viernes, 20 de febrero de 2015

SUFRE PUMAS "PATERNIDAD HISTÓRICA" ANTE AMÉRICA

Por Héctor Alfonso Morales Jurado
México (Aunam). Desde que Pumas supo lo que era disputar un partido contra el América comprendió lo que es sufrir. Las Águilas ha gestado una paternidad histórica sobre los felinos con 48 triunfos, 52 empates y 35 derrotas en partidos oficiales

El primer encuentro que Universidad disputó en el máximo circuito, fue precisamente contra los de Coapa. Era la temporada 1962-63 y los auriazules cayeron 2-0 en el estadio Olímpíco Universitario. Un debut amargo para la escuadra del Pedregal, según recuerdan los decanos.

"Fue un partido muy difícil, muy disputado. la fortuna estuvo de lado de los americanistas. Nos terminaron ganando con dos goles que la verdad eran muy difíciles de hacer. Me acuerdo de que nosotros los veíamos como unos grandes jugadores, pero eso nos motivó para salir con todo", comparte Alfredo Echávarri, integrante de aquel equipo felino en entrevista con AUNAM.

La rivalidad, poco a poco, creció entre auriazules y emplumados. El clímax llegó en la década de los años 80 y principios de los 90, cuando disputaron tres finales. Dos de esas series fueron para los americanistas.

"Cómo no me voy a acordar. Jugamos dos finales en los ochenta. Me acuerdo de la mano que no marca Urrea en el área de ellos (Águilas) y otra que sí marca en la nuestra (de Félix Cruz", recuerda Manuel Negrete, el máximo anotador mexicano en la historia de Pumas.

Esa primera final fue en la temporada 1984-85. Fue tan disputada que, tras dos empates (1-1, en el Estadio Azteca y 0-0 en CU) se fue a un tercer duelo en el Corregidora de Querétaro. El marcador terminó 3-1 a favor de las Águilas, quienes se quedaron con la corona.


Para la historia quedó el arbitraje de Urrea. Daniel Brailovski, volante de los millonetas en aquel entonces, exculpa al nazareno.

"En ese partido, la verdad es que fuimos muy superiores. Debimos ganarlo por más goles porque el portero de Pumas fue la figura", defiende el argentino.

La segunda disputa por el campeonato se dio en la campaña 1987-88. Adolfo Ríos, portero universitario, fue el villano. Luego de que Pumas ganara 1-0 la ida, el guardameta se "comió" tres goles para que la dosis fuera repetida por los amarillos.

"Le tiraban de bien lejos a Ríos...bueno, son de esas cosas que tiene el futbol", lamenta el zaguero auriazul, Abraham Nava.

Llegó el fin de la maldición universitaria. En la campaña 1990-91, la ida la ganó el América 3-2, pero en la vuelta Pumas, con el famoso "Tucazo", logró proclamarse campeón, gracias a los goles de visitante.

"Si no ganábamos esa serie, la verdad es que yo ya le iba a dar la tarjeta de cliente al América", acepta el mediocampista Miguel España.

Los torneos cortos llegaron. Con éstos, el padecer felino una vez más. En el Verano 2002, Clausura 2013 y Apertura 2014, América eliminó de la Liguilla a Universidad.

Con esos antecedentes, los auriazules reciben esta fecha a las Águilas. Pumas tiene la esperanza de redimir su orgullo mancillado históricamente por los azulcremas.

Fotos: Archivo Aunam-Itzel Esmeralda Ramírez Martínez




Bookmark and Share

0 comentarios: