miércoles, 28 de enero de 2015

LA RESISTENCIA DE LA COMUNICACIÓN

Por Gabriela Monroy Villalvazo
México (Aunam). Respecto a la carrera de Comunicación la dificultad es que los estudiantes salen sabiendo un poco de todo y no son expertos en nada, consideró Vivian Silbertein, conductora de Proyecto 40. Su cabello rubio y ojos verdes hacían olvidar su retraso de una hora y atrajeron la atención de aquellos principiantes que intentarían retratar una parte de ella que no se conoce.

Su abrigo de color azul con garabatos de una rara combinación color amarillo y verde limón hacía notar que se sentía cómoda y no necesitaba la gran producción para conversar con los jóvenes. No obstante, lo más llamativo de la conductora es su personalidad, su carácter empático y las ganas de ayudar a los comunicólogos en formación.

Egresada de la Universidad Anáhuac con el título de Licenciada en Ciencias de la Comunicación, Vivian Silberstein narró el principio de su carrera, así como temas que dan la oportunidad de conocerla en diferente faceta, siempre acompañada por movimientos de las manos que denotaban el nervio y entusiasmo que inundaban a la comunicóloga por la entrevista.

Picando piedra

La primer oportunidad de la también conductora de ‘Kaleidoscopio’ fue en Televisa; ahí ocurrió su primer acercamiento al área laboral de la carrera, donde permaneció 7 años, siendo los primeros 8 meses de aprendizaje sin pago. En la Empresa de Comunicaciones Orbitales (ECO) “empecé picando piedra, aprendí a redactar y que esta carrera más que de velocidad es de resistencia, paciencia y de no quitar el dedo del renglón”.

En la empresa “llegas y dicen es mujer y comienzan a preguntar, quién es, quién la recomendó”, por lo cual los primeros años de su estancia fueron un cúmulo de malas experiencias, porque nadie le dirigía la palabra y todos eran muy groseros, así fue como Vivian recordó los inicios de su carrera. Cada anécdota que salía de su boca iba acompañada de un ceño fruncido que expresaba que los recuerdos, a pesar de tener tiempo, no eran sus favoritos.

La conductora recuerda una entrevista que le hizo al actor Ben Stiller, quien desde un principio se mostró indispuesto, y aunque la nota salió no fue como ella se lo esperaba; los comentarios entre periodistas fueron desfavorables; una compañera subió la entrevista y se ‘armó un escándalo’, la productora del filme las vetó, al recordarlo, los ojos verdes de la comunicadora se iluminaban como si hubiera cometido una travesura, seguidos de una risa pícara.

Todos los días amo mi trabajo

Lo que más amo de mi trabajo es que me da la oportunidad de arrancar nuevos proyectos y ser parte de su crecimiento, comenta Vivian. Le encantan las redes sociales, y el reconocimiento de su padre es una de las grandes satisfacciones de su carrera. La conductora declaró que la admiración de su hijo, el reconocimiento externo y la admiración propia son los logros más grandes de su carrera.

Cuando se le cuestionó sobre el cómo equilibrar una carrera exitosa con la vida personal, Vivian Silberstein contestó “sobre el camino vas compaginando, es difícil pero no imposible”; se trata de combinar los momentos de la carrera con la familia y equilibrar los sacrificios que se hacen.

Una cara diferente

Silberstein es una persona emprendedora, le fascina el cine, bailar, hacer ejercicio y desarrollar su lado empresarial. Es dueña de un negocio de productos de depilación de línea española, éste lo inició al salir de Televisa, pues “si no me dedico a algo, me doy un tiro”, dijo.

Al finalizar la conversación, Vivian Silberstein aconsejó a su joven entrevistadora: “la carrera y la exigencia debe ser contigo mismo y mantener los pies en la tierra”. Con un cálido abrazo y muchos agradecimientos de ambas partes, culminó la entrevista que con gran entusiasmo brindó la conductora.


Bookmark and Share

0 comentarios: