miércoles, 29 de marzo de 2017

"EL PUNTO ES ENCONTRAR PARA QUÉ SOMOS BUENOS": CRISTÓBAL MIGUEL GARCÍA

Por Mónica Santos Vargas
Ciudad de México (Aunam). Cristóbal Miguel García Jaimes y el doctor Efraín Chávez Lomelí ofrecieron una conferencia de prensa para hablar sobre la segunda invitación que la Universidad de Saint Gallen, en Suiza, le ha extendido al joven guerrerense para ser uno de los 200 líderes del mañana.


El joven estudiante, conocido también como “el chico partículas”, tiene 20 años y cursa el sexto semestre de física en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Al inicio del evento, García Jaimes hizo mención del acelerador de partículas que construyó en ocho meses y 23 días gastando alrededor de mil pesos.

En el Instituto de Física, Cristóbal Miguel recordó que en noviembre de 2014 ganó el Premio Nacional de la Juventud en la categoría Ciencia y Tecnología. Posteriormente, creó una organización llamada Ciencia sin fronteras que “se encarga de dos cosas: divulgar ciencia y cultura y seguir el ejemplo del doctor Efraín Chávez, al buscar a jóvenes talentos y tratar de apoyarlos”.

Ciencia sin fronteras ha colaborado de manera directa con 35 niños y de manera indirecta con 150 infantes. A través de su fundación, García Jaimes recolecta computadoras que, después de ser reparadas, son llevadas a Guerrero y que los niños utilizan para aprender a programar.

Antes de conocer al doctor Chávez, Cristóbal García admiraba a Albert Einstein porque se identificaba con el comportamiento del físico durante su infancia. El estudiante guerrerense también comentó la invitación que el científico mexicano Luis Flores le extendió para visitar el Centro Europeo de Energía Nuclear (CERN). “Llevo mi lunch para ese evento”, bromeó.


El estudiante guerrerense resaltó la importancia de los distintos proyectos de divulgación de la ciencia para que los jóvenes se involucren en éstos y así “haya más soldados para el desarrollo de la nación”. García Jaimes invitó, de igual forma, a repensar la educación en nuestro país pues “somos jóvenes del siglo XXI, con profesores del siglo XX y sistemas educativos del siglo XIX”.

Cristóbal Miguel espera que en las vacaciones de Semana Santa pueda iniciar a escribir un libro que pueda explicar la física para todos, desde las personas que manejan un microbús hasta los que pudieron concluir estudios universitarios.

Para finalizar, García Jaimes mencionó que es muy importante el apoyo de los padres hacia sus hijos, recalcando la importancia de la libertad y dejar que los jóvenes decidan qué estudiar. “Finalmente, la felicidad no depende de una casa o de un carro, depende de muchas cosas más”, concluyó.


Bookmark and Share

0 comentarios: