martes, 9 de diciembre de 2014

MEDIDAS PARA LOS PRESOS POR CAUSAS POLÍTICAS


Por Araceli Isidro
México (Aunam). Dentro de las crecientes manifestaciones por Ayotzinapa, se dejan ver contingentes que exigen la liberación de “los presos políticos”, algunos llevan mantas con el nombre de Jacqueline Santana, Bryan Reyes y Luis Fernando Sotelo Zambrano. Familiares y amigos atribuyen sus detenciones a causas políticas. Lo único cierto es que el tiempo sigue corriendo y estos tres jóvenes permanecen tras las rejas.

“Lamentablemente no contamos con un Frente Articulado por el que podamos tener una noción, clara y localización de todos los presos políticos que hay en el país. Nosotros sabemos de 800 a 900” presos por causas políticas, Sayuri Herrera Román, coordinadora de Defensa Jurídica del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Victoria.

En México existen diversas organizaciones civiles que se han fundado para defender a los presos por causa políticas. El objetivo de estas es llevar o acompañar los casos jurídicos “se les enseña a los abogados y a los presos sobre sus derechos humanos, por lo menos es lo que hacemos aquí en el Victoria”, agrega Herrera.

El Comité Cerezo, es otro ejemplo, surge en 2001 por las detenciones arbitrarias de los hermanos Cerezo Contreras, Alejandro, Héctor y Antonio, a quienes se les acusa de pertenecer al grupo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP); mismo grupo que se atribuyó la explosión de distintas sucursales de Banamex con uso de petardos el ocho de agosto de 2001. “No formamos parte de ningún grupo guerrillero”, es la respuesta de los hermanos, a pesar de ello fueron detenidos y trasladados al Penal de Máxima Seguridad “La Palma”.

“Es necesario que las luchas por la libertad de los presos políticos, no detengan, si no impulsen las luchas por la construcción del poder popular basado en sujetos auto desarrollados por la defensa de la patria, trabajadores por la utopía de un socialismo democrático emancipador”, mencionó el doctor Gilberto López y Rivas, profesor investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, en la conferencia La Prisión por motivos políticos en México, 11 de septiembre de 2014 en México en la Facultad de Derecho de la UNAM.

López mencionó que la defensa de los presos políticos recae en los abogados, la sociedad y, sobretodo, los medios de comunicación porque “ellos son quienes hablan del preso y sus razones”.

Para Sayuri Herrera esclarecer un caso de tal magnitud depende de “mantener constantemente el caso en la sociedad, exige actualizarse en las leyes, implica cuidar nuestra integridad, fortaleza emocional […] es necesario generar redes de organizaciones, porque si una sola acompaña un caso resulta difícil, son organizaciones que acompañen en diversos ámbitos, la parte jurídica y la parte de comunicación”.

Algunos casos

Dentro de las crecientes manifestaciones por Ayotzinapa, se dejan ver contingentes que exigen la liberación de “los presos políticos”, algunos llevan mantas con el nombre de Jacqueline Santana, Bryan Reyes y Luis Fernando Sotelo Zambrano.

Jacqueline y Bryan fueron detenidos, por el supuesto robo de 500 pesos a una policía federal, y trasladados al Reclusorio Norte y al Penal de Santa Martha Acatitla, respectivamente. Luis Fernando fue consignado al Reclusorio Sur por su presunta participación en la quema de una unidad del metrobús en la estación Ciudad Universitaria.

Familiares y amigos atribuyen sus detenciones a causas políticas. Bryan participó en #YoSoy132, fue detenido en los disturbios del 1 de diciembre de 2012 y liberado el 27 del mismo, porque no lo encontraron responsable. Jacqueline estudiante de alto rendimiento, participó en las Jornadas por Ayotzinapa y Luis Fernando pertenece al Colectivo Ollin Meztli; organización social, además forma parte de la sexta declaración de la Selva Lacandona, de acuerdo con un comunicado publicados en Ké huelga radio.

Sergio Pérez Landeros fue detenido junto con Luis Fernando, de acuerdo con un compañero de este último, quien también pertenece al colectivo Ollin Meztli, “el chofer logra identificar a Sergio y a Luis como las personas que lo agreden, lo bajan y prenden fuego a la unidad”, sin embargo, Pérez Landero logra demostrar que no participó en los hechos y hoy está libre.

Diversas cuestiones rodean estas detenciones, las sentencias ya fueron dictaminadas y lo único cierto es que el tiempo sigue corriendo y estos tres jóvenes permanecen tras las rejas.

La tipología del preso

El Comité Cerezo realizó en 2010 el Informe sobre presos políticos: La cárcel una forma de criminalización de la protesta social, donde menciona la siguiente tipología: Presos de Conciencia, participantes en acciones de defensa de los derechos humanos; marchas y mítines “todos estos legales de acuerdo con la constitución”.

Presos Políticos, “el caso de personas que pertenecen a grupos armados insurgentes”, ante la ley continúan con sus derechos humanos.

Presos asociados, se trata de personas que son detenidas porque estaban cerca de algún enfrentamiento entre el orden judicial y la población civil, y “son juzgados por hechos que no cometieron”.

“Para ellos la ley se aplica arbitrariamente, discrecionalmente porque el asunto es político de fondo, los delitos por lo que se les acusa son de alto impacto, delitos que ante la sociedad son muy graves. Las cárceles en México son lugares donde se violenta la dignidad de las personas, más allá de lo que pudiéramos imaginar. Supuestamente solo se les priva de la libertad, pero la realidad es que es una pelea diaria de proteger y conservar su dignidad, desde la alimentación que reciben como el sitio donde están”, Sayuri Herrera Román.











Bookmark and Share

0 comentarios: