LA CRISIS EN MÉXICO

Por Abraham Ramírez Aguayo
México (Aunam). La crisis económica mundial afecta a México más que a otros países por su frágil economía, aseguraron expertos universitarios durante la mesa de discusión La crisis en México, en la que realizaron un diagnostico sistemático en el cual se establecieron características y soluciones posibles.

La Facultad de Economía de la UNAM invitó a economistas y académicos para exponer los problemas distributivos en los que radica la crisis y los sectores afectados en el país.

La estudiante de economía Diana López Hernández detalló que, aunque la crisis financiera inició oficialmente a finales del 2007, desde antes se podían diagnosticar indicios del dilema que azotaría al mundo.

Además, puntualizó, no sólo comenzó en el sector hipotecario, sino también se observaba el daño ocasionado en otros mercados, como el manufacturero.

Con relación a esto, el profesor Carlos Tello afirmó que el conflicto económico se basa en el mercado de la producción, éste afecta en forma creciente y en múltiplos porque la nación es un eslabón débil de la economía productiva del mundo, ya que sus condiciones de competitividad se están viendo diminuidas ante países asiáticos.

“El modelo de desarrollo con el cual ha funcionado la marcha económica del país en los últimos veinticinco años no ha trabajado como se esperaba”, aseguró; por lo que es necesario un proyecto económico-financiero con el cual el país no resuelva la crisis de un día a otro, sino uno con el cual pueda solventar sus necesidades próximas y a mediano plazo, para después pensar en las futuras.

Enrique Dussel Peters, coordinador del Centro de Estudios China-México, señaló la exigencia de reforzar el sector manufacturero: “En la actualidad la caída de este rubro ha alcanzado niveles parecidos al de la crisis de 1994 (…) el empleo del área decayó un 29 por ciento desde el año 2000, esto se traduce en un millón de trabajos menos en este lapso”.

Advirtió que la obligación de un plan con el cual se refuerce el sector manufacturero de la nación es imperante; porque, a diferencia de lo pronosticado por el gobierno, el sistema financiero no se repondrá por medio del mercado internacional. Incluso las exportaciones hacia Estados Unidos, una mecanismo fuerte en la economía, han disminuido en un 31.5 por ciento en los últimos años.

Para el profesor Emilio Caballero, es necesario plantear una propuesta gubernamental para afrontar la crisis, por medio de la política monetaria keynesiana de dinero barato. Esta práctica tiene un complemento fundamental el cual permite dar créditos accesibles para realizar inversiones y así obtener ganancias económicas que después provocarán más proyectos de inversión.

Para finalizar, Tello hizo un llamado a los estudiantes de diversas áreas (económicas, políticas y sociales) para realizar estudios del problema financiero que nos aqueja, desde diversos ángulos; “éstos serán necesarios para las futuras generaciones y las crisis económicas que muy posiblemente enfrentarán”.

0 comentarios: