miércoles, 6 de julio de 2016

¡PRECAUCIÓN! ¡PALEOARTE A LA VISTA!

  • Reviviendo a los dinosaurios busca dar a conocer el paleoarte
  • Visitantes se quejan: “La publicidad de la exposición es un fraude”
Por Ximena Navarro Esquivel
Ciudad de México (Aunam). A partir del pasado mes de junio y hasta diciembre, el Universum, Museo de las ciencias, en Ciudad Universitaria acogerá a Reviviendo a los dinosaurios, dicha exposición tiene como objeto mostrar al público el paleoarte. Asimismo, busca explicar las principales características de estas criaturas de acuerdo a los descubrimientos científicos más actuales. Lo anterior, a través de más de 40 ilustraciones, 30 fomidinosaurios y una docena de fósiles de hasta 80 centímetros.


La exhibición está dividida en diez áreas distintas tales como: dinosaurios mexicanos, fomidinosaurios, los no dinosaurios, mesozoico, entre otras. En cada una de ellas se hace énfasis en la cambiante percepción que se ha tenido sobre estos reptiles a lo largo de la historia. A la par, se exaltan los avances tecnológicos que han permitido que los paleoartistas representen con mayor exactitud la vida de los “lagartos terribles”.

Cabe resaltar que el paleoarte es la disciplina encargada de ilustrar la forma en la que vivían organismos ya extintos con base en información científica, de acuerdo a lo mostrado en el segundo piso del Universum. Al inicio de la muestra se explica que algunos principales paleoartistas del mundo –cuya obra se exhibe en la exposición- son egresados de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Academia de San Carlos, la Universidad de Alcalá, entre otras.



El coordinador de esta exhibición es el Maestro en Ciencias, René Hernández Rivera, profesor de paleobiología en la ya mencionada Facultad de Ciencias de la UNAM y “uno de los mejores descubridores de fósiles a nivel mundial”, según una ficha expuesta al principio de Reviviendo a los dinosaurios.

“La publicidad es un fraude”

No obstante, las credenciales de los artistas expositores o del coordinador de la muestra no parecieron entusiasmar al público asistente, el cual luce confundido e incluso decepcionado al ingresar a la misma, comentaron dos anfitrionas encargadas de la sala.



Daniela Martínez, anfitriona de Reviviendo a los dinosaurios explicó que los asistentes suelen expresar su decepción, al esperar “dinosaurios más grandes”. Karina Santos, su compañera y co-anfitriona de la sala, agrega que el problema proviene de la prensa, “donde se publicitó a la exposición con fotografías de fósiles de gran tamaño”; cuando, en realidad, la sala alberga huesos de pequeño tamaño, numerosas ilustraciones de artistas como Luis V. Rey y los fomidinosaurios (figuras de los reptiles, a color, elaboradas en fomi maleable, con cierto grado de flexibilidad, con una altura no mayor a los 30 centímetros).

Ambas guías coinciden en que el público de la muestra está conformado en su gran mayoría por niños, quienes conocen del tema y desean obtener datos a mayor profundidad, pero se aburren ante la falta de material interactivo.

Los asistentes están de acuerdo con las anfitrionas de la sala. Por ejemplo, Itzel Hernández comenta que llevó a su pequeño hijo y terminó “decepcionada. Mi hijo se echó a correr porque no vio nada que pudiera tocar o le llamara la atención”. Lo mismo señaló Susana Navarrete, quien agregó que pensaba encontrar réplicas más grandes de los extintos animales: “La publicidad es un fraude. Mis hijos, mi mamá y yo nos aburrimos. La verdad nos terminaron gustando más otras áreas del museo”.



Pese a esto, la afluencia de gente es copiosa y así seguirá, de acuerdo a Karina Santos; ella señala que los “dinosaurios no es un tema de moda, sino un tema de interés constante para muchos pequeños”.

Reviviendo a los dinosaurios se encuentra en el segundo piso del edificio A de Universum, dentro de Ciudad Universitaria. Las anfitrionas de la sala recomiendan asistir a la muestra con la idea de que se apreciarán ilustraciones y fomidinosaurios, principalmente.

La exposición fue organizada en colaboración con el Museo de Geología, la UNAM y la Dirección General de la Divulgación de la Ciencia (DGDC) de la máxima casa de estudios del país.


Bookmark and Share

0 comentarios: