lunes, 7 de octubre de 2019

“SOY LAS PALABRAS QUE PRONUNCIO”: LAURA GARCÍA ARROYO

La autora del libro Funderelele y más hallazgos de la lengua presentó su libro en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales
Por José Luis Ruperto
Ciudad de México (Aunam). La lingüista, comunicadora y conductora del programa La dichosa palabra, Laura García Arroyo, presentó su libro Funderele y más hallazgos de la lengua, en la sala Fernando Benítez de la Facultad de Ciencias Políticas Sociales (FCPyS) en la UNAM. Ante estudiantes y personas interesadas en el mundo de las palabras, la autora habló sobre el contenido del libro y de algunas de sus historias.


La organizadora del evento, Natalia Castrejón y el profesor de la FCPyS, Pablo Saldaña acompañaron en la presentación a la también autora del libro Enredados.

Natalia Castrejón comentó que en nuestro idioma hay alrededor de 300, 000 palabras, pero tan solo empleamos 300 en promedio, por consiguiente la importancia de Funderelele es la de rescatar algunos términos en desuso.

Castrejón también explicó que la autora se dio a la tarea de rescatar las palabras en dos sentidos: en primer lugar dejarlas plasmadas y difundirlas, en segundo realmente fueron salvadas porque tras el sismo del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México la casa de Laura García se desplomó y pudo acceder a recuperar las anotaciones que tenía de palabras.

La estudiante de séptimo semestre de la carrera de Ciencias de la Comunicación también detalló que los 71 términos incluidos por Laura en Funderelele y más hallazgos de la lengua están acompañados de los orígenes de la palabra y una anécdota de la autora relacionada con ese término.

Laura García indicó que el libro nació del hashtag en Twitter #PalabrasQueMeEncuentro. Cabe señalar, que derivado de su gusto por la lectura y el análisis de textos, Laura se dio cuenta de que había palabras que desconocía y que describían a la perfección cosas de la vida cotidiana, “me di cuenta de que había una serie de palabras que eran muy precisas”, comentó la comunicadora.

También compartió con el auditorio que para ella el libro representa un agradecimiento a aquellas personas que nos transmiten las palabras, como en su momento lo hicieron sus abuelos con ella. Asimismo, platicó que si las cosas se dicen con precisión se pueden emitir mensajes más atinados y “más bonitos”, mientras que si pasa lo contrario, incluso nuestras palabras pueden ser interpretadas de una forma diferente. “Siento que el mundo puede evitarse muchos problemas si empezamos a usar con más conocimiento de causa el idioma”, expresó la lexicógrafa.

En entrevista con Aunam, Natalia Castrejón platicó que la motivación de hacer la presentación fue que en Funderelele y más hallazgos de la lengua hay 71 palabras que describen situaciones comunes, pero que son vocablos poco conocidos.

“En ese sentido, creo que para las carreras que hay en la facultad es importante conocer el lenguaje para poder expresar con precisión o detalle a lo que queremos referirnos y esto era una invitación amena para acercarse al lenguaje y encontrar el gusto por descubrir los significados que a veces no entendemos”, compartió.

Además enfatizó que la obra está basada en la experiencia personal de la autora, quien al igual que todos ha estado acompañada por alguna “dichosa palabra” como Funderelele en cada momento de su vida.



Bookmark and Share

0 comentarios: