miércoles, 24 de junio de 2015

DESCUBREN ROSTROS EN LA OSCURIDAD Y PUBLICAN LIBRO DESDE PRIMER SEMESTRE

  • Johally Carmona, Sahian Gómez, Manuel Álvarez y Rosa de San Martín, autores de la edición

Por Diana Laura Andrade García
México (Aunam). Estudiantes de Ciencias de la Comunicación de primer semestre en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México, comentaron sobre su experiencia como autores del libro Rostros en la oscuridad. Trastornos mentales.

Johally del Carmen Carmona Camacho comentó que cuando los invitaron a participar en el proyecto les dio mucho entusiasmo, buscar y luego entrevistar a personas en contacto con un trastorno mental o que lo padecen, “plasmar su historia en el papel fue una experiencia bastante enriquecedora, dejamos parte de nuestra esencia en los relatos”.

Por su parte, Sahian Gómez Pérez señaló que para ellos aprender a escuchar y entender la historia de otro es muy importante, además resaltó el error de las personas al estereotipar a los que padecen algún trastorno mental, “son personas con una historia y una visión diferente de la vida”, puntualizó.

Además, Rosa Lizeth de San Martín Vásquez afirmó la gran dificultad para encontrar a alguien dispuesto a compartir parte de su vida y el reto siguiente fue responder al nivel de confianza que la persona brinda, “redactar un relato va más allá de escribir, es poner el alma en ello”.

También mencionó que es el inicio de su gran labor como comunicólogos, pues cuentan con las herramientas para cambiar las perspectivas de las enfermedades mentales y otros temas en los que hay visiones negativas por parte de la sociedad, “el reto es grande y éste es apenas el comienzo”.

Adán Magaña Guerrero, coordinador del libro y profesor adjunto de la clase Taller de investigación documental, comentó acerca del proyecto: “lo iniciamos hace tres años, sin pensarlo decidimos lanzarnos al vacío, sin la certeza de poder publicar, pero con lo que ha sido el motor, el engranaje de la locomotora, el cual nos ha llevado a distintos rumbos: el profundo amor que se tiene por lo que se hace, el amor de cada uno por escribir”.

Sirahuén Millán Jiménez, quien está al frente de la administración de la Organización político cultural del Centro Libre de Experimentación Teatral y Artística (CLETA) y también del periódico “Machetearte”, comentó que cada edición de Rostros en la oscuridad resulta más emocionante que la anterior, “los participantes le dan rostros a esos personajes que nadie ve o no quiere ver, pero están ahí todo el tiempo y son parte de nuestro mundo cotidiano”.

Millán aseguró la curiosidad por saber qué seguirá después de este libro “porque esta serie sube de color y calor en cada momento”, también mencionó que extrae historias de la oscuridad, “el escribir se trata de despertar conciencias y conmover corazones para incidir en la realidad, no de satisfacer egos ni de complacer vanidades”.

Mencionó la importancia de hacer una publicación pese a no tener la certeza de ser leído, sin embargo, reconoció: “podemos estar seguros de la sensación que nos provoque el escribir para ser leídos, la satisfacción y desilusión recibidos cuando nos comenten o nos critiquen y por último la impresión que como lectores nos cause una lectura”.

Felicitó a los coordinadores y alumnos de esta y de ediciones anteriores, cuestionó acerca del tema del siguiente número además del proyecto y su sistematización de la metodología para trascender en el ámbito universitario, acerca de sí existirá la formación de una editorial; también hizo una invitación a darle oportunidad a personas sin acceso a la universidad para que publiquen y que no sólo participen los alumnos.

Por otro lado, el maestro Melchor López Hernández, coordinador del libro y profesor titular de la clase Taller de investigación documental, comentó: “escribir significa rasguñar el alma, un acto de magia y cuando ésta se comparte con el otro se forma una comunidad la cual debemos mantener, porque cuando estamos divididos nos cansamos más rápido y si estamos cansados el otro nos puede aniquilar”.

López Hernández agradeció a los que participaron, principalmente a Adán Magaña, autor intelectual del proyecto, “se escribe con un trozo de corazón, otro de alma y firma el espíritu”, concluyó.

La sexta edición del libro Rostros en la oscuridad, es una compilación de relatos de personajes urbanos y cotidianos de la Ciudad de México y del extranjero, producidos por alumnos, en esta ocasión el tema fue Trastornos mentales, ésta y el resto de las ediciones se autofinancian, son publicaciones independientes y se imprimen mil ejemplares.

Finalmente, Manuel Álvarez Torres, estudiante de Comunicación en la FCPyS, refirió que Rostros en la oscuridad. Trastornos mentales es “un libro que nos presenta una realidad que no conocemos”.







Bookmark and Share

0 comentarios: