lunes, 7 de julio de 2014

BORDER, ESPACIO QUE PROMUEVE LAS MENTES CREATIVAS Y EL ARTE EMERGENTE


Por Ilse Sotelo
México (Aunam). En Zacatecas 49 se encuentra el Centro Cultural Border, una galería de arte, caldo de cultivo de nuevos talentos; ya que no sólo provee un espacio en el que las obras se pueden exponer también cuenta con un área de producción, área de formación y un área de vinculación. Es un espacio autogestionable al servicio de las mentes creativas.

La entrada es pequeña pero un pasillo largo y adornado por coloridos murales te conduce a sus diversos salones, a la derecha del pasillo se encuentra una Discoteca perteneciente al proyecto del mismo nombre; también hay salones para talleres y oficinas. Al fondo del pasillo se encuentran dos salas en las que se realizan las exposiciones que involucran artes visuales, multimedia y diseño.

Versus plantea un diálogo entre las obras de dos artistas, del 27 de junio el 17 de julio estará en exposición el segundo Versus del año que relaciona obras de “Oscilación con H” de Florencia Guillén y “Expandir el tiempo” de Francisco Westendarp, combinando la mente de dos artistas quiénes reflexionan sobre el espacio y el tiempo, las mutaciones y cambios que son inherentes a la existencia.

El tiempo que deja marcas en el espacio, el espacio que se desvanece y reconstruye con el paso del tiempo. Mariposas que vuelan a través de los árboles y se van, frágiles. En un momento el cielo está tapizado de pequeños movimientos y al siguiente impera una tranquilidad blanquiazul, mientras se escucha el registro de la esencia de lo que mantiene algo que constantemente fluye.

Dos mentes que discuten de manera distinta las huellas del paso del tiempo, elementos imperceptibles o que difícilmente nos detenemos a contemplar o a reflexionar. Una miniatura que nos permite entender la grandiosidad de la existencia.

“Está lindo pero la sala donde muestran las obras es muy pequeña, deberían poner más no sólo dos”, afirmó Yunuen Puente una de las asistentes a la inauguración de la muestra. Sin embrago la gente disfrutaba de poder reunirse en grupo en el pasillo mencionado para tener pequeñas conversaciones antes de entrar o saliendo de la galería. Unas otras ocupaban las mesas que se encuentran en el mismo sitio para realizar la misma actividad pero descansando los músculos.

La galería o centro cultural como se hacen llamar, es un espacio agradable en el que el público puede asistir a platicar, ver nuevas propuestas, leer un libro de su biblioteca, escuchar discos en las oficinas de Discoteca o incluso tomar uno de los diplomados y talleres que se ofrecen en las instalaciones, todo en un mismo lugar, pequeño pero con espacios donde crecen grandes ideas.

Foto: Border




Bookmark and Share

0 comentarios: